A cada problema... ¡su corrector!

Pueden ayudar a eliminar rojeces, cicatrices, granitos y manchas

por hola.com

¿Cuántas veces se ha encontrado con una desagradable visita en forma de mancha o granito en su rostro que le ha estropeado el día? ¡Tranquilo! La solución son los correctores, que pueden convertirse en su mejor aliado para acabar con estos problemas que le traen de cabeza. Eso sí, para cada problema, existe uno que se adecua más a sus necesidades. Le ayudamos.

Rojeces: para disimularlas, lo más correcto es usar aquellos que son en color verde que ayudan a compensar ese tono rojizo y apagan su tono encendido, aplicados bajo el maquillaje.

Cicatrices: es conveniente utilizar un tono que se ajuste al de la piel. Aquellas que tienden a un tono rojizo, como sucedía en el caso anterior, deben corregirse con un tono más verdoso.

Granitos y espinillas: lo mejor es usar un corrector de ojeras pero de exactamente del mismo color que la piel, no más claro. Y, eso sí, para que el resultado sea perfecto, ha de ser de una textura bastante espesa.

Manchas: depende de si se trata de claras u oscuras. En el primer caso, deberá buscar un tono beige luminoso o ligeramente anaranjado. Si se trata de manchas que tienden hacia el marrón o el amarillento, debe optar mejor por un corrector malva.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie