Skip to main contentSkip to footer
isabel gemio getty© Getty Images

Isabel Gemio

Lleva a gala el ser extremeña y el haber trabajado infatigable para llegar a ser una de las presentadoras con más carisma y popularidad de España. Isabel Gemio puede estar triste, pero una chispa en el fondo de lo más oscuro de su mirada revela que volverá a resurgir. Porque la tenacidad es un rasgo clave de su personalidad


Actualizado 2 de abril de 2024 - 21:45 CEST
Alburquerque, Badajoz

Isabel Gemio nació en Alburquerque, provincia de Badajoz, y en vez de nacer, como se suele decir habitualmente, con un pan bajo el brazo, lo hizo con un micrófono. Tenía tan solo 17 años cuando probó, por vez primera, la magia de las ondas y en ellas se quedó atrapada. De Extremadura se marchó a Radio Gerona (SER) y comenzó a ser conocida por los más aficionados a la radio como Isabel Garbi, La chica de la radio como se titulaba un programa con el que alcanzó, podríamos decir, el estrellato radiofónico.

De la radio a la televisión

Entró en el mundo de la televisión con un programa infantil, Los sabios junto a Andrés Caparrós. Luego, encontró su lugar en Telesur con el programa Hoy mismo. Desde ese momento, Isabel Gabi volvió a ser Isabel Gemio, una de las presentadoras más queridas de la historia de la televisión en nuestro país. Muchos de los programas que ha presentado se convirtieron en líderes de audiencia. Tal vez, esa mezcla de profesionalidad y puro corazón; esa fortaleza que se quebraba sutilmente con las historias tristes que circulaban por sus programas: de Lo que necesitas es amor a Sorpresa, sorpresa, pasando por el Hay una carta para ti, Isabel Gemio se introducía, a través de la pequeña pantalla, en el corazón mismo de las familias.

Trece años al frente del programa de radio 'Te doy mi palabra'

Y aunque en la televisión tuvo mucho éxito y se desenvolvía como pez en el agua, Isabel era carne de radio y cuando se le presentó la oportunidad de regresar al medio que la vio nacer, no lo dudo ni un segundo y desde 2004 a 2017 dirigió y presentó el magacín radiofónico Te doy mi palabra en Onda Cero. 

En 2018, tras 26 años de ausencia, regresa a Televisión Española para presentar el espacio de entrevistas Retratos con alma y en abril de 2023, estrena el pódcast El refugio de los salmones, producido por Quality Media.

Su noviazgo con el periodista Luis Arribas Castro

Si bien es cierto que siempre ha sabido estar ante los micrófonos y las cámaras, Isabel Gemio ha intentado mantener su vida privada en un segundo plano. Durante ocho años estuvo unida sentimentalmente al periodista Luis Arribas Castro, quien era 26 años más mayor que ella y quien acabó conquistándola a fuego lento. "Arribas Castro fue el gran amor de mi vida. Me doy cuenta de que lo sigo echando de menos. Te llegaba al alma, era alguien muy tierno, con un gran corazón" declaraba Isabel en la emisora RAC1 tras el fallecimiento del locutor en febrero de 2006.

Su matrimonio con Nilo Manrique, padre de sus dos hijos

Tras esta ruptura sentimental, Isabel realiza un viaje a Cuba donde conoce al escultor Nilo Manrique, con quien la comunicadora cumple su gran sueño de formar una familia después de que él abandonara la isla y se estableciera en España. El año 1997 fue inmejorable, la pareja se casó el 7 de abril a través de una ceremonia íntima y civil en San Sebastián de los Reyes, Madrid y ese mismo año, llegó a sus vidas su primer hijo, Gustavo, al que adoptaron con tan sólo diez meses. Dos años después, y fruto del buen momento sentimental que atravesaban, nació el 30 de enero el menor de sus hijos, Diego.

Sin embargo, su matrimonio comienza a hacer aguas y la pareja se separa en enero de 2002 aunque se reconcilia en enero de 2003.Pero la relación ya está terriblemente deteriorada y aunque ambos luchan por que lo suyo salga a flote acaban ratificando su divorcio en 2005. 

La enfermedad de su hijo Gustavo

Ese es quizás el año horribilis para Isabel, quien da a conocer que su hijo Gustavo padece la enfermedad de Duchenne, una grave afección degenerativa muscular y que su esperanza de vida, por lo general, no es de más de 15 años, aunque este gran luchador ya va camino de los 30.

Fundación Isabel Gemio

Abatida tras este diagnóstico, la periodista atravesó una fuerte depresión que logró superar, en parte, por el coraje de su niño, quien le daba las fuerzas necesarias para transformar las sombras de su vida en aprendizaje. Es por este motivo y tras asumir que no existe cura para este mal cuando la periodista crea la Fundación Isabel Gemio, una organización para la investigación de Enfermedades Neuromusculares, Distrofias Musculares y otras Enfermedades Raras.

"Estuve como una zombi durante mucho tiempo. Asumir la enfermedad de mi hijo me llevó años. Imagínate, una década en organizar y poner en marcha la fundación. Pues yo creo que tardé diez años en asumirlo. Cuando lo asumí y acepté que era lo que había entonces me pregunté qué podía hacer. Y la fundación me pareció una buena iniciativa. Asimilar un diagnóstico de estas características lleva mucho tiempo porque es una enfermedad incurable que no tiene tratamiento en el mundo" declaraba Isabel a HOLA.COM. 

Premios y reconocimientos

Comunicadora nata, Isabel continúa compaginando lo mejor que puede su familia con su profesión realizando diversas colaboraciones tanto en radio como televisión pues su impecable currículum la precede y como bien dice ella solo le gusta "comunicar, contar historias y hacer preguntas".

Ha obtenido dos premios TP de Oro, un Micrófono de Plata, dos Antena de Oro, un Micrófono de Oro, el premio del Club Internacional de la Prensa y el Garbanzo de Oro. Igualmente le concedieron el premio Clara Campoamor por su contribución a los derechos de las mujeres y el Ondas por su trayectoria en radio.