¿Engordan los hidratos?

Por Juan Rallo

by hola.com En las comidas que más hidratos de carbono encontrarás es en los cereales, arroces, pastas, patatas, legumbres y todos los dulces.

Los hidratos de carbono, una vez digeridos y absorbidos, se convierten en una sustancia llamada glucógeno. El glucógeno es la sustancia que usa tu cuerpo como energía para las distintas actividades celulares, así, se podría decir que es la gasolina de tu cuerpo.

El glucógeno es una fuente de energía inmediata, tu cuerpo es capaz de almacenar poca cantidad, aproximadamente entre 400 y 750 grs. Puesto que para conservar cada gramo de forma activa, necesitas 4 gramos de agua, es poco rentable como energía almacenable. Por eso, cuando ingieres más de la cantidad máxima almacenable, tu cuerpo prescinde de guardar la energía en forma de glucógeno, porque necesitaría demasiada agua, y los almacena transformándolos en grasa.

De esta manera, el carbohidrato es una fuente de energía rápida y eficaz para uso inmediato, pero con límite de almacenaje. La clave, y uno de los pilares de tu salud alimenticia en general, es que si te pasas de ingerir hidratos, desbordas las reservas de glucógeno, y los que excedan de las cantidades de almacenaje, se transformarán en grasa al instante. Así, el aporte de hidratos ha de ser espaciado, para que dé tiempo a ir quemándolos, y en cantidades pequeñas, para no desbordar. Y de aquí viene el consejo que tantas veces has oído de comer pocas cantidades muchas veces.

Otro factor muy importante que debes conocer de los hidratos, es que según el tipo que sean, tienen distintas velocidades de absorción, lo que se conoce como índice glucémico. Cuanto más dulce es un alimento, más rápidamente se absorbe, y pasa al torrente sanguíneo. Esto no es ni bueno ni malo, sencillamente, debes saber en cada momento lo que necesitas.

Por ejemplo, una tenista después de dos horas jugando necesita rellenar rápidamente las reservas de glucógeno antes de quedarse sin fuerzas, y para ello necesita un alimento muy dulce, de alto índice glucémico, para disponer de la energía rápidamente.

Sin embargo, para la mayoría de nosotros, las necesidades de aporte de energía no son tan “urgentes”, y por eso, el tipo de hidratos que más nos convienen son los hidratos de absorción media o lenta, para ir disponiendo de su energía al mismo ritmo que vamos consumiéndola y que así no desborde los depósitos que antes hemos citado.
Como referencia, cuanto más tratado o refinado es un producto, menos tiempo nos va a costar digerirlo, y más rápido lo vamos a absorber, por eso, si comes muchos dulces, obtendrás mucha energía en poco tiempo, de manera que desbordarás los depósitos de hidratos, con lo que se convertirán en grasas.

¿Engordan los hidratos? Como hemos dicho, si te pasas engordas, pues se convierten en grasa. Decir cuál es la cantidad recomendada es muy aventurado, porque depende de demasiados factores (edad, peso, actividad, etc.).

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie