¿Miel de aguacate y de encina? Dale un toque diferente a tus platos

¿Miel de aguacate y de encina? Dale un toque diferente a tus platos

Tenemos en el mercado mieles conocidas más que de sobra y acabamos de descubrir la de aguacate. Repasamos sus propiedades para la salud y sus usos culinarios

Por

La miel ha estado muy presente en la historia de la humanidad y ha tenido una gran presencia en todas las culturas. Es un ingrediente natural que se consume de muchas maneras distintas, se cocina con ella y atesora un gran número de propiedades saludables, además de utilizarse para muchos remedios caseros. Hay varias mieles en el mercado, desde la mil flores, pasando por la de encina, la de azahar... hasta la más reciente que encontramos desde hace poco en el mercado: la de aguacate.

Es un producto que se obtiene de las abejas -concretamente de la apis mellifera- a partir del néctar de las flores o de las secreciones de algunas plantas, que ellas recolectan y lo transforman mezclándolo con unas sustancias propias; el resultado se almacena en los panales de la colmena y después de un tiempo de maduración, se obtiene la miel.

No te pierdas: 'tips' gastro: esto es lo que (quizá) no estás haciendo bien con la miel

Tipos de miel

Nos cuenta María Fernández-Salvador, fundadora de la firma gourmet Loma de la ermita y experta en mieles que "existen diversos tipos de miel que están marcadas por la zona en la que las abejas transitan, un detalle que hace que cada una de ellas cuente con un sabor especial. Por ejemplo, la miel de azahar es muy sutil al paladar, mientras que la miel de encina es bastante más intensa en boca".

“Las mieles se pueden distinguir tanto por el tipo de abeja que las elabora como por la flor o plantación sobre la que trabajan dichas abejas". apunta María.

Propiedades saludables de la miel

La miel, además de ser una gran fuente de energía, destaca por sus propiedades bactericidas y es una aliada orgánica para proteger nuestra salud. Posee poder antioxidante -consecuencia de su alta concentración en polifenoles-, es muy recomendable para mantener en buen estado el aparato digestivo y son notables sus propiedades astringentes y balsámicas.  Ayuda a mantener la piel sana, evitar el estreñimiento y mejorar la calidad del sueño.

Es muy rica en azúcares, entre un 75-80 por ciento, de los cuales el 70 por ciento son glucosa y fructosa. 100 gramos de miel aportan unas 300 calorías, por lo que tampoco hay que abusar de su consumo.

Miel de aguacate, de azahar, mil flores y de encina

María Fernández nos habla de los beneficios concretos de 4 tipos de miel.

  • Miel de azahar: "también conocida como miel de cítrico o de naranjo, presenta un color ámbar claro y un aroma floral, dulce y prolongado en el tiempo, que recuerda a la primavera. Es sutil y delicada para el paladar. Se trata de una de las más apreciadas y consumidas y se ha usado desde antiguo como ingrediente hidratante para el cabello y la piel”.
  • Miel de aguacate:  "este es un ingrediente desconocido y exclusivo, una variedad muy exclusiva debido a su escasez y a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Aunque es dulce, este tipo de miel también tiene un toque salado. Lo que más se valora de ella no es solo su riquísimo sabor, sino también el hecho de que sea uno de los edulcorantes dietéticos por naturaleza y de que, gracias a sus propiedades diuréticas, ayuda a depurar el organismo. Los chefs de alta cocina han empezado a incorporarla a sus platos".
  • Miel de mil flores: “esta miel es todo un clásico. Es la primera en la que se piensa cuando se pronuncian las cuatro letras. Aporta mucha energía a nuestro organismo y funciona como antibiótico natural, además de aliviar los dolores estomacales. Suelen ser variedades multiflorales, cuyo sabor cuenta con los matices propios de las flores, plantas y arbustos del entorno".
  • Miel de encina: "es una variedad conocida por pocos privilegiados debido a su escasez y a su dependencia climática. De color oscuro (casi negro), y reflejos verdosos o rojizos, presenta un sabor bastante fuerte. El hierro es uno de los elementos naturales de esta miel, y es el que le aporta su tonalidad oscura. Tiene muy diversos usos, pero lo habitual es que sirva como edulcorante natural, para suavizar la acidez del tomate y el sabor de la carne, para clarificar vinos y zumos, para congelar frutas y helados o para potenciar el sabor de los lácteos”.

No te pierdas: la miel en la cocina: propiedades, beneficios y usos culinarios

Cocinar con miel

Estamos ante un producto que se toma como endulzante de numerosas bebidas, para untar en tostadas de pan o para acompañar quesos, pero se le atribuyen numerosas aplicaciones culinarias y es también un ingrediente con el que cocinar salsas, marinar numerosos tipos de alimentos, hacer vinagretas, preparar galletas, tartas, pasteles, bizcochos... Uno de esos auténticos comodines que nos ofrecen un juego tremendo en todo tipo de elaboraciones ya sean dulces o saladas.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.