Una sonrisa perfecta, a cualquier edad

Las claves sobre los correctores dentales para adultos

por hola.com

Adolescentes de todo el mundo se han sentido acomplejados cuando se veían obligados a llevar una ortodoncia dental, el famoso "aparato". Y ahora, un sex symbol como Tom Cruise, de dentadura aparentemente perfecta, se adorna la sonrisa Tom Cruise estrena un discreto corrector dental. ¿Ha llegado la hora de lucir los alambres sin pudor?

La corrección dental ha dejado de ser coto exclusivo de teenagers para convertirse en una opción para los adultos que desean mejorar el aspecto de su sonrisa. Corregir la alineación de los dientes puede venir motivada también por aspectos de salud, ya que una mala oclusión dental (es decir, la forma en que la dentadura de arriba encaja con la de abajo) puede causar dolores de cabeza y problemas en las encías.

El periodo en que debe mantenerse la ortodoncia varía entre un mínimo de 12 meses hasta 24. El primer periodo puede ser molesto, incluso doloroso, ya que la tensión que ejerce el aparato no es precisamente agradable, y el roce de los hierros puede causar llagas que, sin ser graves, resultan incómodas. Pero es importante que la tensión ejercida sea la justa: si es demasiado ligera, no logrará corregir los dientes, y si resulta excesiva, será dolorosa. Periódicamente, se debe asistir a revisiones para ir ajustando la tensión a medida que se corrige la posición de los dientes.

La ortodoncia tradicional está compuesta por alambres que se sujetan a la superficie de dientes y molares mediante brackets o enganches que ejercen una tensión suave, pero constante. El tradicional color plateado ha dado paso a modelos más discretos, como los aparatos blancos, que se confunden con los dientes, o los transparentes, aunque para las más atrevidas, no faltan las ortodoncias con brackets de colores.

Para quienes no quieran o no puedan llevar la ortodoncia durante el día (por ejemplo, modelos), existen aparatos que se usan sólo durante la noche, de "quita y pon". Sin embargo, los resultados no son tan eficaces como con la ortodoncia fija, debido a que la tensión no es constante, por lo que se adecuan sólo a desajustes leves, no a correcciones importantes.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie