Buenas maneras: el correcto uso del pan en la mesa

Buenas maneras: el correcto uso del pan en la mesa

¿Dónde se coloca, cómo cortarlo, lo mojamos o no? Te damos una serie de trucos para que una cosa tan sencilla como usar pan en la mesa no empañe tus comidas o cenas navideñas

Por

Ya sea de trigo, avena, centeno o cualquier otro cereal, el pan es el alimento de origen vegetal más consumido en el mundo, habiéndose convertido en base de la alimentación en decenas de países y culturas. Algo nada casual: el pan es digestivo; favorece el tránsito intestinal (especialmente si es integral); es rico en hidratos de carbono, en sodio y en magnesio; tiene una cantidad aceptable de proteínas; es muy energético y, sobre todo, tienen multitud de posibilidades culinarias. Sin embargo, su uso más frecuente es como ‘acompañante’ de prácticamente todos los platos. De hecho, hay incluso quienes no ‘saben’ comer sin pan. Por eso, como en unos días nos enfrentamos a un sinfín de comidas y cenas navideñas debemos tener en cuenta ciertas normas de uso del pan que demuestren un mínimo de 'buenas maneras' en torno a al mesa.

Te advertimos ya que te vayas olvidando de comerlo a pellizquitos, de mojar 'barquitos' y de sacarle sólo la miga y dejar un agujero cual caverna. 

No te pierdas estos ‘Tips’ (de experta) para una mesa navideña… ¡envidiable!

El pan debe cortarse siempre con un cuchillo de sierra.

No te pierdas: La guía definitiva para hacer pan en casa y que, además, te salga bien

Tal es la importancia del pan en nuestro día a día que cuenta con normas de protocolo propias. Te resumimos algunas de las más importantes para que estas Navidades sepas cómo se utiliza el pan en la mesa:

1. El pan se coloca en la parte izquierda de nuestro plato, más o menos a la altura de las copas, sobre un platito auxiliar. No es educado colocarlo a la derecha, o delante, o detrás del plato, o más aún junto al pan de otro.

2. Lo ideal es que utilicemos panes de una sola pieza. Si no es posible, se servirá una rebanada de pan no demasiado grande. El pan ha de cortarse siempre con cuchillo de sierra -como los tomates-. Así las rebanadas la corteza se romperá sin esfuerzo y nos permitirá cortar rebanadas limpias.

No te pierdas: Este es el mejor pan de Madrid

3. Si ofrecemos pan a otro comensal, debemos hacerlo sobre un plato limpio, o una bandeja.

4. Cuando lo vayamos a comer, debemos trocearlos con los dedos, no con el cuchillo. Se irá troceando a medida que lo vamos comiendo. No resulta educado llevarse a la boca trozos de pan demasiado grandes. Por supuesto, jamás se tomará a mordiscos, algo de muy mala educación.

El pan ha de cortarse siempre con cuchillo de sierra -como los tomates-. Así las rebanadas la corteza se romperá sin esfuerzo y nos permitirá cortar rebanadas limpias.

Cocina práctica: con estos ‘tips’ conseguirás que el pan te dure más tiempo

5. Tampoco es correcto toquetearlo o jugar con él: pellizcarlo, sacar la miga del interior, desparramar las migas por el plato o la mesa...

6. Si no queremos alguna parte del pan (una corteza muy tostada, la miga, etc) debemos separar esta parte y dejarla a un lado del platillo del pan, nunca encima de la mesa.

7. Llegado el momento de las salsas y los deliciosos -e irresistibles- barquitos, es preferible evitar mojar el pan en la salsa. Sólo en caso de mucha confianza se pone un pedazo de pan en el tenedor y se unta discretamente. No resulta demasiado elegante rebañar el plato con el pan y dejarlo totalmente limpio.

Podremos mojar el pan en aceite pinchándolo con el tenedor o bien con la mano.

8. El pan que se ha mojado o ha empujado un alimento se debe comer, o al menos dejarlo a un lado del plato, pero nunca volverá a la mesa.

9. Si nos sirven en un platito o un cuenco un buen chorro de aceite de oliva virgen extra -como ocurre en muchos restaurantes- podremos mojar el pan bien pinchado en el tenedor o cogiendo un pedazo con la mano y directamente, nos lo llevaremos a la boca. En las ocasiones que nos sirvan mantequilla para untar en el pan, cogeremos pedazos pequeños que untaremos con un cuchillo de mantequilla y comeremos de un bocado.

10. Con los postres no se tomará pan. Únicamente con los quesos y compotas.

No te pierdas: 10 recetas que puedes hacer con las sobras del pan

Así que ya sabes, sencillos consejos de protocolo para usar correctamente el pan en la mesa.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.