Arnau París, ganador MasterChef 9: 'cada cocinado que hacía pensaba que me iba a mi casa'

Arnau París, ganador MasterChef 9: 'cada cocinado que hacía pensaba que me iba a mi casa'

Contra todo pronóstico el catalán se ha alzado con el trofeo de ganador y nos cuenta cómo ha sido su paso por el programa

Por

Contra todo pronóstico Arnau París se ha convertido en el ganador de la novena edición de MasterChef. Tras 13 programas en los que ha estado, en muchas ocasiones, más fuera que dentro del talent show, el catalán ha demostrado que poco a poco, con esfuerzo, sacrificio y mucha autoexigencia, los sueños pueden hacerse realidad. No llegó al duelo final como favorito, sus compañeros Fran y Meri copaban las apuestas y, quizá eso, el llegar a la final sin tanta presión, de tapadillo, le ha valido para cocinar más tranquilo, más concentrado y con el foco puesto en una única meta: ganar MasterChef.

Plato a plato: El espectacular menú con el que Arnau consiguió el trofeo de MasterChef 9

La próxima llegará a las librerías su libro de cocina y el próximo curso se formará con un Máster en Cocina, Técnica y Producto impartido por Basque Culinary Center. Mientras tanto se puede degustar su plato "Bosque", el plato principal que elaboró en la final, en el Restaurante MasterChef (C/Velazquez, 150. Madrid). 

Hemos hablado con él y nos cuenta cómo ha sido su paso por el programa, cómo se inspiró en los platos de su menú final, cuál fue su estrategia, cómo define a los jueces y nos adelanta su futuro más cercano en la cocina. Esto, y muchas cosas más, en este vídeo. 

Loading the player...

Vídeo: Vita San Pedro. Edición: Pedro González

¿En algún momento llegaste a pensar que esto podría ocurrir?

La verdad que nunca llegué a pensar que esto podía ocurrir. Yo, cada cocinado que hacía pensaba que me iba a mi casa. Cada foso que hice, cada vez que estaba al borde de la eliminación yo decía: “hoy te vas tu Arnau” Ese ir construyendo poco a poco, al final, me hizo darme cuenta de que era justo merecedor del duelo final.

¿Cómo viviste el duelo final?

El duelo final lo viví de una forma muy bonita, con muchas ganas y como el colofón. Todo lo que has renunciado, todo lo que has dejado de lado para estar en MasterChef ha merecido la pena. Estás donde querías estar, estás con quién quieres estar y sólo te falta lo que más te gusta que es cocinar.

¿En qué te inspiraste para crear los platos del menú?

En platos muy míos. Platos que yo he comido en casa toda la vida. La ‘coca de recapte’ que, mi abuela la hacía y, nosotros la seguimos haciendo. El mar y montaña, que para mi es uno de los mejores manjares. El mezclar carne y pescado, para mi, es brutal. Y luego la crema catalana. Soy un fanático de la crema catalana. Qué mejor que coger todo esto y darle un enfoque mío. Darle mi punto de vista.

Lee también: Aprende a hacer una coca de escalivada

¿De dónde viene esa mano que tienes para los postres?

Mira, en el programa siempre he dicho que la mano que tengo para los postres es de mi genética repostera. Mis bisabuelos, tanto por parte de madre como de padre, eran panaderos. Hacían pan y hacían cocas. No sé si la genética habrá jugado algo o no pero,e s una pasión que yo desconocía. La repostería es algo que siempre se deja de lado. Soy una persona un poco acelerada o alocada y la repostería exige concentración y exactitud. Igual es esa compensación la que me hace brillar.

¿Qué se siente cuando ves que los jueces se pegan por comerse uno de tus platos en la final?

Cuando los jueces se pelan por un plato tuyo mola. Es decir: todo lo que he sufrido yo..ahora…¡pa! ahora lleváis vosotros un poco. Es un honor, en verdad. Yo siempre digo lo mismo: gente a la que idolatras, que es un referente en algo que a ti te alucina y están ahí comiéndose un plato que has hecho tu, valorándolo bien… Y ya cuando se pelean por el, es de sacarse el sombrero.

¿Cuáles han sido tus mejores momentos en el programa?

Los mejores momentos fueron la tarta de boda y la tarta de chocolate porque descubrí una pasión dentro de una pasión. Mi pasión es la cocina y descubrí que la repostería me gusta mucho más.

¿Cómo definirías a los jueces de MasterChef?

Samantha es precisa, exacta y exigente. Pepe es cercano, campechano y profesional. Jordi es un poco un mix de los dos. Un tío cercano pero no demasiado, el nivel de exigencia es alto y que cuando quiere es la zanahoria y el palo.

¿Cuál ha sido tu estrategia para ganar?

Estrategia tenemos todos en la vida. Al final todo es estrategia, todos queremos llegar a algo y vamos a utilizar los medios disponibles para llegar a ello. Es tener claro dónde vas, dónde quieres llegar y ser rápido adaptándote.

¿Para quién te gustaría cocinar?

Yo soy muy feliz cuando cocino para mis amigos. Y cuando digo mis amigos, digo mis amigos de la infancia que somos un grupo de siete y cuando nos juntamos todos…oye venid que os haré un menú degustación y es cuando para mi cobra sentido la cocina. Y aprender. Entiendo la cocina como algo que se comparte.

¿Cuál es tu futuro dentro de la cocina?

El futuro más inmediato realmente es el Basque Culinary Center, que para mi es el premio gordo. Eso no quita que yo ya he arrancado, a día de hoy, un proyecto gastronómico. Nosotros en casa somos productores de vino, de aceite, tenemos turismo rural… Y estoy intentando vincular todo esto. Un poco el mensaje del menú de la final, el origen de paremos un momento, miremos hacia atrás y enfoquemos el futuro. No hay que renunciar a la vanguardia, tecnología, no hay que ir a vivir a una cueva, no. No estoy hablando de esto. Estoy hablando de que, a lo mejor, es mejor comer cabrito, comer cerdo, comer pollo una vez al mes o dos pero que sea un pollo de corral, sostenible, de un productor con un trato amable detrás… Un poco es esto, llevar a la gente al origen de las cosas.

¿Cuál es tu receta de verano favorita?

Una escudella. Que es el cocido catalán. Yo soy un fanático de la sopa y creo que cuanto más calor hace, más tienes que comer porque sales sudando a la calle y parece que hasta hace fresquito. Yo soy muy de cuchara, de plato hondo, de guiso y la sopa es… a mi el cocido me alucina. Tu te pones un buen cocido o una escudella ahora en el mes de julio, de agosto…y con la sudada que pegas…te vas a refrescar seguro.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.