Esto es una prueba

saefagaergaegaergae

por hola.com

En 1867 el archiduque Luis Salvador de Austria se enamoró de Mallorca. Su pasión por la isla le llevó a comprar numerosas posesiones a lo largo y ancho de la Sierra de Tramuntana, dejando un legado natural que abarca desde Valldemossa hasta Deiá y dando nombre a la llamada ‘Ruta del Archiduque’.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie