Haz 'scones' en casa como una auténtica 'royalty'

Haz 'scones' en casa como una auténtica 'royalty'

Estos pequeños panecillos de origen inglés no faltan nunca a la hora del té y suelen acompañarse de una suave mantequilla y una dulce mermelada de frutos rojos.

Por

Cada año, la Casa Real Británica asegura preparar cerca de 27.000 tazas de té, 20.000 sandwiches y cerca de 20.000 pedazos de pastel para sus fiestas y recepciones. Lo que no nos dicen es cuántos scones necesitan en Buckingham para superar los 365 días en los que se sirve el desayuno o esa institucionalizada y pequeña merienda que, puntualmente, se ofrece a los presentes todas las tardes. Sí, es el momento conocido como el Afternoon tea y es una tradición que recorre, desde hace siglos, el país británico.

De todos los bocados, dulces y salados, que pueden servirse a esta hora, los pasteleros de Buckingham han querido compartir con nosotros su receta secreta para elaborar los scones favoritos de la Reina Isabel II, para que puedas hacerlos en casa y disfrutarlos como hace ella. Su chef, Mark Flanagan, que lleva más de una década organizando este servicio de tarde en la residencia real, confirmaba en el último libro oficial de cocina publicado por la Royal Collection Trust (Royal Teas: Seasonal Recipes from Buckingham Palace) que tres de las recetas favoritas de Su Majestad son los drop scones (sus tortitas preferidas), la Victoria Sponge (una tarta de bizcocho cubierto de crema de vainilla) y, cómo no, una esponjosa tarta de zanahorias. Sin embargo, ahora que se acerca el verano, se buscan elaboraciones más ligeras y, entre ellas, destacan los scones de los que tenemos receta.

¿Qué son los scones?

Son unos pequeños bollitos de masa, dulces o salados, cuya receta más clásica mezcla harina, azúcar, huevos, un poco de mantequilla y unas uvas pasas que, a veces, desaparecen o se cambian por pequeñas pepitas de chocolate o frutos secos. Porque, ya sabemos, las uvas pasas despiertan amistades y enemistades a partes iguales. 

Lo más normal es que se acompañen de mantequilla o clotted cream (una nata líquida muy densa de textura más sedosa que la propia mantequilla), además de una mermelada que suele se de fresa, pero que puede convertirse en una de naranja o frutos rojos.

¿Cómo se toman los scones?

  1. Al desmigarse fácilmente, necesitan de un cuchillo y tenedor. Abrirlos con la mano es un error.
  2. En cada una de las dos mitades, se pone un poco de mantequilla o crema, además de mermelada.
  3. Se come cada pedazo por separado, nada de hacer un sándwich de scones.
  4. Y, después, un pequeño sorbo de té.

Paso a paso: los scones de la Reina

Aunque se pueden hacer de queso o, incluso, dulces, la receta más clásica y que nos llega desde el propio Buckingham Palace son estos scones con uvas pasas y una textura muy suave.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.