Paris Hilton y Carter Reum

Una imagen superficial que escondía sus demonios personales

De sus traumas infantiles a sus excesos de juventud: repasamos la vida de Paris Hilton horas antes de su boda

La que siempre ha sido el paradigma de la millonaria heredera rebelde con una vida de lujo está a punto de abrir un capítulo decisivo en su vida

por M. J. Somoza

Paris Hilton está a punto de iniciar a sus 40 años un nuevo capítulo en su vida y por supuesto seremos testigos. La rebelde heredera de una de las sagas hoteleras más conocidas del mundo (es la bisnieta del hotelero y filántropo, Conrad Hilton) ha encontrado la estabilidad después de una juventud en la que su nombre se asociaba a fiestas alocadas y diversión sin límites. Fue de las primeras celebrities en exponer cada minuto de su vida en un reality de televisión, desnudando al milímetro su intimidad y vida personal, un proyecto que imitaron luego clanes como las Kardashian. The simple life se estrenó en 2003 y seguía a Paris y su amiga Nicole Richie que dejaban a un lado su lujosa vida para probar trabajos humildes y tratar de ganar su propio dinero. A lo largo de las cinco temporadas que estuvo en antena ocurrieron todo tipo de situaciones insólitas como cuando trataron de ejercer de amas de casa (no conocían siquiera un supermercado), cuando ejercieron de granjeras o cuando las detuvo la policía de tráfico para multarlas y ellas trataron de escapar.  

Todos los detalles y cambios de última hora de la boda de Paris Hilton

La bonita declaración de amor de Paris Hilton a su prometido tan solo unos días antes de su enlace

VER GALERÍA

En medio del apabullante éxito de audiencia que cosechó el programa (superó incluso la primera entrevista del presidente George Bush tras el ataque de Irak), salió a la luz un vídeo comprometido que había grabado Paris con su exnovio Rick Salomon, lo que alimentó el escándalo en torno a ella. Las peleas y diferencias con su compañera de aventuras, Nicole Richie, acabaron con este espacio en 2006, al que siguió otro denominado Paris Hilton's My New BFF, en el que buscaba precisamente otra mejor amiga. Su atractivo como personaje le granjeó miles de alfombras rojas e invitaciones a los eventos más exclusivos en los que su hermana Nicky se convirtió en su inseparable escudera y con los que siguió alimentando esa imagen de una vida perfecta, superficial y lujosa que había potenciado. "Nicole será la chica mala y Paris la cabeza hueca. No teníamos ni idea de que el programa tendría tanto éxito y que tendríamos que seguir interpretando esos papeles por cinco años" dijo sobre lo que los productores querían reflejar en el reality (declaraciones en 2016).

VER GALERÍA

Su olfato para los negocios

En 2004, el escritor Merle Ginsberg publicó el libro Confessions of an heiress: A Tongue-in-Chic peek behind the pose en el que la millonaria aseguraba que nunca se ponía la misma ropa dos veces, que iba a la peluquería varios días a la semana para alisar su pelo (que naturalmente es rizado), que nunca cogía el metro en Nueva York en verano y que no se acostaba antes de las tres de la mañana. "No hay nada peor en la vida que estar aburrido" aseguraba Paris en el volumen. Y ella no parecía estarlo. Su negocio televisivo pronto se tradujo en una línea cosmética con la que recaudó más de 2 billones y medio de dólares (al cambio actual más de 2 mil millones de euros): un perfume y más de 19 productos para el cuidado de la piel, bolsos, joyería y lencería que se venden en 45 tiendas y que se exportaron incluso fuera de Estados Unidos a países asiáticos. Su olfato para los negocios ha sido infalible, demostrando que, aunque ella se esforzara en ocultarlo, es mucho más que la típica "niña de papá". "Soy una mujer de negocios que trabaja muy duro y así me gustaría ser reconocida”, apuntó en una entrevista con Access Hollywood.

VER GALERÍA

La caprichosa heredera cambiaba de pareja a la misma velocidad que parecía reorientar sus proyectos profesionales y por su vida pasaron nombres como el ex componente de Backstreet Boys Nick Carter, el jugador de béisbol Doug Reinhardt, el empresario Cy Waits y el modelo River Viiperi, entre otros. Se comprometió hasta en tres ocasiones con Jason Shaw entre 2002 y 2003; en 2005, con el heredero y productor Paris Latsis; y en 2018, con el actor Chris Zylka, pero ninguna de estas historias tuvo el final esperado frente al altar. Paris tenía aparentemente una vida de ensueño, con viajes a entornos paradisiacos, apasionadas historias de amor, despreocupada y feliz. Nada más lejos de la realidad.

VER GALERÍA

Una realidad bien diferente

El documental This is Paris, estrenado en 2020, sacaba a la luz la verdad. Contaba en él que había sido criada en un entorno rígido y conservador, así que su familia estaba muy disgustada por la manera en la que vivía su vida (su abuelo le retiró parte de su herencia). Las medidas que pusieron para que enderezara su camino le causaron un trauma. “Algunas partes son muy traumáticas o difíciles en mi vida y quiero poder contar mi historia para que la gente pueda entenderme y también comprenderse a sí misma” explica. Recuerda que en su adolescencia salía mucho, lo que provocó que sus padres la enviaran a “escuelas de crecimiento emocional” donde, asegura, sufrió maltrato. “Hacían que la gente se quitara la ropa y entrara en una habitación durante unas 20 horas. Me sentí como si me estuviera volviendome loca. Alguien estaba en la otra habitación, había como una camisa de fuerza... Me estaba congelando, me estaba muriendo de hambre, estaba sola. Tenía miedo”. Abusos que tuvo que superar además en sus relaciones sentimentales, pues algunas de sus parejas tampoco la trataron bien.

Loading the player...

El emotivo homenaje de Paris Hilton a su fallecido abuelo, Barron Hilton

Años convulsos tras los que ha encontrado la estabilidad laboral y emocional con su futuro marido, Carter Reum, al que dará el sí el próximo 11 de noviembre en una boda al más puro estilo Paris Hilton. Los detalles y los preparativos ya se han convertido en un programa de televisión, pues su objetivo sigue siendo, así lo dijo ella misma en el citado documental, ganar dinero -paralelamente a este espacio estrenó otro de cocina titulado Cooking with Paris, donde demuestra su destreza en los fogones-. Un enorme anillo y once vestidos completarán el look de la novia que cambiará por fin de estado civil en la mansión de Bel-Air de su difunto abuelo, el hotelero y filántropo, Barron Hilton. Los jardines ya se están engalanando para el gran día en el que Paris cumplirá ese sueño que ha tenido desde que vivía una existencia frívola y despreocupada. “No quiero para siempre la vida glamourosa y de la jet-set. Algún día, pronto, quiero tener niños y una casa grande con muchos animales, como la que tenían mis padres" (extracto de su biografía).

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie