Lucía Pombo comparte con ¡HOLA! sus emociones y las sorpresas de su inminente boda

La piloto, que es la mayor de las hermanas ‘influencers’, se casa el 25 de junio, en Segovia, con Álvaro López Huerta, junto a quien posa, días antes, entre aviones de época

Lucía Pombo HOLA PLUS

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Lucía Pombo se encuentra emocionada al posar para ¡HOLA! junto a Álvaro López Huerta y rodeada de aviones de época, en la Fundación Infante de Orleans, a las afueras de Madrid. Fundamentalmente, porque este próximo sábado 25 se casará con su mejor compañero de vida —él también se dedica a las redes—, tras cerca de ocho años de relación. Lo harán en la provincia de Segovia, una tierra que sienten como suya —cuentan con una casa familiar en la zona—. Primero, se oficiará la ceremonia religiosa en la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, de Villafranca del Condado. A continuación, los novios lo celebrarán con sus cerca de doscientos cincuenta invitados en un castillo próximo. La construcción, de estilo medieval y mudéjar, se convirtió en residencia palaciega de los Reyes Católicos y allí “vivió Juana la Loca”, como nos apunta Lucía.

Portada HOLA 4065©Hola

Pero este reportaje también es especial para la mayor de las tres hermanas Pombo al posar entre los aviones de época más emblemáticos de la Fundación Infante de Orleans. No hay que olvidar que, además de influencer, trabaja como piloto de aviación. “Me encanta que ¡HOLA! haya organizado esta sesión entre estos aviones, porque esto es historia de España, de la aeronáutica e historia de mi familia”, nos dice Lucía. “Aquí hay un avión igual con el que Juan Ignacio Pombo, mi tío bisabuelo, hizo el primer vuelo entre Santander y México”, añade, antes de compartir sus sensaciones ante el que será uno de los días más importantes de su vida.

“En un principio, quería casarme con un vestido pantalón, porque mi intención era ser yo. Pero me he dado cuenta de que, para un día que es especial, quiero ir de princesa”
Lucía Pombo HOLA PLUS©Manuel Martos
Lucía y Álvaro.
Lucía Pombo H+©Manuel Martos

—No queda nada para la boda. ¿Empezáis a sentir nervios?

Lucía.—Me da un poco de pena terminar esta etapa, aunque ha sido algo estresante. Por suerte, hemos discutido una sola vez.

Álvaro.—Sí, no hemos discutido mucho.

—¿Ya tenéis todo listo?

L.—Casi todo. Quedan detalles peque­ños, como las lecturas...

Á.—Electricidad, luces...

—¿Cuáles han sido los preparativos que os han hecho mayor ilusión y cuáles los más tediosos?

L.—Lo más tedioso ha sido organizar las mesas y los buses. Terrorífico. Está el familiar que no sabes dónde meter... Egoístamente, lo mejor ha sido el vestido. Vestirse de novia es espectacular.

María, Lucía y Marta Pombo HOLA 4065©Lorena San José
La piloto de aviación con sus dos hermanas pequeñas, Marta y María, en la boda de esta.

Su gran secreto

—Háblanos de tu vestido.

Me lo ha diseñado Inuñez, que es el mejor equipo. A pesar de tener su estilo característico, los vestidos se adaptan completamente a la persona. Es decir, nunca se parecen entre ellos y siempre te escuchan con lo que quieres. El mío ya se lo he enseñado a mucha gente (ríe). En un principio, quería ir con un vestido pantalón, porque mi intención era ser yo. Pero, al trabajar tanto en pantalón, me he dado cuenta de que, para un día que es especial, quiero ir de princesa.

—¿Lo han visto tus hermanas?

—Sí. María es muy crítica y eso me ha venido muy bien, porque siempre digo ‘sí’ a todo. Ella me ha asesorado y he cambiado cosas que no tenían ningún sentido. Por ejemplo, el cuello. Luego, Marta ha puesto unos toquecitos hippies, que han sido buenísimas ideas. Así que llevo muchísimas ideas de mis hermanas.

Como sus dos hermanas ya se casaron, ha recibido consejos de ellas: “Siempre digo ‘sí’ a todo y, gracias a María, que es muy crítica, he cambiado cosas que no tenían sentido. Luego, Marta ha puesto unos toquecitos hippies
Lucía Pombo H+©Manuel Martos
Lucía Pombo HOLA PLUS©Manuel Martos
Lucía, espectacular, ante el mismo ‘Beechcraft C-45’ que ha aparecido en ‘The Crown’, ‘Velvet’, ‘Las chicas del cable’ y otras series de época.

—¿Qué sentiste al verte, por primera vez, vestida de novia?

—Hasta la tercera o cuarta prueba, no empecé a verme. Entonces, ya me encantó, aunque no estaba segura de lo que estaba haciendo. En el proceso de creación, el vestido cambiaba muchísimo. La primera fue en marzo y ha habido cinco. Es una pasada, pero ha sido mi parte favorita.

—¿Vas a llevar algún otro vestido?

—Sí. En total, dos. El segundo también es de Inuñez, pero más cómo­do.

—Según la tradición, tienes que llevar algo prestado y algo azul.

—Prestado, un anillo de mi abuela, que es el mismo que llevó mi hermana María en su boda. Y azul… Si no me añaden algo, se me va a olvi­dar.

“He tenido que modificar cosas de la boda para que no se parezca a las del resto. No he querido salirme de lo estándar, porque parece una competición de a ver quién da más”
Loading the player...

—¿Cómo imagináis el gran día?

Á.—Una gran fiesta con las personas más importantes.

L.—Con mucha emoción, con mi gente más querida.

—Lucía, pareces vergonzosa, ¿cómo te ves en el gran día?

L.—Soy cero vergonzosa. Tengo vergüenza por complejos. Como tengo unas hermanas tan tan guapas y soy la más desconocida… Pero de desparpajo soy la que más tiene de las tres (ríe).

—¿Tus hermanas, María y Marta, tendrán algún papel especial en la cere­monia?

—Tanto las hermanas de Álvaro como las mías van a ser testigos de boda. María y Marta también me van a ayudar con algunas sorpresas…­

Lucía Pombo en la cabina de un avión HOLA 4065©Album personal
Lucía con un compañero de trabajo.

—¿Y Martín, tu sobrino?

—Por supuesto que va a tener un papel especial. Tanto él como Pablito, que es el sobrino de Álvaro, serán pajes. ¡Y los vamos a vestir tan guapos!

—A pesar de ser la mayor de las hermanas Pombo, eres la última en casarte. ¿Te han dado consejos?

—María me recomendó que, si me cambiaba de vestido, que no lo hiciera más de una vez. También las dos me dijeron que no le diera tantas vueltas a que la boda fuese perfecta. Los invitados van a estar ahí aunque la música se corte.

—Últimamente, habéis ido a varias bodas. ¿Habéis tomado ideas?

L.—Al revés. He tenido que modificar la mía para que no se parezca a la del resto. Yo no me he salido de lo estándar, porque parece una competición de a ver quién da más, pero he cambiado cosas para no caer en tópicos.

Una princesa en su castillo

—¿Cuál es ese detalle que va a diferenciar la vuestra?

L.—Hemos elegido la música de la iglesia con mucho sentido. Además, nos casamos en un sitio que apenas conoce la gente. Es atípica.

Á.—Nos casamos cerca del pueblo, que está muy vinculado a las dos familias. Tampoco será una boda campestre, porque lo celebraremos en un castillo.

—Entonces, Lucía va a sentirse como una princesa, con su castillo.

L.—Princesa, princesa. Puse alguna foto en la que se veía la mitad del castillo y ya la gente lo localizó. Me dejó loca.

Lucía Pombo©Manuel Martos
Lucía subida a un ‘British Eagle 2’, que es el mismo modelo con el que su tío abuelo Juan Ignacio Pombo hizo historia, en 1935, al recorrer Santander-México por los aires. De hecho, la hermana de Marta y María es la quinta generación de una saga de pilotos de aviación.

  —Entonces, ¿esperáis que vaya a veros gente a la boda?

L.—No va a ser como la de Marta Lozano o la de mi hermana María, porque ni he dicho el lugar… Bueno, mi padre el otro día se lo contó a una mujer que trabajaba en el supermercado del pueblo y la invitó a la preboda. Entiendo que esa señora ya lo habrá contado (ríe).

—¿Habrá algún guiño a la aviación, tu profesión, Lucía?

L.—Mis mesas de invitados son aviones. Las de Álvaro, coches clásicos, que le encantan.

Á.—A los dos. En la pedida, nuestras familias nos regalaron uno.

L.—Sí, un ‘Triumph Spitfire 1500’. En vez de regalarnos un anillo y un reloj, les pareció una buena idea.

“En un principio, teníamos pensado ir de luna de miel a Tailandia, pero lo hemos cambiado a Colombia, básicamente, por Café con aroma de mujer —ríe—. Después, pasaremos unos días en México”

—¿Teméis que suceda algo en la boda?

Á.—Que caiga una tormenta de verano. No va a hacer ni mucho frío ni mucho calor, pero el pronóstico dice que puede llover unos días antes y otros de después.

L.—Una amiga nuestra cumple años el día veinticinco y nos asegura que jamás llueve. Pero el día lo eligió mi hermana María porque es el día más largo y ella sabe que adoro más el día que la noche.

—¿Estáis recibiendo ayuda con los preparativos?

L.—Los dos somos muy organizados y yo soy muy pesada con tenerlo todo bajo control, así que nos hemos encargado nosotros de todo. Ahora estoy delegando en unas niñas, porque ya no puedo estar pensando en proveedores y ciertas cosas.

Á.—Oye, ¡que lo hemos hecho entre los dos! (Ríe).

Lucía Pombo H+©Manuel Martos
Lucía Pombo HOLA PLUS©Manuel Martos
Con Álvaro López Huerta, su pareja desde hace unos ocho años.

—¿Quién está más nervioso?

Á.—Lucía.

L.—Por estrés, estoy más irascible.

—¿Y cómo lo llevas tú, Álvaro?

—Con paciencia (ríe). Creo que los dos estamos en un punto en el que saltamos un poco más, porque estamos con los nervios y el estrés y hay mecha cortita (ríe).

—Por último, la luna de miel. ¿Tenéis elegido el destino?

L.—Sí, Colombia. En un principio, teníamos pensado Tailandia, pero lo hemos cambiado, básicamente, por Café con aroma de mujer (ríe). Después, vamos a pasar unos días en México, en Tulum.

—¿Qué habéis visto en el otro para querer compartir toda vuestra vida?

Á.—Lucía es la mejor amiga que se puede tener.

L.—¿Por qué Álvaro? Porque me soporta. No hay mejor compañero Todo es mejor con él. El vino sabe mejor con él.


TEXTO: ANTONIO DIÉGUEZ

FOTOS: MANUEL MARTOS

ESTILISMO: CRISTINA REYES

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: JEN BARREIRO

ASISTENTE DE ESTILISMO: CANDI CABRAL

LOCALIZACIÓN: FUNDACIÓN INFANTE DE ORLEANS (MADRID)

LOOK 1. LUCÍA: CAMISA:THE IQ COLLECTION/ÁLVARO: CAMISA: AGAIN CASHMERE

LOOK 2. VESTIDO: TOT-HOM/JOYAS: SUÁREZ

LOOK 3. MONO: THE IQ COLLECTION/JOYAS: SUÁREZ

LOOK 4. LUCÍA: VESTIDO: SILVIA TCHERASSI/ÁLVARO: CAMISA: AGAIN CASHMERE/

Más sobre