Los secretos de unas cejas perfectas

Pueden cambiar por completo la expresión de tu rostro, son capaces de dulcificar, endurecer y embellecer cualquier expresión

por hola.com

En los años 20, las cejas que proponía la moda no eran más que una finísima línea. Las estrellas de cine de los 50 se las depilaban para redibujarlas por encima de su trazado natural. En la década de los 80, famosas como Madonna o Brooke Shields imponían una mirada muy poblada y marcada, casi 'salvaje'. Y la belleza del tercer milenio apuesta por unas cejas cuidadas, pero manteniendo su aspecto y línea naturales. Unas cejas descuidadas pueden hacer que hasta el rostro más hermoso luzca totalmente desfavorecido. Es por ello que, a la hora de conceder mimos y atenciones a nuestra belleza facial, nunca se debe relegar a un segundo plano esta importantísima parte de la cara.

El trazado de las cejas se puede determinar en base a tres puntos de referencia, que se pueden hallar fácilmente con la ayuda de un lápiz. Se sitúa en las aletas de la nariz y desde allí se sigue la línea que la conecta con el nacimiento y el final de la ceja. El punto álgido del arco se encuentra mirando al frente y tomando como punto de referencia el centro de la pupila. Estos tres puntos permiten dibujar la curva de la ceja respetando su forma real.

No olvides que....

  • Las cejas se depilan siempre por debajo de su línea natural, nunca por encima, aunque esto no significa que no puedas eliminar los pelitos que puedan subir por las sienes.
  • La forma más sencilla de hacerlo es con unas pinzas: la cera sólo se recomienda para mujeres con mucho pelo, y siempre usada por esteticistas para evitar accidentes.
  • Para reducir la molestia del tirón de las pinzas, puedes anestesiar la zona pasando un hielo para insensibilizarla, y estirar la piel con las manos para facilitar la extracción del pelo.
  • Recuerda que ¡hay que saber parar a tiempo! y no pasarse con la pinza.
  • Para que resulten perfectas, las cejas necesitan un retoque semanal. Además, no olvides llevarlas siempre bien peinadas (las cejas enmarañadas te darán un aspecto muy descuidado).
  • En la mayoría de los casos el contraste entre cabello rubio y cejas muy oscuras resulta poco favorecedor.
  • Sea con cejas finas o gruesas, el entrecejo debe verse siempre limpio y sin rastro de vello.
  • Cuidado con los lápices de cejas de color negro. Suelen ser demasiado intensos, y sólo favorecen a las mujeres muy morenas. En general, se recomiendan los tonos del castaño profundo al claro.
  • Si no te atreves a ‘coger la pinza’, no olvides que en los centros e institutos de belleza podrán hacerte un estudio detallado de tu rostro y, basándose en los resultados, sus expertos decidirán cuál debe ser el grosor y la forma que mejor armoniza con tu fisonomía.

    ¿Tienes algún truco para lucir tus cejas radiantes? OPINA EN NUESTRO FORO
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie