El Molín de Mingo, un sitio de cuento donde disfrutar de la mejor comida asturiana

El Molín de Mingo, un sitio de cuento donde disfrutar de la mejor comida asturiana

Su buena cocina asturiana en plena naturaleza es uno de los reclamos de este idílico lugar

Por

Por mucho que viajemos, que conozcamos lugares maravillosos siempre nos tira nuestra tierra, el volver al origen, a nuestras raíces y eso es lo que le ocurre a Felix Carrizo, que aunque ha vivido en distintas partes del mundo, no encuentra nada como Asturias y sobre todo como El Molín de Mingo, un bucólico restaurante, perdido por los caminos de bellos parajes en Peruyes, dentro del concejo de Cangas de Onís.

VER GALERÍA

Félix Carrizo, asturiano de pro, ha vivido en Cataluña, Madrid, Nueva York, Bruselas, Londres, Roma… y ha ido, poco a poco forjando su carrera como experto en comunicación, marketing y PR compaginándola con una de sus aficiones de la infancia, la pintura. Actualmente desarrolla conceptos creativos y estrategias de marketing y PR con el diseñador de zapatos Pedro García y a la hora de elegir su restaurante favorito, Félix no tiene dudas e inmediatamente vuelve a su lugar de origen: Asturias.

VER GALERÍA

La ubicación de cuento de El Molín de Mingo, al lado del río y rodeado de bosques es uno de sus principales atractivos “alejado del tráfico y los ruidos de la ciudad”. Su cocina asturiana en plena naturaleza es otro de los reclamos de este lugar en el que trabajan especialidades regionales como los tortos –bollitos de maíz rellenos-, la fabada, el pote asturiano, el cachopo, la crema de queso gamonéu o el arroz con pitu de Caleya –que es el plato favorito de Félix Carrizo-.

El Molín de Mingo es perfecto para el verano, pero su ambiente cálido y acogedor también lo convierte en un lugar ideal para visitar en las estaciones de más frío.

¿Por qué eliges El Molín de Mingo?
Por su deliciosa comida, el encanto del espacio, el trato amable e impecable del personal y la ubicación de cuento en la que se encuentra el restaurante, al lado del río, rodeado de bosques y montañas y lejos del tráfico y el ruido de la ciudad.

¿Qué es lo que más te gusta?
Dominan los platos de su breve carta a la perfección y ponen mucha atención a cada detalle de manera elegante pero sin pretensiones. Su propietaria, Dulce, es encantadora y logra que la experiencia en El Molín de Mingo  sea siempre perfecta. En los meses de frío, el ambiente cálido y acogedor del comedor interior hace que te sientas como en casa, y cuando llegan días de calor es maravilloso sentarse fuera, bajo un árbol junto a su jardín silvestre escuchando el agua que baja entre las rocas por el río.

VER GALERÍA

¿Cuál es tu plato preferido?
Su arroz con "Pitu de Caleya” (pollo de raza autóctona asturiana criados sin piensos), un clásico del Molín.

¿Qué es lo más importante para ti en un plato?
Materia prima de calidad y que los sabores esenciales resalten sin ser apagados por condimentos innecesarios.

VER GALERÍA

Si lo visitas no puedes irte sin probar…
Además del “Pitu de Caleya”, imprescindible probar sus ¡croquetas! son las mejores que he probado jamás, en especial las de “compangu” (el chorizo, morcilla y tocino empleado en la elaboración de la fabada asturiana). También cocinan de maravilla otros clásicos de la cocina asturiana como el “cabritu” guisado, los tortos de maiz, la fabada o el cachopo de ternera. Además, siempre sorprenden añadiendo platos temporales  a su carta. La última vez que estuve allí probé una sabrosísima ensalada de diferentes tomates y unas alcachofas con berberechos deliciosas. Para los que les quede ganas de algo dulce, sus postres caseros son increíbles. Mis preferidos, la tarta de queso, la galleta de naranja y ¡el arroz con leche!

VER GALERÍA

¿Con quién sueles venir?
Es un lugar perfecto para todo tipo de grupos. Voy a menudo con mi familia pero también organizo allí muchas comidas con amigos. Siempre que llevo a alguien al Molín por primera vez se enamora inmediatamente de este lugar único.

¿Recuerdas la primera vez que lo visitaste?
Cuando era niño e íbamos con la familia. Recuerdo que la comida me encantaba ya entonces, pero sobretodo recuerdo lo bien que me lo pasaba jugando y bañándome en el río.

¿Qué lo hace diferente a los demás?
Una comida asturiana fantástica, un entorno natural único, un ambiente acogedor y un servicio excelente.

¿Con quién vendrías a comer y qué le recomendarías pedir sí o sí?
Con mi grupo de amigos más cercanos y probar un poco de todo el menú.

Cuéntanos una anécdota que te haya ocurrido en este lugar
En el Molín de Mingo he pasado momentos inolvidables. Cuando somos un grupo grande, nos guardan el precioso comedor privado que tienen en el hórreo del jardin. Allí tenemos nuestra propia chimenea y estamos tan a gusto que siempre alargamos la sobremesa varias horas.!

¿Qué canción te gusta escuchar cuando estás comiendo con los amigos?
Clásicos de Cat Stevens, Bob Dylan, Nina Simone… y mi preferido, Leonard Cohen.

EL MOLÍN DE MINGO
Dónde: Finca Molín de Mingo, 33540 Peruyes, Asturias
Reservas: 985 92 22 63
Precio medio: €€