Rosa Benito y su hija, Rosario Mohedano

Rosa Benito defiende, entre lágrimas, a su hija Rosario Mohedano

La colaboradora ha explicado llorando que está harta del trato que se le da a la cantante

por Adrián López

Alessandro Lequio y Rosa Benito tuvieron hace varios días un enfrentamiento y el colaborador pensó que la cuñada de Rocío Jurado estaba haciendo referencia con sus palabras a su fallecido hijo Aless. Una vez calmados los ánimos, ambos colaboradores han decidido poner punto y final a la polémica y se han pedido perdón tras las cámaras en un encuentro por los pasillos de Mediaset. "Yo sería incapaz de decir algo que pueda afectar en sus sentimientos, me da mucha pena que puedan pensar que pienso algo así. Me ha venido bien hablar con él. Jamás hubiera pensado que al oírme hablar lo hacía con esa intención, jamás", ha dicho entre lágrimas la exmujer de Amador Mohedano.Tras contar cómo han sido las disculpas de ambos, la colaboradora de Ya es mediodía ha querido defender a Rosario Mohedano de los continuos ataques que recibe, el último de Lequio, y expresar desconsolada su falta de oportunidades porque Chayo siempre ha sido una mujer muy luchadora que lleva 20 años en el mundo de la música y a la que "no se le perdona ser sobrina de Rocío Jurado".

VER GALERÍA

Rocío Carrasco asegura que su familia miente y habla de Rosa Benito: 'No siendo de mi sangre, conmigo ha sido diferente''

Rosa Benito, que ha tenido que parar unos minutos de hablar porque "necesitaba respirar", ha continuado alabando el esfuerzo de su hija a lo largo de los años y ha insistido en que por ser familia de 'la más grande' nunca se le ha valorado como debería. "Esa niña desde que yo la he parido es artista, se reinventa continuamente, lleva cuatro años haciendo su música, cantando, haciendo sus bolos y no se la reconoce. Rosario Mohedano ha demostrado ser una artista y canta muy bien, sino ella misma se hubiera retirado", ha dicho muy emocionada, asegurando también que es "una curranta" y que llevan dos décadas, desde que sacó el disco, machacándole. 

La colaboradora de Ya son las ocho también ha confesado uno de los consejos que le ha dado a su hija y que de seguir haría que estuvieran muy separadas. "Rosario, vete, vete de este país", ha revelado Rosa, harta de los comentarios que está acostumbrada a escuchar sobre la carrera de la artista. Pero además, la que fuera peluquera de la intérprete de Ese hombre ha expresado una de las mayores penas que tiene al ver que la cantante no puede triunfar en algo en lo que lleva tantos años trabajando: "A veces digo 'qué pena tener los que tienes', porque la crucifican a ella y no es justo. No puedo más, que me ataquen a mí, pero que le dejen a ella en paz", ha relatado muy entristecida.

VER GALERÍA

Rosa Benito y Amador Mohedano se emocionan en directo al hablar de su pasada relación

Para terminar, ha querido dejar muy claro que se ha terminado abrazando con Alessandro Lequio para zanjar la disputa que han tenido entre ambos y ha explicado que de ninguna de las maneras se le ocurriría nunca, en cualquier enfrentamiento, meterse con los hijos de nadie. Además, ha querido contar que todo ha cambiado a lo largo del tiempo porque cuando era un niña era muy querida por todos: "Desde pequeñita enamoraba a la gente, con su tía jaleándola porque la adoraba… Yo miraba al espejo y lloraba", ha concluido en el programa de Sonsoles Ónega.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie