Skip to main contentSkip to footer
damian cantante maneskin© @giorgiosoleri_

La estrella italiana ha roto con su novia de hace seis años

Damiano, de Maneskin, y el ‘timeline’ de una infidelidad

El video del cantante besándose con otra y colgado en redes ha desbaratado su relación


25 de julio de 2023 - 19:33 CEST

DAMIANO, DE MANESKIN Y EL TIMELINE DE UNA INFIDELIDADPor resumir, esta es la historia de “chico conoce a chica. Chico y chica se enamoran. Chico se hace famoso. Chica cuida del gato. Chico conoce a otra chica. Chica pilla a chico. Chico abandona a chica. Y chica… lo cuenta todo en redes”. Ahora, esto mismo en Italia ha provocado ríos de tinta. Portadas de revistas y periódicos. Horas de programas de TV y apertura de telediarios. Porque el chico… el chico es el nuevo enfant terrible del pop mundial. Y sí, es transalpino, romano, para más señas. Damiano David, el vocalista de Maneskin, la nueva estrella del glam mundial. Tan estiloso como Harry Styles, pero tan morboso como Jim Morrison tan arrebatadoramente sexy como Lenny Kravitz pero tan ambiguo como David Bowie tan de diseño como Bryan Ferry pero tan políticamente incorrecto como Eminem o Kurt Cobain. En definitiva una bomba de relojería que, ya sea sobre los escenarios o sobre las redes, se rapa la cabeza, insulta al y lo enseña todo. Hasta la epiglotis. Lo extraño es que su vida sentimental no haya sido igual de extrema y que, en cambio, llevara seis años compartiendo hogar con su novia “de toda la vida”, la misma que le aplaudía en la calle cuando, en vez de un mono de charol de ETRO, el de Zitti e buoni cantaba con una chaquetita de ante y camisa azul Ralph Lauren en Via del Corso delante del H&M por unos eurito de nada. Pero, claro, eso ya es historia. Y éste el timing de su ruptura que, obviamente, soplando los cientos que soplan, ha tenido lugar en redes y… tras una infidelidad. Un beso de tornillo que, oye, al final va a ser que el león no es tan fiero como lo pintan y MIk jagger se las gastaba peor…“Rompimos ahora, hace unos días”, escribía Giorgia Soleri, la novia despechada en su twitter. Y la frase con la que ponía punto y final a su historia de amor hay que tomársela exáctamente así: al pie de la letra. Incluido el oxímorón.Porque Damiano había sido grabado con un telefonino en la puerta de una discoteca, besándose con “una”. Que a quién no le ha pasado esto? Lo de besarse a pie de discoteca… Lo otro, lo de que te graben con otra con la cámara del iphone, es más del mundo futbolista 2B… Y el video había pasado de celular en celular y del celular a las redes en menos que dices “spaghetti alla carbonara”. Porque, evidentemente, el que captó el momento pasional del romano no era Giorgia Solari (de pelo negro y liso como una tabla a lo Mireille Mathieu) sino una rubia a lo Courtney Love… Hoy ya sabemos que se trataba de Martina Taglienti, modelo, 22 años, y amiga de Victoria De Angelis, bajista de la banda que puso del revés Eurovision, Coachella y Gladstonbury. La cosa, de bomba de hiroshima para el mundo teenager habría pasado a languidecer sin pena ni gloria (algo así como aquel video de una presunta Billie Eillish manteniendo relaciones sexuales con su presunto hermano Phineas) de no haber sido porque, en una de esas, Giorgia decidió poner un comentario bajo uno de los videos en donde se veía a su novio, de gira, amorrado a otra: “Me ha engañado”. Oups. El comentario iba a tener el mismo efecto que aquel plato de macarrones que coronilla abajo le tiró la Magnani a Rossellini en Dal Bolognese cuando ésta se enteró que su marido se estaba beneficiando a Ingrid Bergman, pero en versión 5.0… Damiano tuvo que pronunciarse: “Giorgia y yo habíamos decidido separarnos por unos días, por lo que no ha habido traiciones de ningún tipo”. Ma che cosa hai detto, Damiano? “Por unos días?” Y… ¿ya estabas besando a otra? El problema es que si el amor tiene razones que la razón no entiende y, como decía Becquer, nos enfrentamos a un misterio donde todo en él “son fenómenos a cual más inexplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo”, imaginense que al romántico le llega a pillar con Instagram, flipa con el donde te dije digo digo Diego. O sea, que basta con echar un ojo a lo que la pareja estaban publicando un tiempito atrás para entender que o mienten o su amor era muy liviano.Así, podemos ver que tras el post de Giorgia Soleri en Ibiza, y la famosa frase “el descanso es un acto político”, Damiano comentaba “Bonaa” ( osea, tia buenaaaa). Luego, la chica publicaba otra imagen en la que lo besa descaradamente sobre el escenario. Otra en la que juntos van a la pelu… Otra más en la uqe tienen la tipica discusion de enamorados porque ella hace u na storie y él no ve bien para conducir… ¿Lo siguiente? “Lamento mucho que haya salido este video, no fue como queríamos manejar la situación y fue mi error”, explicaba la estrella de la música italiana. “Espero que esto no afecte la imagen de Giorgia y que se pueda respetar la delicadeza de este momento”... Giorgia, ahí, ya no le seguía en redes. Por cierto, con Victoria de Angelis, amiga íntiam de ella y compañlera de él, tampoco. Quizás porque si primero le presentó una, depsués le presentó a otra. Y la historia aquí ya no tenía marcha atrás. Quizás porque debiéramos recordar que ya el año pasado, y repetimos, mucho tardaba, ya hubo rumores sobre una supuesta crisis en la pareja, pero que ambos desmintieron ipsofácticamente… adoptando un gato juntos… ahora, en cambio, los montajes y memes de este triángulo amoroso no cesan de sucederse. Especialmente con il tormentone del mom,ento en Italia, Annalisa y su MOn amour donde, en el estribillo cantan ““La vi besándolo, besándola, besándome”,Pero Quién es Martina Taglienti en esta historia de amores acabados, besos robado sy amistades rotas? Vamos a empezar desde el principio. Nacida en 2001, Martina Taglienti es la estrella emergente de la moda. Parece, de hecho, ser una de las jóvenes promesas. Pero, sobre todo, parece ser una íntima amiga de Victoria De Angelis, miembro femenino de Maneskin. De hecho, en las redes sociales circulan fotografías en las que aparece Martina Taglienti en compañía de Damiano y Vic. ¿Podría ser ella el nuevo amor de la cantante? Ah, pero es un amor? De momento, solo hay especulaciones.¿Confirmación? El unfollow entre Victoria De Angelis y Giorgia Soleri. Las dos chicas ya no se siguen en las redes sociales. Se ha rumoreado durante algún tiempo que no había buen rollo entre ellos. Y los rumores se hicieron más insistentes en enero, tras el cumpleaños de Damiano, del que Victoria fue la gran ausente. Pero ahora la distancia social entre ambos podría delatar algo más que un simple disgusto. ¿Las dos mujeres se separaron (también a través de las redes sociales) porque algo se estaba gestando entre el amigo de Vic y el entonces novio de Giorgia?DAMIANO, DE MANESKIN Y EL TIMELINE DE UNA INFIDELIDADPor resumir, esta es la historia de “chico conoce a chica. Chico y chica se enamoran. Chico se hace famoso. Chica cuida del gato. Chico conoce a otra chica. Chica pilla a chico. Chico abandona a chica. Y chica… lo cuenta todo en redes”. Ahora, esto mismo en Italia ha provocado ríos de tinta. Portadas de revistas y periódicos. Horas de programas de TV y apertura de telediarios. Porque el chico… el chico es el nuevo enfant terrible del pop mundial. Y sí, es transalpino, romano, para más señas. Damiano David, el vocalista de Maneskin, la nueva estrella del glam mundial. Tan estiloso como Harry Styles, pero tan morboso como Jim Morrison tan arrebatadoramente sexy como Lenny Kravitz pero tan ambiguo como David Bowie tan de diseño como Bryan Ferry pero tan políticamente incorrecto como Eminem o Kurt Cobain. En definitiva una bomba de relojería que, ya sea sobre los escenarios o sobre las redes, se rapa la cabeza, insulta al y lo enseña todo. Hasta la epiglotis. Lo extraño es que su vida sentimental no haya sido igual de extrema y que, en cambio, llevara seis años compartiendo hogar con su novia “de toda la vida”, la misma que le aplaudía en la calle cuando, en vez de un mono de charol de ETRO, el de Zitti e buoni cantaba con una chaquetita de ante y camisa azul Ralph Lauren en Via del Corso delante del H&M por unos eurito de nada. Pero, claro, eso ya es historia. Y éste el timing de su ruptura que, obviamente, soplando los cientos que soplan, ha tenido lugar en redes y… tras una infidelidad. Un beso de tornillo que, oye, al final va a ser que el león no es tan fiero como lo pintan y MIk jagger se las gastaba peor…“Rompimos ahora, hace unos días”, escribía Giorgia Soleri, la novia despechada en su twitter. Y la frase con la que ponía punto y final a su historia de amor hay que tomársela exáctamente así: al pie de la letra. Incluido el oxímorón.Porque Damiano había sido grabado con un telefonino en la puerta de una discoteca, besándose con “una”. Que a quién no le ha pasado esto? Lo de besarse a pie de discoteca… Lo otro, lo de que te graben con otra con la cámara del iphone, es más del mundo futbolista 2B… Y el video había pasado de celular en celular y del celular a las redes en menos que dices “spaghetti alla carbonara”. Porque, evidentemente, el que captó el momento pasional del romano no era Giorgia Solari (de pelo negro y liso como una tabla a lo Mireille Mathieu) sino una rubia a lo Courtney Love… Hoy ya sabemos que se trataba de Martina Taglienti, modelo, 22 años, y amiga de Victoria De Angelis, bajista de la banda que puso del revés Eurovision, Coachella y Gladstonbury. La cosa, de bomba de hiroshima para el mundo teenager habría pasado a languidecer sin pena ni gloria (algo así como aquel video de una presunta Billie Eillish manteniendo relaciones sexuales con su presunto hermano Phineas) de no haber sido porque, en una de esas, Giorgia decidió poner un comentario bajo uno de los videos en donde se veía a su novio, de gira, amorrado a otra: “Me ha engañado”. Oups. El comentario iba a tener el mismo efecto que aquel plato de macarrones que coronilla abajo le tiró la Magnani a Rossellini en Dal Bolognese cuando ésta se enteró que su marido se estaba beneficiando a Ingrid Bergman, pero en versión 5.0… Damiano tuvo que pronunciarse: “Giorgia y yo habíamos decidido separarnos por unos días, por lo que no ha habido traiciones de ningún tipo”. Ma che cosa hai detto, Damiano? “Por unos días?” Y… ¿ya estabas besando a otra? El problema es que si el amor tiene razones que la razón no entiende y, como decía Becquer, nos enfrentamos a un misterio donde todo en él “son fenómenos a cual más inexplicable; todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo”, imaginense que al romántico le llega a pillar con Instagram, flipa con el donde te dije digo digo Diego. O sea, que basta con echar un ojo a lo que la pareja estaban publicando un tiempito atrás para entender que o mienten o su amor era muy liviano.Así, podemos ver que tras el post de Giorgia Soleri en Ibiza, y la famosa frase “el descanso es un acto político”, Damiano comentaba “Bonaa” ( osea, tia buenaaaa). Luego, la chica publicaba otra imagen en la que lo besa descaradamente sobre el escenario. Otra en la que juntos van a la pelu… Otra más en la uqe tienen la tipica discusion de enamorados porque ella hace u na storie y él no ve bien para conducir… ¿Lo siguiente? “Lamento mucho que haya salido este video, no fue como queríamos manejar la situación y fue mi error”, explicaba la estrella de la música italiana. “Espero que esto no afecte la imagen de Giorgia y que se pueda respetar la delicadeza de este momento”... Giorgia, ahí, ya no le seguía en redes. Por cierto, con Victoria de Angelis, amiga íntiam de ella y compañlera de él, tampoco. Quizás porque si primero le presentó una, depsués le presentó a otra. Y la historia aquí ya no tenía marcha atrás. Quizás porque debiéramos recordar que ya el año pasado, y repetimos, mucho tardaba, ya hubo rumores sobre una supuesta crisis en la pareja, pero que ambos desmintieron ipsofácticamente… adoptando un gato juntos… ahora, en cambio, los montajes y memes de este triángulo amoroso no cesan de sucederse. Especialmente con il tormentone del mom,ento en Italia, Annalisa y su MOn amour donde, en el estribillo cantan ““La vi besándolo, besándola, besándome”,Pero Quién es Martina Taglienti en esta historia de amores acabados, besos robado sy amistades rotas? Vamos a empezar desde el principio. Nacida en 2001, Martina Taglienti es la estrella emergente de la moda. Parece, de hecho, ser una de las jóvenes promesas. Pero, sobre todo, parece ser una íntima amiga de Victoria De Angelis, miembro femenino de Maneskin. De hecho, en las redes sociales circulan fotografías en las que aparece Martina Taglienti en compañía de Damiano y Vic. ¿Podría ser ella el nuevo amor de la cantante? Ah, pero es un amor? De momento, solo hay especulaciones.¿Confirmación? El unfollow entre Victoria De Angelis y Giorgia Soleri. Las dos chicas ya no se siguen en las redes sociales. Se ha rumoreado durante algún tiempo que no había buen rollo entre ellos. Y los rumores se hicieron más insistentes en enero, tras el cumpleaños de Damiano, del que Victoria fue la gran ausente. Pero ahora la distancia social entre ambos podría delatar algo más que un simple disgusto. ¿Las dos mujeres se separaron (también a través de las redes sociales) porque algo se estaba gestando entre el amigo de Vic y el entonces novio de Giorgia?

Por resumir, esta es la historia de “chico conoce a chica. Chico y chica se enamoran. Chico se hace famoso. Chica cuida de los gatos. Chico conoce a otra chica. Chica pilla a chico. Chico abandona a chica. Y chica… lo cuenta todo en redes”. Ahora, esto mismo en Italia ha provocado ríos de tinta. Portadas de revistas y periódicos. Horas de programas de TV y apertura de telediarios. Porque el chico… el chico es el nuevo enfant terrible del Pop mundial. Y sí, es transalpino. Romano, para más señas. Damiano David, el vocalista de Maneskin, la nueva estrella del glam . Tan estiloso como Harry Styles, pero tan morboso como Jim Morrison; tan arrebatadoramente  sexy   como Lenny Kravitz, pero tan ambiguo como David Bowie; tan de diseño como Bryan Ferry, pero tan políticamente incorrecto como Eminem o Kurt Cobain. En definitiva, una bomba de relojería que, ya sea sobre los escenarios o sobre las redes, se rapa la cabeza, insulta a quien se le ponga por delante y, por supuesto, lo enseña todo. Hasta la epiglotis. Lo extraño es que su vida sentimental no haya sido igual de extrema y que, en cambio, llevara seis años compartiendo hogar con su novia “de toda la vida”... Sí, sí. De toda la vida. La misma que le aplaudía en la calle cuando, en vez de un mono de charol de ETRO, el de “Zitti e buoni” cantaba con una chaquetita de ante y camisa azul Ralph Lauren en Via del Corso delante del H&M y por unos euritos de nada. Pero, claro, eso, ya, es historia. Y éste el timing de su ruptura que, obviamente, soplando los cientos que soplan, ha tenido lugar en redes.

Damiano cantante Maneskin© @ykaaar
Sobre estas líneas, Damiano junto a su íntima amiga y compañera, Vittoria de Angelis

Y tras una  infidelidad . O mejor dicho, tras un beso de tornillo en la puerta de una disco. “Rompimos ahora, hace unos días”, escribía Giorgia Soleri, la novia despechada en su Twitter. Y la frase con la que ponía punto y final a su historia de amor hay que tomársela exáctamente así: al pie de la letra. Incluido el oxímorón. Porque Damiano había sido grabado con un “telefonino” mientras se rendía a los labios de otra. Que, a ver, a quién no le ha pasado esto, ¿no? Lo de besarse a pie de discoteca… Lo otro, lo de que te graben con otra con la cámara del iphone, es verdad que es más del mundo futbolista de Segunda B… Lo que ocurrió es que, además, el video pasó de celular en celular y del celular a las redes en menos que dices spaghetti alla carbonara. Y porque, evidentemente, el que captó el momento pasional del romano supo ipsofácticamente que aquella no era Giorgia Solari (de pelo negro y liso como una tabla a lo Mireille Mathieu) sino una rubia a lo Courtney Love… Hoy ya sabemos que se trataba de Martina Taglienti, modelo, de 22 años, y amiga de Vittoria De Angelis, bajista de la banda que puso del revés Eurovision, Coachella y Gladstonbury.

Damian cantante Maneskin© @giorgiosoleri_
Sobre estas líneas, Damiano junto a la que ha sido su novia desde hace seis años, Giorgia Soleri

El suceso, de bomba de Hiroshima para el mundo teenager habría pasado a languidecer sin pena ni gloria de no haber sido porque, en una de esas, Giorgia, harta de ver cómo el video aparecía en multitud de cuentas, decidió escribir en una de ellas el siguiente comentario: “Me ha engañado”. Oups. Y esa confirmación tuvo el mismo efecto que aquel plato de macarrones que, coronilla abajo, le tiró la Magnani a Rossellini en Dal Bolognese cuando la de Mamma Roma se enteró que su marido se estaba beneficiando a  Ingrid Bergman. Eso sí, ahora, en versión 5.0… Damiano tuvo que pronunciarse, obvio: “Giorgia y yo habíamos decidido separarnos por unos días, por lo que no ha habido traiciones de ningún tipo”. Ma che cosa hai detto, Damiano? Cómo que por unos días? Y, en unos días ¿ya estabas besando a otra?

Decía Becquer que, ante el amor, nos enfrentamos a un misterio donde todo en él son fenómenos a cual más inexplicable; “todo en él es ilógico, todo en él es vaguedad y absurdo”, imagínense si el romántico le llega a pillar la Era Instagram, flipa. Flipa porque basta con echar un ojo a lo que la pareja estaban publicando hasta casi el mismo momento del extraño interludio del morreo nocturno para entender que o mienten o su amor era, por decirlo de alguna manera, muy liviano.

Damian cantante Maneskin© @giorgiosoleri_
Damiano cantante Maneskin© @ykaaar
Imágenes de la pareja

Así, podemos ver que tras el post de Giorgia Soleri en Ibiza, y la famosa frase “el descanso es un acto político”, Damiano comentaba Bonaa (o sea, tia buenaaaa). Luego, la chica publicaba otra imagen en la que lo besaba descaradamente sobre el escenario. Otra en la que juntos van a la pelu… Otra más en la que tienen la típica discusión de enamorados porque ella hace un storie mientras él conduce, pero todo super sexy y super ñoño... y ¿Lo siguiente? Esto: “Lamento mucho que haya salido este vídeo, no fue como queríamos manejar la situación y fue mi error”, explicaba la estrella de la música italiana. “Espero que esto no afecte la imagen de Giorgia y que se pueda respetar la delicadeza de este momento”... Giorgia, ahí, ya no le seguía en redes. Por cierto, con Vittoria de Angelis, su amiga íntima, y compañera de él, tampoco. ¿por? Porque Vittoria fue su Celestina peeeeero, parece ser que, ahora, también. Pero, ahora, de Damiano. Sea como fuere, este gesto demostraba que historia de amor de ambos ya no tenía una segunda oportunidad. Y es que, si hace un año, fue Vittoria la primera que también sacó la cara por la pareja cuando se habló de crisis en la pareja, y luego, ellos, adoptaron un gato, ahora Vittoria es la mala de la película. O al menos, la amiga infiel. Y que después de tanto meme sobre el triángulo amoroso.... eso no hay quien lo remonte. Memes con il tormentone del momento que les ha reventado el reinado en las listas de ventas: Annalisa y su temazo Mon amour donde, en el estribillo, canta “La vi besándolo, besándola, besándome”.

Pero ¿y quién es la rubia amante? Ella es Martina Taglienti, la otra en esta historia de amores acabados, besos robados y amistades rotas. Vamos a empezar desde el principio. Nacida en 2001, Martina Taglienti es la estrella emergente de la moda. Parece, de hecho, ser una de las jóvenes promesas de las pasarelas italianas. Y, sobre todo, es la íntima amiga de De Angelis. De ahí el unfollow de Giorgia Soleri... De hecho, desde hacía tiempo se rumoreaba que entre ellas ya no había buen rollo cuando habían sido uña y carne.... Y los rumores se hicieron más insistentes en enero, con el cumpleaños de Damiano, en el que Vittoria fue la gran ausente. Pero ahora la distancia social entre ambos podría delatar algo más que un simple disgusto. ¿Las dos mujeres se separaron porque algo se estaba gestando entre la nueva mejor amiga de Vittoria y el entonces novio de Giorgia?

Damiano Maneskin© @mirtilletouche
Sobre estas líneas, Martina Taglienti, la tercera en este triángulo amoroso, junto a la amiga de Damiano, Vittoria de Angelis

Whatever… Giorgia Soleri ya ha abandonado el piso que compartía con Damiano en Roma. Lo hizo precisamente mientras Maneskin tocaba en Madrid, en el Primavera Sound… Y a todo esto ¿Los gatos? “Los gatos se quedan conmigo pero Damiano puede venir a visitarlos cuando quiera”. No es una pregunta baladí porque el clamor por el destino de los dos animales, con sus sendas cuentas en IG, era ya otro debate en el país de la bota: “¿Quién se quedará con los dos gatos Legolas y Bidet que el cantante y la influencer compartido durante su amor?” fue el título de un debate televisado. En los próximos meses, sabremos si Giorgia cambiará o no de ciudad después del desenlace amoroso y si se decidirá a hablar más allá de las redes: “Honestamente, no sé”, les ha confesado a sus seguidores. ”He decidido posponer pensar en eso hasta septiembre“. Pues muy bien, Giorgia. Como Escarlata O’Hara. “Ya lo pensaré mañana”. O después del verano.