Linda Evangelista

Linda Evangelista ofrece nuevos detalles sobre el tratamiento facial que la dejó 'irreconocible'

La modelo de 56 años ha publicado una contundente declaración de su abogado sobre la enfermedad que ha acabado con su carrera

por hola.com

A lo largo de la década de los noventa, Linda Evangelista formó parte del selecto grupo de musas de los grandes diseñadores, en el que también figuraban Naomi Campbell, Cindy Crawford o Claudia Schiffer. Juntas, estas modelos protagonizaron los desfiles y las campañas publicitarias más memorables de casas como Versace o Chanel. Sin embargo, mientras el resto de ellas continúa consechando éxitos en las pasarelas, Evangelista se ha mantenido fuera de los escenarios por una triste razón que pone el foco en los peligros de ciertos procedimientos estéticos. A principios de esta semana, compartió con el mundo un doloroso testimonio donde explica en qué consiste el fallido tratamiento de criolipsis que puso punto y final a su trayectoria, relato al que ahora suma más detalles que esclarecen por qué lo hizo y cómo se encuentra ahora.

Linda Evangelista revela que quedó 'brutalmente desfigurada' tras un tratamiento estético

Repercusiones sin remedio alguno

Hace más de cuatro años, la top model canadiense acudió a las clínicas de Zeltiq, en Nueva York, para someterse a una intervención cosmética de adelgazamiento llamada criolipsis, que forma parte de lo que se conoce como tratamientos de contorno corporal o body contouring. La misión era congelar el tejido adiposo o grasa aplicando temperaturas muy bajas por un tiempo determinado, en este caso en la zona del rostro, al ser un área difícil de modificar con dieta o ejercicios, por ejemplo. El objetivo es separar la grasa de los tejidos y eliminarla, sin necesidad de cirugías, pero el resultado la dejó 'irreconocible' y 'brutalmente desfigurada', pues la llevó a desarrollar una condición llamada Hiperplasia Adiposa Paradójica (HAP), con la cual aquellas células adiposas, en lugar de disminuir, aumentan su tamaño peligrosamente. "Estoy tan cansada de vivir así. Me gustaría salir por la puerta con la cabeza en alto, a pesar de que ya no me veo como yo", declaró Evangelista en su confesión inicial, que explicaba por qué no ha pisado una alfombra roja desde 2015

En los últimos años, ha estado viviendo aislada en casa y víctima de una 'profunda depresión', como ella misma afirma, y sus publicaciones en redes sociales se centran en sus momentos de oro sobre la pasarela sin rastro de alguna imagen explícita de su estado actual, por lo que sus seguidores (que superan el millón) no paraban de preguntarse qué había pasado. A pesar de haberse sometido a varias cirugías correctivas, el daño parece ser irreversible. 

VER GALERÍA

Cómo las redes han cambiado los gustos estéticos de las menores de 20 años

Lista para tomar cartas en el asunto

Esta semana, ha presentado una nueva demanda por más de 50 millones de dólares (casi 43 millones de euros) contra ZELTIQ Aesthetics, Inc., acusando a la subsidiaria del gigante farmacéutico Allergan de 'destruir su calidad de vida y su carrera', y de ocasionarle 'graves y permanentes lesiones personales y desfiguración' como resultado del fallo de la compañía en alertar adecuadamente a los consumidores sobre los potenciales efectos secundarios de su protocolo estético CoolSculpting. Evangelista afirma en su comunicado que Zeltiq, incurrió en negligencia, incumplimiento de garantía y varios tipos de fraude, entre otros reclamos, en relación con sus actos y prácticas engañosas. En el documento, confirma que desconocía los posibles riesgos que acarrea un procedimiento de este estilo y que se le aseguró por parte de la empresa que no corría ningún peligro en sus manos, omitiendo información vital: “Zeltiq estaba consciente de la incidencia real de HAP y otros efectos adversos graves, y conocía la responsabilidad que enfrentaba, al menos desde marzo de 2013”, años antes de que la modelo acudiera a ellos. 

VER GALERÍA

Su gran regreso como activista

En su más reciente publicación, Linda Evangelista ha querido hablar por las personas que, como ella, han sufrido los efectos de dicho protocolo estético fallido, esperando que su voz llegue a instancias mayores y consiga dar luz sobre esta problemática: "La verdad de mi terrible experiencia será contada a través del sistema legal y ofrezco mi más sentido pésame a cualquiera que sufra, como yo, a causa de las dolorosas y endurecidas masas de PAH que sobresalen de la piel dondequiera que se realizara CoolSculpting. #La Verdad #MiHistoria". Ante su valentía, el apoyo de sus compañeras de profesión, amigos y fanáticos. "Estoy siempre caminando a tu lado, querida", escribe Carla Bruni; mientras que Yolanda Hadid le manda mucha fuerza y Naomi inunda los comentarios con corazones rojos. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie