Trucos muy frescos

En verano, los cosméticos se vuelven más ligeros y refrescantes

por hola.com

En estos días de verano, conviene poner en práctica pequeños trucos para intentar que estos meses de calor se le hagan menos cuesta arriba. Y es que, ante todo, ¡hay que refrescarse!

¡Agua va! Si nuestro cuerpo necesita agua en cualquier momento del año, en verano esta necesidad se incrementa considerablemente. Sudamos más y, como consecuencia, perdemos más agua. Por ello, hay que beber, al menos, dos litros al día. Será bueno para su cuerpo y también para su piel, pues sólo un organismo fresco y con las reservas de agua a tope se mantiene sano y en forma.

Piernas y pies pesados. Son dos de los grandes damnificados del estío. Con la subida de las temperaturas, las personas que padecen hinchazón y pesadez en las piernas ven agravado su problema. Una solución inmediata es poner las piernas en alto al final de la jornada laboral y, si tiene la suerte de estar cerca de la playa, nada mejor que caminar descalzo por la arena, con el agua fresca rozando las piernas. ¿El cosmético indispensable? Un gel para piernas pesadas, que le proporcionará un alivio casi inmediato.
Y tenga en cuenta que los pies también sufren los rigores del verano, soportando rozaduras y recalentándose. Hay que elegir con ojo el calzado, llevar siempre tiritas a mano, intentar evitar los zapatos cerrados -¡aproveche que es tiempo de sandalias!- y apostar por una de las múltiples líneas para pies de diferentes firmas, que incluyen desde desodorantes hasta 'sprays' refrescantes.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie