Mónica Bellucci

por hola.com

Su belleza morena encarna a la perfección la sensualidad de la mujer latina. La actriz italiana Mónica Bellucci, conocida por su trabajo en películas como "Drácula" o "Malena", es digna sucesora de iconos como Sofía Loren o Claudia Cardinale, y su belleza, terrenal y voluptuosa, la ha convertido en la nueva imagen de Astor.

  • Su melena. Su larga y abundante melena castaña es uno de los símbolos de su belleza. Para cuidarla, la deja secar al aire siempre que puede y no concibe lavarse el cabello sin usar siempre acondicionador. Una vez al mes, le hacen un tratamiento hidratante con vapor en la peluquería. Se extiende un aceite ultranutritivo de medios a puntas y con la ayuda de calor, se consigue que penetre en profundidad.
  • Su secreto. Antes de maquillarse, se moja el rostro con agua helada. Esto tiene un efecto tensor inmediato y ayuda a fijar la base de maquillaje.
  • Su aroma. No usa fragancias al uso, sino que prefiere cremas perfumadas, lo que proporciona un halo de aroma muy sutil y delicado que dura todo el día. El único perfume que usa es de una mezcla muy económica y sin marca que tiene notas de vainilla, su aroma favorito. No le gustan los hombres muy arreglados. Su fragancia masculina favorita es la del agua y jabón.
  • Su imagen. Confiesa que su envidiable figura no le debe nada a la dieta, ya que tiene la suerte de poder comer de todo sin engordar. Como buena italiana, siente auténtica debilidad por la pasta y el vino de su país. No hace ejercicio: asegura que se propone dedicarle tiempo al deporte regularmente, pero le suele vencer la pereza.
  • Su maquillaje. Cuando desea sentirse arreglada sin invertir demasiado tiempo en el proceso, le basta con una suave nube de polvos traslúcidos y maquillarse los labios con una fórmula hidratante y cremosa.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie