La prevención, factor fundamental

Mantener unos hábitos de vida saludables contribuye a prevenir y vencer la enfermedad

por hola.com
  • Hacer ejercicio de forma moderada, pero regular, mantiene el cáncer de mama a raya. Se ha demostrado que basta con media hora de actividad física al día (andar a buen paso, bailar sin interrupción, ir al gimnasio, etc.) para disminuir en un 60% la posibilidad de padecer esta enfermedad.
  • El abuso del alcohol aumenta significativamente el riesgo de enfermar de cáncer de hígado.
  • La práctica de relaciones sexuales de riesgo o iniciarse a una edad muy temprana aumenta las posibilidades de sufrir cáncer de cuello de útero. La promiscuidad es especialmente peligrosa para las mujeres, incluso si son sus maridos, y no ellas, quienes la practican. La razón radica en la fácil transmisión del papilomavirus, prácticamente inofensivo para los hombres pero que dispara las posibilidades de que la aparición de tumores en esta zona.
  • Consumir 50 mg de vitamina E a diario reduce en un 32% el riesgo de enfermar de cáncer de próstata.
  • El betacaroteno es un excelente suplemento vitamínico… excepto para los fumadores, que deberían evitarlo por completo ya que existen indicios de que su ingesta continuada puede aumentar el riesgo de enfermar de cáncer de pulmón.
  • Es imprescindible hacerse chequeos periódicamente, especialmente para una detección temprana del cáncer de mama, de ovarios, de cérvix, de próstata y de colon.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie