Javián

Especial 20º aniversario de Operación Triunfo

Javián: 'Siempre le digo a Bustamante que él no ha vivido algo que yo sí, la caída de la fama'

El artista sevillano nos ha contado cómo cambió su vida después del concurso, que le llevó a descubrir los dos lados de la fama

por Cristina Álvarez

"Soy el mismo tío divertido, un poco loco... pero ya tengo 47 años y tengo una madurez que antes no tenía". Han pasado dos décadas desde que le conocimos en Operación Triunfo, sin embargo, Javián todavía lo recuerda como si fuera ayer. El artista sevillano derrocha alegría, ganas de vivir... y mucha sinceridad al hablar de todo lo bueno (y también todo lo malo) que vivió después del programa. OT le cambió la vida y el mostró el lado menos amable la fama. "A mí me gusta que se me escuche y que les guste mi música, pero no quiero gustar a la gente por haber salido en OT. Soy una persona normal", asegura. Su compañero de batallas en esos años fue su gran amigo Álex Casademunt y reconoce que le gustaría que se le hiciera un homenaje como se merece. "Si depende de mí, le homenajearé todo y más". De hecho, ha reconocido que Fórmula Abierta se terminó "porque con lo de Álex no nos apetece seguir más, pero Geno y yo nos estamos planteando hacer algo". 

- Especial 20º aniversario de Operación Triunfo 1

VER GALERÍA

- Se cumplen 20 años desde que entraste en la Academia de OT, ¿qué es lo primero que se te viene a la cabeza?
Pues se me viene un cambio de vida, una oportunidad de crecimiento enorme tanto a nivel personal, económico, social... Mi paradigma de vida cambia. Hay un punto de inflexión en mi vida, pero que no ha sido ni para mejor ni para peor. Han pasado cosas buenas y cosas no tan buenas a raíz de Operación Triunfo. Ha sido un cambio enorme, mi vida era una vida normal (estudiar, trabajo, tu casa, tu mujer, tu hijo...) y ahí cambió todo y me vino la locura.

- Revolucionasteis la televisión, el panorama musical, el fenómeno fan... ¿qué es lo mejor que recuerdas de aquella época?
Lo más bonito que recuerdo son las vivencias con mis compañeros, con la gente que ibas conociendo como los mánagers, fans, promotores... La gente que iba encontrándome en mi vida, que era todo muy agradable. También me quedo con las experiencias que vivía: cantar en sitios en lo que nunca hubiera imaginado cantar, como un estadio de fútbol, vivir cosas  fuertes y extremas... Fue muy bonito, sobre todo para un chaval de 27 años que está en la flor de la vida.

- ¿Y lo peor?
Lo peor fue la fama. Bajo mi punto de vista la fama en sí es mala, no trae cosas buenas. Esconde algo más que que te inviten a sitios, te hagas fotos con gente... La fama conlleva muchos traumas psicológicos.

- Érais mucho más que cantantes, ya que os tenían mucho cariño y os seguían en cada cosa que hacíais. ¿Por qué crees que se creó ese sentimiento tan mágico?
Honestamente creo que ese sentimiento no es tan mágico, no veo sano tener cariño y admiración a alguien que ves por la tele. Para mí, la sociedad en ese momento se equivocó. No es que esté rechazando el cariño que me han dado, porque fue muy  bonito, pero yo lo veía un poco inconsciente. Me preguntaba: "¿Por qué de pronto me quieren tanto? ¿soy más que antes?". Ahí me di cuenta de que lo único que pasaba era que salía en la 'pantallita'. No lo digo de manera despectiva, pero sí de cómo veo a esta sociedad. Yo llegué a esa conclusión un día que estaba en una fiesta y había varios famosos, entre ellos yo. Entonces vino un grupo de chavales para hacernos una foto, yo acepté pero al segundo se fueron a hacer una foto con Yola Berrocal (con todos mis respetos hacia ella) y les escuché cómo le decían que por favor se hiciera una foto con ellos. Ahí me di cuenta que le pedían fotos a cualquiera que saliera en la televisión. Yo puedo entender la admiración por alguien que ha demostrado un talento, pero no hacia alguien solo por que salga en la televisión. Ahí empecé a ver que el sentimiento dejaba de ser mágico. Es bonito que te den cariño y te digan cosas, pero lo veo un poco falso porque realmente no conoces a esa persona. Era precioso que te vinieran a decir que se veía muy buen rollo entre nosotros y que teníamos un ambiente muy familiar, pero que me lo cuenten así. Pedir autógrafos y fotos a cualquiera, distancia un poco ambos sentimientos.

- Javián y Geno rinden homenaje a Álex Casademunt: 'En el escenario éramos tres'

VER GALERÍA

- Muchos siguen estando a tu lado después de tantos años, ¿qué significa para ti?
Es interesante la pregunta porque muchos se han retirado. Hay una cosa que siempre le digo a Bustamante y es que él no ha vivido algo que yo sí, que es la caída de la fama, y no ser todo lo famoso que eras. Pero es que si yo siguiera en la cresta siendo tan famoso como Busta u otros de mis compañeros, no habría visto la realidad. A mí se me ha mostrado la realidad y siempre le digo a David: "No sabes la de gente que tienes a tu lado que realmente no te quiere, que están contigo por el interés". No lo digo de manera despectiva, creo que es una relación cordial como 'empresa', pero esa gente no es tu amiga. Yo ya he vivido eso ¿y cuántos quedaron a mi lado? Pues los justos y necesarios, los buenos. Me he quedado con mucha gente porque soy muy sociable y auténtico y, aunque se han quedado a mi lado muchos, se han ido muchos más que eran lapas.

- Al echar la vista atrás, ¿cómo recuerdas al Javián de aquella época?
Lo recuerdo como un chaval que tenía mucho que aprender, un chaval muy equivocado en la vida que, aunque estaba disfrutando de la experiencia, no lo hacía de manera plena. Lo recuerdo como alguien que estaba viviendo una época muy convulsa, con muchos altibajos. Lo recuerdo muy bien, por lo bien que lo pasé pero me daría un 'cate' en la cabeza y me diría: "¿Tío qué haces?". 

- ¿Has cambiado mucho o sigues siendo igual?
He cambiado mucho, aunque mi responsabilidad sigue igual. Soy el mismo tío divertido, un poco loco... pero ya tengo 47 años y tengo una madurez que antes no tenía.

- Si pudieras, ¿qué consejo le darías a tu yo de hace 20 años?
Le diría: "Tío, deja de comerte la cabeza y simplemente disfruta del momento" y le diría cómo afrontar lo que está ocurriendo y lo que está por venir y que dejara de hacer el gamberro.

- ¿Cambiarías algo de lo que hiciste (o no hiciste) en la Academia?
No cambiaría nada porque no puedo. En esa época hice lo que pude hacer con mi edad, con mi experiencia... Pero en la situación de que pudiera, cambiaría muchas cosas, como sentirme inferior, juzgado, comparado... Todos esos sentimientos me los quitaría.

- Entre vosotros también seguís siendo una familia y estáis muy unidos, aunque desgraciadamente ya no estáis todos al completo. ¿Cómo te habías imaginado la celebración de vuestro 20º aniversario?
Pues todos nos imaginabamos que iban a hacer algo por Álex. Aún no ha llegado el aniversario y está por ver si van a hacer algo, nos han dicho que algo pequeño habrá. Yo sí esperaba algo, pero no soy nadie para decicidir y que los demás hagan algo que no quieran. No puedo estar frustrado por si Gestmusic lo va a hacer o no... A mí me gustaría y, si depende de mí, le homenajearé todo y más, pero tampoco creo que Alex lo necesite, él ya vive en otro prisma y no creo que se vaya a enterar de si Gestmusic le va a hacer un homenaje en el aniversario.

- ¿Reencuentro por el 20 aniversario de 'Operación Triunfo'? Tinet Rubira responde

VER GALERÍA

-¿Crees que será posible que os podáis reunir todos para celebrarlo y, además, rendir homenaje a vuestro amigo Alex Casademunt? 
Bajo el punto de vista televisivo parece que no, que no va haber la opción. Pero nosotros nos podemos reunir cuando queramos. Ayer mismo me escribió Alejandro Parreño, que está organizando una barbacoa en Madrid y que si podía ir que me acercara, o sea nosotros somos amigos. Yo no necesito que se organice algo para ver a quien yo quiera o no. De hecho, cuando nos vemos nos acordamos de Álex y brindamos por él.

- ¿Seguís teniendo el grupo de Whatsapp?
No, yo no tengo grupo de WhatsApp con ellos por ciertas causas, el grupo se dejó... Ahora nos escribimos personalmente, no necesitamos tener un grupo de Whatsapp. Personalmente no me gustan esos grupos, cada vez que me meten en uno para organizar un cumpleaños estoy deseando que termine. No me gusta estar pendiente del móvil. Aunque sí estamos muy activos, ayer hablé con Parreño, antes de ayer con Chenoa y el otro día hablé con Rosa... Nos hablamos un montón.

- A modo de resumen, ¿qué balance haces de estos 20 años?
¿A modo de resumen? ¿Cómo me haces esta pregunta? Yo me tiraría hablando aquí 15 minutos de esto... Hago un balance positivo total. Haber entrado en este programa ha sido un regalo, con todas sus cosas buenas y sus cosas malas; las buenas las he disfrutado un montón y las malas me han hecho crecer cómo persona. Hoy soy quien soy en gran parte por lo que me tocó vivir en ese programa. A mis amigos les digo que tengo 47 años pero me siento como si tuviera 78 por todas las experiencias que he vivido, aunque en la cabeza tengo 25 (ríe). El balance es muy positivo, además nos trataron genial. Es la mente la que te castiga y te hace estar en sitios en los que no debes.

- ¿Nos puedes contar alguna anécdota que recuerdes?
Con Álex tengo millones de anécdotas, muchas no se pueden contar porque son un poco temerarias, otras son sexuales, otras personales, con terceras personas... Con Álex tengo lo más grande, un día me tendrían que dar un programa para contarlas. 

- Javián recuerda a su 'hermano' Álex Casademunt: 'Se entregaba sin condición'

VER GALERÍA

- ¿Qué opinas de las últimas ediciones de OT? ¿Ves muchas diferencias con vuestra edición?
Veo muchas similitudes y eso es lo que no me gusta... Todos buscan ser el número uno y veo una fotocopia. La parte igual me aburre, sin despreciar, aunque todos son maravillosos y cantan estupendamente, pero lo veo poco original. Creo que aquí no funciona así, con que algo funcione lo repiten hasta la saciedad. No suelo ver el programa, estoy cansado de tantos talents, con todos mis respetos. Es siempre la misma temática, siento que se usa a los concursantes y se les confunde. No me gustan los talent shows. Al último que yo fui fue porque me apetecía cantar una canción heavy delante de España, me daba igual el programa.

-¿Hay algo de las ediciones de ahora que te hubiera gustado tener en la vuestra?
No, la nuestra fue perfecta. Igual tonterías como pies de micro o tocar la guitarra que a mi no me dejaron... Tener los elementos que un artista necesitaba. A nosotros nos convencían de que no eran posibles esas 'tonterías'. A nivel general siento que no nos hizo falta nada más.

- A nivel más personal, ¿en qué momento te encuentras?
Estoy en un momento 'flipando', vivo una época muy bonita de mi vida. Llegué a comprender todo lo que me pasó, creo me he encontrado a mi mismo, sé lo que quiero, sé quien soy... Una puñetera maravilla. Me encuentro en un momento pleno, de 10. Estoy muy bien, me dedico a estar tranquilo. Me he dado cuenta que la felicidad no es hacer más, es la tranquilidad. Me he encontrado a gente que me mira con cara de pena por no estar haciendo cosas y compararme con Bisbal. La felicidad no es ser el número uno. No entiendo cómo con tantas películas de artistas como Bohemian Rhapsody no nos hemos dado cuenta
de que ser el número uno no te da la felicidad. Freddy Mercury dejó de ser feliz cuando tuvo éxito. En ese momento estoy ahora, en saber encontrar mi felicidad.

- ¿Hace 20 años te veías como estás ahora o la vida ha superado tus expectativas?
No me imaginaba estar como ahora porque las expectativas eran tener una carrera musical importante o pertenecer a algo musical grande y es que ahora ni si quiera lo persigo. Me ha dejado de interesar. Que si llega bien, pero si no, yo con mis dos heladerías estoy bien. Yo no necesito que me toque la lotería, estoy perfecto como estoy. Soy un suertudo de tener la vida que tengo. 

VER GALERÍA

- Para terminar, ¿nos puedes contar en qué proyectos estás trabajando ahora?
Soy una persona muy inquieta, hago muchísimas cosas... Una vez me dijo un amigo mío, que es productor musical: "Javier, tu no tienes ningún 10, pero tienes muchos 7", y se me quedó grabado, porque puede ser que sea verdad. Yo no hago algo superbién, pero hago muchas cosas medio bien. Yo soy ingeniero y me dedico a cosas de electricidad, tengo pisos turísticos y me dedico a ellos, también a mis heladerías. Y musicalmente tengo cinco bandas, tres o cuatro de tributos, que son por trabajo, pero a la vez me flipan. Formula Abierta se terminó, porque con lo de Álex no nos apetece seguir más, pero Geno y yo nos estamos planteando hacer algo. Mi proyecto es vivir, estar presente con lo que hago. Vivo hoy y con lo que tengo me sobra.

- ¿Qué mensaje te gustaría mandar a todos esos fans que siguen tu carrera y te siguen teniendo tanto cariño?
Pues que no me tengan tanto cariño (ríe). No, que me lo tengan, que eso es muy bonito, pero que no sea solo porque salí en la tele. Yo soy un tío normal y me encanta serlo. Yo no quiero que se me meta en la sala VIP porque sea famoso, me gusta estar con todo el mundo, salir con todo el mundo. No poder ir al cine como una persona normal me reventaba, no me mola tener un road manager que me lo haga todo... A mí me gusta que se me escuche y que les guste mi música, pero no quiero gustar a la gente por haber salido en OT. Soy una persona normal.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie