chloelecareux

Suplementos, inmunidad y células madre: el 'wellness' del futuro es ya una realidad

Simone Gibertoni, CEO de Clinique La Prairie, nos explica las tendencias que están marcando y marcarán 2021

por Amaia León

En un año en el que nuestra vida tal y como la conocíamos ha dado un giro radical, la mayoría de las economías vinculadas con la moda y la belleza han decrecido de forma estrepitosa. Con una gran excepción: el wellness, todo aquello que tiene que ver con el bienestar personal. Ahora estamos más concienciados que nunca con la importancia de cuidarnos, por dentro y por fuera, no solo para vernos mejor, sino para vivir más. Una tendencia que llevaba tiempo en auge -desde 2017, su facturación crecía alrededor de un 10% por año-, pero que ahora ha cobrado más importancia al tiempo que variaban sus pilares. Ya no se trata de estar delgada o tener una piel más joven, nuestras nuevas prioridades son mejorar de verdad nuestra salud -física y mental- o potenciar nuestro sistema inmunitario. Así nos lo confirma Simone Gibertoni, CEO de Clinique La Prairie, la icónica clínica suiza que, justo antes de la pandemia, inauguraba su primer centro en Madrid.

Los tratamientos más completos con los que remodelar cada zona del cuerpo

Genética vs. estilo de vida

"Hace casi un siglo que lanzamos nuestro programa de revitalización", comienza Gibertoni a explicar por qué Clinique La Prairie está considerada una clínica tan puntera. Era 1931 cuando abrían su primera clínica holística en Montreaux (Suiza) y, en estos 90 años de recorrido, siempre han ido un paso -o varios, más bien- por delante que la competencia. También ahora. "Pocos años después, incorporamos el tratamiento de la inmunidad, que ahora mismo es una de las prioridades de la mayoría". Sus exclusivos programas de 6 días personalizados siempre comienzan por un test genético -"fuimos la primera clínica del mundo en hacerlo", afirma- y, desde este año, añaden un análisis epigenético que mide el impacto de nuestro estilo de vida en nuestro envejecimiento.

"Hace 10 años se creía que la genética era mucho más influyente que el estilo de vida, pero ahora ya sabemos que no: los hábitos son lo más importante, el ADN mucho menos. Nuestra filosofía es analizar tu ADN para entender cuánto de afortunado eres o no -con diferentes test, según el programa- y después hacemos un estudio epigenético para saber cuántos años aparenta tu cuerpo. Es decir, si eres más joven o más mayor que tu edad real, para así poder cambiar tu estilo de vida", explica Gibertoni. A partir de esos resultados, se crea un programa personalizado integral -otra tendencia en la que fueron pioneras- que incluye tratamiento médicos, protocolos de belleza, pautas nutricionales... y el extracto CLP que reactiva las defensas internas y reactiva, otra razón de que esta clínica se considere única.

Al terminar ese programa intensivo en Suiza, llega lo verdaderamente importante: asumir los nuevos hábitos coom estulo de vida. "En esa semana aprenden y entienden por qué tienen que cuidars, y ven los primeros resultados, algo que siempre motiva para seguir. Pero por supuesto tienes que continuar después", reconoce el CEO. Para facilitar esa labor, acaban de lanzar una gama de suplementos nutricionales, la gran tendencia de belleza y bienestar del momento.

- El suplemento con colágeno con el que dejarás de sentirte hinchada

Suplementos nutricionales: ¿una tendencia que funciona o un producto de las empresas?

"No encontrábamos nada en el mercado que quisiéramos dar a nuestros pacientes cuando se iban de la clínica, así que comenzamos a desarrollarlo. Es diferente a lo que existe en el mercado, sabemos que es muy caro, pero es exactamente lo que nuestros clientes quieren. Son cuatro productos diferentes, para distintas necesidades, pero todos ellos llevan nuestro complejo único y los mejores ingredientes", afirma. Está claro que el objetivo no es vender de forma masiva (los precios van desde los 310 euros hasta los 600 para dos meses), pero, ¿no es una forma de subirse a un carro, el de los suplementos nutricionales, al que tantas firmas de cosmética lo están haciendo últimamente?

"Desde el punto del vista del retail sí es una tendencia a la que se han apuntado muchas marca de belleza, pero nuestros complejos son otro tipo de productos", responde Simone Gibertoni. "Son resultado de cuatro años de investigación y de nuestra experiencia previa, y estamos haciendo estudios para cuantificar, de forma real, cuánto pueden ralentizar el envejecimiento", nos adelanta. Pronto esta gama de complementos (con efectos antiedad, détox, de balance y energéticos) estarán disponibles en la clínica de Madrid, que también irá ampliando su oferta en otras áreas que pronto serán también tendencia. La investigación con células madre, "que tiene mucho potencial", y la inteligencia artificial para estudiar la piel son dos campos que según Gibertoni despuntarán muy pronto en el wellness.

Madrid, capital del 'wellness'

A medida que incoporen estas y otras novedades, Clinique La Prairie busca que su centro de Madrid sea el lugar donde los pacientes continúen su tratamiento una vez vuelvan de Suiza, o también la puerta de entrada a su universo para quienes no lo conocen. Una puerta que, ahora está completamente abierta, pero que tuvo que cerrarse a los pocos días de abrir, en febrero de 2020. En ese momento, Madrid se erigía como el próximo destino wellness en Europa, segunda potencia mundial en este sector después de Estados Unidos. Una calle -Fernando VI- convertida en corazón del fitness premium, restaurantes de comida saludable haciendo la competencia al fast food por toda la ciudad, o la apertura próxima de un macro spa urbano de 1.400 metros cuadrados -en el Hotel Four Seasons, cuya inauguración tuvo que aplazarse hasta octubre- dibujaban un marco perfecto para trasladar la filosofía de Clinique La Prairie a la capital española. 

"En nuestra clínica de Montreux teníamos muchos clientes de América del Sur que nos decían que cada vez pasaban más tiempo en Madrid. Cuando vimos el desarrollo de la ciudad, que iban a abrir el Four Seasons, el Mandarin Oriental… pensamos que era el momento de abrir también", nos cuenta Simone Gibertoni, CEO de Clinique La Prairie, sobre la razón que les impulso a abrir una sede de su famosa clínica suiza, por donde cada año pasan personas de 80 países, precisamente en Madrid. Así, a finales de febrero de 2020 abría sus puertas un inmenso (y precioso) centro de 4 plantas en la calle de Fortuny... que tuvo que cerrar una semana después debido al estado de alarma. En Bangkok y Doha los proyectos de esta exclusiva clínica también se pararon a causa de la pandemia, pero ahora que el wellness resurge con fuerza tienen, de nuevo, la oportunidad de demostrar que su prestigio no es infundado, sino el merecido resultado de casi un siglo de experiencia e investigación.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie