Tratamientos con keratina: duración, tipos y ventajas y desventajas de cada uno

Te contamos todo lo que necesitas saber para lucir un pelo bajo control en cualquier época del año

Por Elisa García Faya

La keratina es una proteína fibrosa que se encuentra de forma natural en el cabello, en la piel y en las uñas. Comúnmente se utiliza en productos de cuidado capilar y tratamientos para el cabello. Así nos lo explican los expertos de Agrado. "Son infinitos los tratamientos que existen en el mercado y mil los nombres que se les dan a los procedimientos con keratina", confirma el hair stylist Pablo Bogado, director de su homónimo salón en Madrid. Por eso, a la hora de hacer una clasificación lo mejor es seguir el criterio de la estilista capilar Rosi Fernández, directora del salón Ananda Ferdí en el corazón de Madrid, y tener en cuenta el propósito final del tratamiento. "Hay varios tratamientos que incluyen la keratina entre sus ingredientes, pero los más habituales serían los siguientes", dice la experta: 

A continuación analizamos cada uno de ellos con detalle y te contamos qué es lo mejor y lo peor de cada uno de ellos. 

-Productos y tratamientos de peluquería que fortalecen el pelo antes de la caída otoñal

Para eliminar el rizo 100%: terapia vegana

Es un protocolo, similar a la taninoplastia, que consiste en realizar un lavado del cabello previamente con un champú que abra la cutícula, para que penetre mejor el producto. Lo aplicamos mechón a mechón por todo el cabello y lo dejamos actuar 25 minutos. Aclaramos y secamos. Después, sellamos con la plancha cogiendo mechones muy finitos. Lavamos de nuevo y secamos.

Lo mejor

Alisa el cabello de manera natural y reduce el volumen de la melena. Hidrata y nutre profundamente el pelo dejándolo manejable. Te lo puedes lavar ese mismo dia si lo deseas.

A mejorar

Es un protocolo que se demora mucho. Tienes que contar con unas unas cinco horas aproximadamente dependiendo del largo y estado del cabello. Además, no es bueno abusar de este tratamiento. Se puede hacer una vez al año o dos como máximo.

Para eliminar encrespamiento sin eliminar el rizo

Es un protocolo que se realiza exactamente igual que el anterior con la diferencia de que el tiempo de aplicación del producto es menor y el sellado se hace cogiendo mechones mucho más gruesos.

Lo mejor

Lo mejor de este tratamiento según Rosi Fernández es que te deshaces del encrespamiento por completo durante seis semanas y te deja un brillo extraordinario. Puedes lavarte el cabello el mismo día si lo deseas.

A mejorar

Hay que tener cuidado de aplicar el producto el tiempo adecuado para no relajar la onda más de lo debido. Por eso es imprescindible que te pongas en manos expertas.

Para dar grosor al cabello, también llamados de reconstrucción capilar

Es un tratamiento que se hace como los dos anteriores y que se diferencia de ellos en que, en este caso, no se necesita realizar el sellado del cabello. Sirve también para dar vitalidad a la melena.

Lo mejor

Lo mejor de este tratamiento es que deja el pelo manejable, brillante y con más volumen ya que rellena la cutícula haciendo que tenga el mismo grosor desde la raíz hasta la punta. Puedes lavarte el cabello el mismo día si lo deseas.

A mejorar

Aunque te guste mucho el resultado, no puedes abusar del tratamiento. Solo se recomienda hacerlo cada cuatro meses. No más.

Como explica Rosi Fernández, la keratina fortalece el cabello y lo vuelve más elástico y resistente porque impermeabiliza y protege de las agresiones externas. Según nos cuenta la experta, todos los tratamientos descritos "se llevan a cabo lavando el cabello previamente con un champú que abra la cutícula, para que penetre mejor el producto". "Dependiendo de si queremos alisar más o menos, secamos o no el cabello antes de empezar con la aplicación del producto mechón a mechón", afirma la peluquera.

Asegura que "el tiempo de exposición dependerá del tipo de tratamiento que hagamos" y que, después, "se aclara con abundante agua, se seca con el cepillo y el secador y se sella con la plancha". Según Rosi, las pasadas y el calor de esta también dependerán de los resultados que queramos conseguir. 

Otras advertencias

Pablo Bogado hace referencia a los siguientes puntos que conviene tener presentes si quieres cuidar tu cabello y priorizar su salud:

  • Es importante preguntar si el alisado que te van a realizar lleva formol: "En caso de contener formol o derivados mí recomendación es no realizarlo nunca. Cabe destacar que el formol es una sustancia prohibida en Europa y por tanto España. Dicho esto, por desgracia hoy en día todas las semanas veo clientas que les han hecho alisados con formol, que además de dañar el cabello, no se podrán hacer el color en mínimo un año ya que es literalmente incompatible. Las clientas pueden identificar este producto si durante el procedimiento hay un olor muy fuerte y penetrante del producto que incluso puede provocar irritación o lagrimeo en los ojos".
  • Cualquier tipo de alisado puede modificar ligeramente el color de cabello: Es importante tener esto en cuenta para hacer posibles retoques después.
  • Durante estos procesos es muy importante contar con verdaderos profesionales y con experiencia en tratamientos con keratina ya que la parte fundamental del proceso es el uso de la plancha a una temperatura que puede llegar hasta los 230 grados en mechones de cabello finos. El diagnóstico previo nos ayudará a ajustar la temperatura final de la plancha y a decidir cuántas veces debemos pasarla para conseguir el efecto deseado sin dañar el cabello.

Para terminar, ten en cuenta que los efectos de este tipo de tratamientos se prolongarán más o menos en el tiempo según cómo cuides en casa tu pelo. Fíate de los mejores, déjate asesorar y confía en la keratina para volver a presumir de un pelo bajo control.