¡Guerra a las estrías!

Aunque médicamente no suponen ningún problema, desde un punto de vista estético es un asunto que preocupa a muchas mujeres. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo...

por hola.com

Cada vez que sales de la ducha la misma operación: te quedas mirando esas minúsculas líneas blanquecinas que recorren tus muslos, glúteos y vientre y desearías que desaparecieran de un plumazo. Sí, nos estamos refiriendo a las estrías, uno de los grandes caballos de batalla de muchas de nosotras que, aunque médicamente no suponen ningún problema, desde el punto de vista estético nos resultan, confesémoslo, francamente desagradables. Y la verdad es que, como bien sabemos, no resulta fácil deshacerse de ellas.


Pero, ¿qué son las estrías?
Pues son una alteración de las fibras conjuntivas de la dermis, la capa media de la piel, que se producen por la rotura de las fibras de colágeno  y elastina, responsables de dar soporte y sostén a la piel. Se observan como finas líneas rojas (en algunos casos incluso pueden aparecer de color amoratado), que con el paso del tiempo van perdiendo su tono encendido para quedar blancas.


¿Y cuáles son sus causas?
Hasta ahora, se creía que la única razón de su aparición es el aumento o pérdida brusca de volumen (ya sea por un embarazo o por obesidad) lo que provoca que la piel se tense hasta romperse. Sin embargo, si bien esto es cierto, se ha demostrado que los factores hormonales tienen también un importante papel en la aparición de las estrías. Así, hay personas con mayor predisposición que otras a ellas, incluso, sin que se produzcan alteraciones importantes de volumen. Además, una dieta deficitaria en ciertas vitaminas (principalmente, la A, E  y C, vitales para el buen estado del tejido conjuntivo) también puede potenciar su aparición.

¿Cómo podemos prevenirlas?
La forma más sencilla y a la vez más compleja de impedir su aparición es evitar el aumento de volumen, lo cual es posible en el caso del control del peso, pero totalmente irrealizable en caso de embarazo. En este último caso, debe cuidarse especialmente la alimentación y, sobre todo, mantener la piel muy hidratada para así mantener su elasticidad, lo que se consigue usando una buena crema muy untuosa.
El aceite de rosa mosqueta, disponible en farmacias, tiene poder regenerante que ayuda a disminuirlas cuando se encuentran aún en su primer estado, y puede usarse tanto solo como combinado con la crema de tratamiento habitual.


¿Se pueden eliminar?
Hasta el momento no existía ningún tratamiento eficaz cien por cien para acabar con ellas. Los mejores resultados se han obtenido siempre cuando las estrías aún están de color rojo, etapa en la que se pueden realizar tratamientos estéticos destinados a potenciar la creación de colágeno y a fortalecer los capilares. También se suelen aplicar tratamientos de peeling, aunque sus resultados son más bien modestos.
Sin embargo, a finales del próximo mes de noviembre se va a presentar en la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC) un revolucionario método que, según los expertos, acaba de manera definitiva con las estrías. Se llama biodermogénesis, se aplica en cuatro fases y permite rellenar progresivamente la estría hasta hacerla prácticamente imperceptible. Y todo ello sin cirugía y sin dolor. Según el doctor J. Victor García, presidente de la SEMCCE, este tratamiento, que se ha aplicado con éxito en Italia, tardará todavía un tiempo en implantarse y estandarizarse en España, aunque ya existe un equipo disponible en Barcelona, concretamente en el Centre Mèdic Europa.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie