Meghan Markle

Meghan Markle sorprende con su melena extra lisa, ¿cómo conseguirla?

La duquesa de Sussex deja atrás sus habituales ondas o sus recogidos 'messy' para recuperar un peinado que no llevaba desde su época de actriz

por hola.com

Acostumbrados a sus ondas naturales o a sus recogidos de aire messy, lo cierto es que, pese a su sencillez, el último peinado de Meghan Markle ha conseguido convertirse en el centro de todas las miradas. Sí, la duquesa de Sussex consigue darle protagonismo a una melena lisa con raya en medio. Hasta ahora, la habíamos visto con su melena morena ondulada, o bien apostando por la sencillez de los recogidos que ya ha convertido en tendencia. Pero esta vez, durante su aparición en los premios Coach Core decidió darle un nuevo aire a su look, y pisó la pista deportiva de la Universidad de Loughborough donde se celebraron, con una melena lisa que no lucía desde su época de actriz.

VER GALERÍA

¿Cuáles son las claves de su 'nuevo' look? María Baras, directora creativa del salón madrileño Cheska, nos cuenta que "es una melena pulida, pero trabajada con volumen en la raíz". En su opinión, "parece que se ha trabajado más con cepillo que con plancha, lo que ayuda a darle un toque extra de volumen en la zona de la raíz, mientras que el resto está muy pulido". Así, en su opinión, se consigue un "look liso, pero con volumen en el nacimiento, que es lo que todo el mundo desea, pues se ve más natural". No hay que olvidar que la melena natural de Meghan Markle es rizada y suele apostar por las ondas cuando lleva el cabello suelto. Hace unos meses, fue una de sus antiguas peluqueras quien dio alguna pista sobre cuál era la rutina de la que fuera actriz de Suits para ‘controlar’ la onda de su cabello: "Meghan vino a verme al menos dos veces para hacerse un tratamiento de queratina", contó la estilista Theonie Kakoulli, del salón londinense Nicky Clarke, a la revista People.  

Para conseguirlo, María Baras apunta que lo más sencillo es trabajar la melena "con cepillo y secador, mechón a mechón", un brushing tradicional para conseguir esa melena pulida pero con movimiento. Eso sí, "con la punta bien lisa, seguramente con un toque de plancha al final en esa zona", nos cuenta. Si bien es cierto que incluso parece que hubiera oscurecido su tono, María Baras no se atreve a confirmarlo, y apunta a una posible influencia de la luz, al tratarse de un acto en un espacio cerrado. También nos habla del tono Eduardo Sánchez, quien nos dice que "el color es demasiado oscuro para ella, que está mucho más guapa con el marrón oscuro que suele llevar, con sus mechas balayage cobrizo". La esposa del príncipe Harry decidió no arriesgar en su maquillaje, fiel a sus básicos: piel jugosa, un ligero ahumado en tonos tierra en su mirada y labios nude.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie