Nuevo reencuentro familiar de los Rivera y los Martínez de Irujo en Sevilla

Cayetana Rivera, protagonista del arranque de la Feria de Sevilla, posa exultante con sus padres

Eugenia Martínez de Irujo y Narcis Rebollo vuelven a demostrar su buena relación con Francisco Rivera y Lourdes Montes apoyando a su hija en la cena de gala previa al concurso de Enganches

Por Irene Díaz

Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera se han convertido en una de las exparejas mejor avenidas del panorama nacional. Tras celebrar la Semana Santa en Sevilla con un alegre y esperado reencuentro familiar en las calles de la ciudad, los padres de Cayetana Rivera han vuelto a coincidir con sus actuales parejas en la cena de gala previa a la exhibición de Enganches en la que su hija ha ejercido de madrina. Gran estrella de la noche, la nieta de la Duquesa de Alba, acudía al evento acompañada de su actual pareja. El joven empresario andaluz Manuel Vega con el que empezó a salir a finales del año pasado, está cada día más integrado en la familia.

Loading the player...

VER GALERÍA

La duquesa de Montoro y el diestro acudieron en compañía de sus actuales parejas Narcis Rebollo y Lourdes Montes a esta nueva gala que se celebró en la capital andaluza, un tradicional evento que anuncia el certamen de carruajes y coches que se va a celebrar el próximo 1 de mayo en la La Plaza de Toros de la Real Maestranza como arranque de la Feria de Abril. Allí en la capital hispalense pudimos verles de nuevo como amigos, charlar y reír distendidamente los cuatro, mientras disfrutaban de la velada nocturna. Separados hace muchos años, la duquesa de Montoro y el torero siempre han intentado mantener una buena relación, conscientes ambos de lo importante que esto era para el bien de su hija Cayetana, la única hija que tuvieron durante su matrimonio. Sin embargo, es ahora cuando mejor sintonía ha surgido entre ellos, veinte años después de su separación en marzo de 2002 su complicidad es indiscutible.

Las lágrimas de Cayetana Rivera junto a su padre en el acto más emotivo de la Semana Santa

VER GALERÍA

VER GALERÍA

La hija de la duquesa de Alba estaba anoche especialmente emocionada viendo a su hija asumir con orgullo e ilusión las mismas tradiciones a las que su madre nunca faltaba y así lo explicaba: “Estamos muy contentos, me hace mucha ilusión que Cayetana sea la madrina de este evento, mi madre lo fue y es muy bonito que estas tradiciones sigan adelante. Es muy bonito, lleva puestos unos pendientes de mi madre”. Aprovecho ahí también para aclarar que todavía no quiere ser abuela: “yo abuela no, Cayetana es super joven, quiero que viva la vida a tope y cuanto más tarde mejor. Ese es mi consejo, luego ya que cada uno haga lo que quiera”. Francisco se mostró igualmente emocionado y no dudó en reconocerlo: “Se me cae la baba y se me nota, no me importa, es una experiencia muy bonita pisar la maestranza y que lo viva Cayetana es muy especial para todos nosotros”, confesaba el hijo mayor de Paquirri ante las cámaras allí presentes.

VER GALERÍA

Cayetana llegó “nerviosísima y atacada” del brazo de su pareja y a su entrada confesó que ha estado contando los días para poder volver a disfrutar de la Feria de Abril: “Tenía muchísimas ganas de que llegara este momento, por mis dos abuelas, que las tengo muy presentes”. Acompañada por el reconocido hostelero de 32 años y recordando a la querida Duquesa de Alba, la hija de Francisco Rivera quiso apuntar uno de los detalles más acertados y emotivos de su look:  “Llevo unos pendientes de mi abuela Cayetana, la tengo muy presente”. El próximo domingo  1 de mayo será su gran momento, la plaza de la Real Maestranza de Sevilla se vestirá para dar el pistoletazo de salida a la 37 edición de la Feria de Abril, un espectáculo de luz y color que llenará este año la ciudad hasta el próximo 7 de mayo. Cayetana ha confesado que quiere vivirlo haciendo homenaje a sus grandes orígenes: “Va a ser un homenaje a mis dos abuelas, las voy a llevar muy presentes a las dos. La mantilla y la peineta de mi abuela Cayetana, unos corales de mi abuela Carmen como pendientes; y el mantón y el abanico, también de mi abuela Cayetana”. Un inicio de feria que la nieta de la duquesa de Alba va a recordar siempre.