La fundadora de The Body Shop planea destinar su fortuna a fines benéficos

Anita Roddick venderá su participación en la empresa cosmética, valorada en más de 20.000 millones de pesetas

por hola.com

Veinticinco años después de que viera la luz la primera tienda, fundada en 1976, y tras salir a Bolsa en 1984, The Body Shop es una de las mayores y más exitosas cadenas de franquicias del mundo, con alrededor de 800 locales en los cinco continentes. Casi desde sus comienzos, la firma ha demostrado su compromiso con las causas solidarias. Pero, en esta ocasión, Anita Roddick, su fundadora, ha ido aún más lejos y ha anunciado que va a vender su participación en la compañía, estimada en unos 100 millones de libras (más de 20.000 millones de pesetas), y que dedicará todo el dinero a obras de caridad, según declaró a un diario británico.

Se trata de una decisión sorprendente, pero menos al tratarse de esta mujer, que se ha hecho famosa por sus particulares cruzadas para luchar contra la crueldad animal, la energía nuclear y a favor del medio ambiente. Comprometida como pocas, ha querido demostrar que el mundo de la belleza y de los negocios no está reñido con la solidaridad.

Una mujer solidaria
Ahora, la fundadora desea usar toda la fortuna que ha amasado en los últimos años para ayudar a las comunidades de refugiados de Kosovo y fue precisamente allí donde lo anunció, mientras se encontraba inaugurando una escuela financiada con fondos de su organización no lucrativa Children on the Edge. En este proyecto solidario han colaborado otros actores como Melanie Griffith, Steven Spielberg y Whoopi Goldberg.

"La gente te pregunta, ¿vas a entregarlo todo? Como si estuvieras loco, como si acumular riqueza y no deshacerte de ella fuera lo normal. Yo veo como una responsabilidad donar este dinero", ha declarado Anita, que confirma que es una decisión seria. En su entorno no consideran que esté loca y Gordon, su marido, la apoya totalmente: "Queremos hacer algo extraordinario con el dinero".

Roddick revolucionó la industria cosmética cuando lanzó una compañía en Inglaterra basada en productos totalmente naturales y que no se testaban en animales. En los últimos 10 años, la Fundación The Body Shop ha donado ya más de 10 millones de libras para fines benéficos.

El pasado mes de septiembre, Roddick anunció que necesitaba "espacio para respirar" y planeó abandonar la compañía en un periodo de dos años, aunque eso no significará que abandone el barco totalmente y seguirá involucrada con un proyecto que creó hace ya 25 años en Brighton.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie