Las cejas a lo grande vuelven a estar de moda

Algunas de las 'top models' del momento, como Anouck o Caroline Ribeiro, se suman a esta tendencia

por hola.com

Los ochenta se recuerdan por la era de las top model, los Duran Duran, el pelo cardado, las hombreras desproporcionadas, el maquillaje exagerado y… las cejas. Marcadas y a lo grande, oscuras y definidas como las que entonces lucían Brooke Shields y Mariel Hemingway. Y aunque parecían pertenecer definitivamente al pasado más remoto, ese tipo de cejas vuelve, aunque con timidez. Tras dos décadas de depilar, definir, dibujar y afinar, se atisban cejas poderosas.

El pistoletazo de salida lo dio Tom Ford en su colección de este invierno para Gucci, cuando le pidió a su maquilladora estrella, Pat McGrath (creadora de la gama de colorido de Giorgio Armani), que les dibujara cejas espesas y salvajes a todas las modelos. El resultado son rostros muy expresivos y poderosos, algo salvajes y sensuales. Una de las tops del momento, Anouck Leper, luce unas decididas y ultrarrectas cejas oscuras, como hacen sus compañeras Caroline Ribeiro y Elsa Benítez, y actrices que marcan tendencia como Lara Flynn Boyle, Penélope Cruz, o la nueva revelación del cine francés, Audrey Tatou (protagonista de Amelie), muestran líneas más marcadas que hace sólo seis meses.

Modas aparte, las cejas espesas tienen sus propias reglas.

  • El contraste entre cabello rubio y cejas oscuras puede resultar sexy, como en el caso de Marilyn Monroe o Madonna, pero se necesita mucha personalidad y estilo para que no resulte vulgar.
  • A los ojos claros no les favorecen las cejas muy oscuras, ya que dan un aspecto algo agresivo a la expresión.
  • Las cejas anchas favorecen a las mujeres de frente despejada. Si prefiere aumentar el espacio entre la raíz del pelo y los ojos, le conviene llevar las cejas finas.
  • Depilar la parte inferior de las cejas crea un efecto óptico de elevación de los párpados, por lo que favorece a las mujeres maduras. Por eso, las cejas espesas se recomiendan más a las jóvenes.
  • Sea con cejas finas o gruesas, el entrecejo debe verse siempre limpio y sin rastro de vello.
  • La transición de cejas finas a gruesas requiere tiempo. Para darles forma mientras crecen, recorte las puntas con una tijera de punta fina en vez de arrancar el pelo con las pinzas de depilar. Potencie el efecto con un lápiz de cejas.
  • Cuidado con los lápices de cejas de color negro. Suelen ser demasiado intensos, y sólo favorece a las mujeres muy morenas. En general, se recomiendan los tonos del castaño profundo al claro.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie