recetas de cocina casera

En 2018 vuelve la cocina tradicional: Rabillo con salsa de manzana

Se trata de una pieza de carne que resulta muy jugosa y fácil de comer. Pruébala en combinación con la manzana, que le da un toque de dulzor a esta receta con la que sorprenderás a tu familia e invitados

por hola.com

El rabillo de ternera es una de las carnes que se localiza en la parte más alta de la cadera, junto al cantero y el corazón de la misma. Es una carne muy sabrosa y tierna que no tiene nervios y es casi sin grasa.

Se puede decir que es parecido al redondo, pero mucho más jugoso, así que es bastante fácil preparar recetas exquisitas que gustarán a todos los comensales. Se puede cocinar de varias formas: a la plancha, mechada, guisada… Da igual como la cocines, de cualquier manera tendrá un resultado más que sabroso.

En esta ocasión la preparación se hace con una deliciosa salsa de manzana que le da una pincelada de dulzura a la receta y es el acompañante perfecto del rabillo.

Cuando vayas a comprarlo, pide al carnicero que le ponga una cuerda o malla alrededor para que no se deshaga y, de esta forma, ahorrarás tiempo.

Ingredientes para la elaboración

  • 1 kilo de rabillo de ternera.
  • 4 zanahorias.
  • 1 puerro.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cebollas medianas.
  • 1 vaso de caldo de carne.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 2 manzanas.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de pimienta.
  • 1 vasito pequeño de aceite de oliva virgen extra.

Para la guarnición

  • Taquitos de bacon.
  • Unos gajos de manzana.
  • Unas patatas cortadas en cuadrados.

VER GALERÍA

Elaboración paso a paso

-Lo primero que debes hacer es enharinar un poco el rabillo y dorar a fuego fuerte. Posteriormente añade el vino y deja que empiece a cocer.

-El siguiente paso es cortar las cebollas en trozos más o menos grandes y las zanahorias, para añadirlas a la cazuela junto a los dientes de ajo.

-Es el momento de que añadas el vaso de caldo, la sal y la pimienta. En el momento que el guiso comience a cocer, baja un poco el fuego y tapa la cazuela.

-Remueve de vez en cuando hasta que se tome bien el guiso, que será aproximadamente una hora y media después.

-Pasado ese tiempo, pela y trocea las dos manzanas y añádelas a la cazuela, dejando cocer de nuevo hasta que el rabillo esté hecho por completo. Podrás saberlo si lo pinchas con un palillo y compruebas que por el centro está ya tierno y jugoso.  

-Una vez que el rabillo esté listo, sácalo de la cazuela a una bandeja para cortar la cuerda o malla y hazlo rodajas.

-El siguiente paso es batir todo el caldo, las verduras y las manzanas que han quedado en la cazuela hasta que quede todo bien pasado. Pon la salsa obtenida de nuevo en la cazuela a fuego medio y corrige tanto de sal como de pimienta. En cuanto haya hervido un poco, vierte por encima del rabillo ya cortado en rodajas.

-El último paso es hacer la guarnición, ya sean las patatas fritas en dados, el bacon a la plancha o las manzanas en rodajas, que en este último caso pasarás un poco por la sartén en lugar de freírlas para que no se deshagan en exceso. Ponlos en cada plato al lado de la ternera, con la salsa por encima.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie