sfera-bronceador

Estos son los errores por los que el autobronceador no te queda perfecto

Te explicamos los trucos que siguen las chicas que están morenas todo el año

por Mariana Chacón

La vida, poco a poco, va recuperando la normalidad y los nuevos planes quizá te hayan enfrentado a un hecho: te gustaría estar más bronceada. Tras muchas semanas en casa, es normal que el color de tu piel esté más claro que en primaveras anteriores, cuando vas cogiendo tono progresivamente de forma casi natural y sin esfuerzos. Pero existe una solución con la que te verás mejor instantáneamente (¡y además disimularás la celulitis!). Hablamos del autobronceado en casa y si todavía no lo has probado, vamos a explicarte cómo conseguir un tono bonito, sin manchas ni zonas desiguales, en la cara y en el cuerpo. Evita sorpresas y conviértete en toda una experta en el arte de parecer bronceada sin tomar el sol con el paso a paso que siguen las que están morenas todo el año. 

VER GALERÍA

LEE TAMBIÉN: ¿Piel sensible a causa de la mascarilla? Así es como debes cuidarla

Cómo aplicar el autobronceador en el cuerpo

Un toque de color no solo consigue que te teletransportes a unas vacaciones imaginarias cada vez que te miras al espejo, también logra que el cuerpo parezca más estilizado y es quizá lo que necesitas para estrenar las tendencias del verano que, gracias a ese velo bronceado que tanto favorece, sientan mucho mejor. Lo importante para que la aplicación sea absolutamente perfecta es la preparación previa de la piel, un paso que algunas olvidan pero que es la clave para lucir un moreno uniforme y más bonito tanto si sale el sol como si no.

Para conseguirlo, la exfoliación es el ritual que debes repetir siempre 24 horas antes de utilizarlo y 4 días después para mantenerlo luminoso: "Lo ideal es exfoliar la piel 24 horas antes de aplicar el autobronceador e insistir en las zonas con más queratina y a consecuencia, más rugosas como codos, tobillos y rodillas. Cuatro días más tarde, conviene volver a exfoliar la piel para devolver la uniformidad al tono y que el bronceado dure más", explican los expertos de la marca St. Tropez. Desde Bioderma también advierten de la importancia de este paso: "Es importantísimo para lograr un acabado homogéneo, ya que unificamos la superficie de la piel para que el autobronceador se absorba por igual y ayudamos a evitar las temidas manchas"

La hidratación es otro gesto que va a conseguir un acabado mucho mejor y, si tienes miedo de que la crema disuelva la fórmula, no te precupes: "La crema hidratante es indisoluble del autobronceador y la responsable de que el bronceado quede aún más luminoso y natural", aseguran de St. Tropez, por lo que debes extenderla antes de comenzar. En cuanto a las áreas difíciles como codos y rodillas, desde la marca te recomiendan un paso extra: "Si notas que estas zonas quedan más oscuras es porque no estaban suficientemente hidratadas. En este caso lo mejor es extender previamente un bálsamo ultra nutritivo o vaselina. Así es como el color quedará uniforme en todo el cuerpo". 

En cuanto a la aplicación en sí, "conviene mantener las manos aisladas del producto y aplicarlo con guante o manopla. De ese modo evitarás que la palma quede coloreada. Para broncear el dorso bastará con extender suavemente después sobre él, el excedente de producto", aclaran desde St. Tropez. Si quieres redoblar el cuidado en las partes difíciles, los expertos de Bioderma te aconsejan un gesto que marca la diferencia: "Para evitar manchas en zona rugosas y de flexión, por ejemplo, los codos o las rodillas donde el autobronceador tiende acumularse, podemos utilizar un disco desmaquillante o un tisú seco para retirar el exceso de producto".

LEE TAMBIÉN: ¿Combatir la falta de sol y tener buena cara a diario? Incluye estas vitaminas en tu dieta

Cómo aplicar autobronceador en la cara

Muchas influencers aseguran que la razón de que tengan buena cara cuando se levantan todos los días del año es su ritual autobronceador. La realidad es que el rostro es la zona más delicada a la hora de aplicar este producto, y es que es la parte más visible y cualquier error provoca que la piel quede con un tono desigual y de aspecto embarrado (como cuando no se difuminan bien los polvos de sol). "Lo primero que hay que saber es que el bronceado en el rostro y en las manos se desvanece más rápido que en el resto del cuerpo y habría que aplicarlo con mayor frecuencia", advierten los especialistas de St. Tropez. Por lo que, además de repetir toda rutina preparatoria de la piel que aconsejan para el cuerpo con productos faciales, también debes acordarte de proteger ciertas zonas: "Basta tener cuidado con las cejas y el nacimiento del pelo. Si tienes manchas, protégelas antes con una capa de vaselina". 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie