ayuno

5 mitos que debes conocer antes de probar el ayuno intermitente

Los entresijos de la 'no dieta' que se basa en dejar que el sistema digestivo descanse durante horas

por Mariana Chacón

Uno de los mayores atractivos de la "no dieta" que desde hace varias temporadas fascina al mundo entero es su premisa sin restricciones, por lo menos en cuanto a qué es lo que se puede comer. Y es que, cuando hablamos del ayuno intermitente el control solo entra en juego a la hora de fijar los horarios, pues este sistema combina a lo largo del día periodos en los que se come con otros en los que se permite que el sistema digestivo descanse. Entre las versiones más fáciles de seguir este método está la 12:12, es decir, doce horas de ayuno seguidas de otras doce en las que se concentran el desayuno, la comida y la cena. Como advertencia, a pesar de que muchas se animen a probarlo con el objetivo de adelgazar, los expertos avisan de que este no es su fin, además de otros 4 malentendidos que rodean al régimen que popularizaron las celebrities y que deberías conocer si quieres darle una oportunidad. 

VER GALERÍA

-Eva Mendes cuenta cuál es la dieta que le ha cambiado la vida

1. Siempre adelgazas ✗

Un mito a medias, y es que, si bien los periodos de ayuno suelen desencadenar en una pérdida de peso... no siempre es así. "Adentrarse en el ayuno intermitente implica pasar ciertos periodos sin ingerir alimentos, esto podría bajar la cantidad de calorías que se consumen al día y contribuir en la pérdida de peso, pero todo dependerá del tipo de nutrientes que se ingieran durante el periodo de alimentación", razonan los expertos de la marca especializada en suplementos de salud y belleza Altrient. "El ayuno intermitente acelera el metabolismo, el cuerpo quema grasa más rápidamente y asimila mejor los nutrientes; por eso, es muy importante que estos sean los adecuados", avisan los especialistas. De hecho, si se realiza correctamente y se cuida la calidad de lo que se come, desde la Clínica Pilar de Frutos lo incluyen entre sus consejos para reducir la apariencia de la celulitis, "dejando entre 12 y 16 horas entre la cena y el desayuno al día siguiente para ayudar a nuestro cuerpo a limpiar el exceso de toxinas". 

2. Desciende el nivel de azúcar en sangre ✗

De nuevo, el tipo de alimentos que se consumen y otros hábitos saludables añadidos al plan son los encargados de bajar la concentración de azúcares en sangre. Eso sí, el ayuno intermitente "contribuye a que no se eleve, pero no lo baja", puntualizan desde Altrient. "El cuerpo humano está preparado para mantener estables los niveles de glucosa, por eso no es necesario comer constantemente. En el ayuno, se liberan sustancias como el glucagón y cortisol, que se encargan de utilizar la glucosa almacenada y dotar de energía al organismo", explican los especialistas de la marca. 

VER GALERÍA

-Perder peso con el 'batch cooking' es posible: copia la receta de las cenas saludables

3. Debilita y causa mareos ✗

Es una posibilidad y por ello los especialistas en nutrición siempre aconsejan que se comience esta dieta bajo supervisión médica, además de contar con un periodo de adaptación previo: "Mientras más veces ayunes, más tiempo podrás pasar sin ingerir alimentos. Lo ideal es empezar de forma progresiva, con el tipo 12:12 y adaptar al organismo al tipo 16:8, el más popular", revelan desde Altrient. Como ayuda para mantener más tiempo la ventana de no alimentación, "has de saber que los líquidos como los tés, infusiones o café solo no rompen el ayuno y ayudan a reducir los síntomas de mareo y agotamiento, porque mantienen al cuerpo hidratado. También, se puede optar por suplementos liposomales que aporten vitamina C, Glutatión, Vitamina B…como los de Altrient". 

4. Entrenas peor ✗

Alcanzar el aporte calórico necesario para cada tipo de cuerpo y disciplina deportiva que se completa a lo largo del día es lo que realmente determinará si se rinde lo mismo en el gimnasio: "Esto depende de muchos factores, como el tipo de actividad física que se realice, la duración del ayuno y la adaptación al mismo. Siempre que se mantenga el consumo de calorías necesario para cada deportista, así como los macronutrientes adecuados, no habría reducción en el rendimiento", aseguran desde Altrient, cuyos expertos recuerdan que, "además, entrenar en ayunas favorece ejercicios de fuerza y es más efectivo para perder grasa". 

VER GALERÍA

-El entrenamiento al que temen muchas mujeres es el secreto de los glúteos de Cristina Pedroche

5. Pierdes músculo ✗

En realidad en este caso ocurre justo al contrario según Altrient, pues es un sistema de alimentación que "acelera el metabolismo, por lo que el cuerpo quema grasa y no músculo como ocurre en otras dietas de adelgazamiento. Se pierde músculo cuando el cuerpo ha consumido los aminoácidos y el glucógeno y empieza a usar las reservas de proteína y músculo". Como consejo extra además de la dieta, el Dr. Nicolás Romero, autor del libro Comer bien para bien estar, señala que "para prevenir la pérdida de masa muscular es imprescindible caminar 40 minutos a paso rápido continuado todos los días. Si los grandes músculos de las piernas no se mueven durante horas se altera el metabolismo de los azúcares y las grasas, provocando que los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos aumenten en la sangre". 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie