¿Qué 'look' de novia prefiere?

Max Factor nos desvela las claves de cuatro 'looks' muy diferentes para lucir radiantes el día de la boda

por hola.com

Estamos en unos meses en los que las bodas son las grandes protagonistas. Y qué mejor momento para intentar ayudar a las prometidas para conseguir un look radiante. La firma de maquillaje Max Factor les propone cuatro estilos de maquillaje de lo más dispar, que les pueden servir de inspiración para ese día tan especial en el que ellas son el centro de atención, basados en la inocencia de principios del siglo XX, el 'glamour' de los años 30, el exotismo del lejano Oriente y la belleza natural de las mujeres de hoy en día.

Pero, antes de ir paso a paso, es importante tener en cuenta una serie de premisas básicas para que todo vaya bien ese día. Por encima de todo, la novia tiene que sentirse cómoda, a gusto consigo misma y segura de su aspecto. Para ello, el maquillaje debe ser diseñado teniendo en cuenta todos los elementos que configurarán su aspecto final para dar el sí quiero: el peinado, el vestido, el ramo... Gregorio Ros, maquillador oficial de la firma, opina que lo fundamental en el maquillaje de una novia es que muestre su belleza innata, que no enmascare ni oculte la fuerza de cada mujer en uno de los días más importantes de su vida: colores suaves y naturales, no aplicar producto en exceso y recurrir a productos de larga duración y ‘waterproof’ deben ser las constantes para todo maquillaje de novia, incluidas estas cuatro propuestas. ¿Por cuál se decanta?

Año 1900, la inocencia hecha mujer. "Para recrear la belleza de una novia de ensueño inspirada en el estilo de principios del siglo pasado, lo mejor es optar por un maquillaje sencillo y natural, dando ese toque de rubor al rostro tan característico de la época. Basta con saber combinar un rostro de porcelana con unos ojos despiertos y unos labios sensuales para revivir la tierna belleza de principios del siglo XX", explica Gregorio Ros. La clave de este look es un rostro muy natural, de suave acabado satinado, complementado con un ligero toque de colorete en tono rosado: "El rubor en las mejillas, sinónimo de inocencia y candidez, es una de las características que más me gusta del maquillaje de una novia".

Además, huye de una mirada demasiado intensa, y se prescinde del eye liner o el khol para no endurecerla. ¿Los tonos de las sombras? Los tierra en diferentes matices. Y el objetivo es que los labios queden frescos, sencillos y jugosos. Gregorio Ros recomienda emplear un color de perfilador lo más parecido posible al de la barra de labios. "Para evitar que el trazo se vea, debe de ser empleado de manera sutil, difuminando el trazo hacia el interior del labio. Después el color debe de aplicarse con la barra cuidando de no sobrepasar el trazo marcado con el lápiz, y así evitar manchar de color la parte exterior al labio. Para aplicar la barra de labios de manera más precisa se puede emplear un pequeño pincel".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie