Así se hace la (sencillísima) salsa de tomate del restaurante italiano del que todos hablan

Así se hace la (sencillísima) salsa de tomate del restaurante italiano del que todos hablan

Desde su apertura hace cinco meses, Bel Mondo se ha convertido en uno de los establecimientos más populares y exitosos de Madrid

Por

Para los franceses Tigrane Seydoux y Victor Lugger (ambos, en la imagen inferior) la oferta de restaurantes italianos en París era muy poco atractiva: o locales carísimos que dejaban temblando el bolsillo, o baratos pero con una calidad muy mediocre. En sus cabezas rondaba la idea de ‘democratizar’ la buena cocina italiana así que, antes de montar ningún restaurante, decidieron que debían viajar al país transalpino para hacerse con una buena red de pequeños productores y proveedores.

Tras año y medio de periplo por Italia, con los ‘deberes’ hechos, y de vuelta ya en París, abrieron en 2015 el que sería su primer establecimiento East Mamma (una trattoria clásica). Tal fue su éxito que, solo tres meses más tarde, abrían su segundo local:  Ober Mamma. Hoy día, su grupo de restauración, Big Mamma, cuenta con 13 locales: 10 en Francia, dos en Londres, y el último de ellos, el madrileño Bel Mondo, que abría sus puertas en la capital el pasado mes de septiembre convirtiéndose casi de inmediato en una de las aperturas más sonadas y exitosas de 2020. Algo nada sencillo, teniendo en cuenta, además, el complejo escenario derivado de la crisis sanitaria.

Sin embargo, se dieron los factores necesarios: una cocina de calidad (basada en productos llegados directamente desde distintos rincones de Italia, gracias su red de más de 150 proveedores); un precio más o menos contenido; una ubicación magnífica, en plena calle Velázquez; y un impresionante local de 1000m2, entre cuyos espacios -muy instagrameables- destacada la inmensa y demandada terraza, decorada al estilo de los patios de la costa amalfitana (imagen superior).

También ayudaron las restricciones más o menos laxas de la Comunidad de Madrid a la hostelería (impensables en otras ciudades europeas). ¿Resultado? Un local de moda, perfecto para ‘ver y dejarse ver’, pero también para comer rico un tipo de cocina que gusta a todos, por un ticket medio asumible (30-40 euros), y donde reservar mesa no es tarea fácil.

UNA CARTA CON AUTÉNTICO SABOR A ITALIA

Es esa red de pequeños proveedores italianos (a la que han sumado algunos españoles) y la buena mano del chef ejecutivo del grupo, el napolitano Ciro Cristiano, la que ha hecho que comer en Bel Mondo suponga viajar a Italia con el paladar. Delicias como la auténtica burrata, el Proscioutto di Parma o la Mortadella al tartufo están presentes entre los entrantes de una carta donde, por supuesto, no falta su particular apartado de pizzas napolitanas, o de pastas hechas a mano. Entre ellas, cuenta con especial aceptación la Carbomamma (espaguetis servidos directamente en la rueda de queso Pecorino con el auténtico guanciale de la Toscana).

Otro de los platos top es el Crazy San Marzano, pasta con tomates confitados San Marzano, burrata y aceite de albahaca. Al parecer, el secreto aquí está en la salsa de tomate que emplean, ‘the real salsa pomodoro’, como les gusta decir. ¿Y qué tiene esa salsa para gustar tanto? “¡Hacerla es pan comido! Tan solo necesitamos unos pocos ingredientes”, cuentan desde Bel Mondo, cuyo equipo de cocina no tiene problema en desvelar la receta. Si quieres descubrirla tan solo tienes que pulsar en la imagen inferior. Anímate a preparar esta salsa y dar un toque auténticamente italiano a tus platos pasta.

SALSA AL POMODORO, PASO A PASO

VER RECETA

Te puede interesar:
Celebra el Día Mundial de la pizza con estas recetas ‘top’
Si te gustan las pizzas vegetales, ¡amarás estas recetas 'meat free'!
Escoge tu pasta favorita, ponte el delantal y ¡a cocinar!

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.