Kiko Hernández en 'Sálvame'

Kiko Hernández confiesa lo mal que lo está pasando tras la muerte de una gran amiga

El colaborador ha sufrido la pérdida de 'su segunda madre', Begoña, fundadora del bingo Las Vegas

por Adrián López

Kiko Hernández se despedía este 4 de octubre de su amiga íntima Begoña, fundadora del bingo Las Vegas. "Hasta siempre amiga… Cuídate mucho y buen viaje. Contigo aprendí eso de que en la vida tenemos días que no significan nada, y momentos que lo significan todo. Te quiero Begoña", ha escrito el exgranhermano en sus perfiles sociales junto a una fotografía de los dos juntos. Esta pérdida, que ha sido un duro varapalo para el colaborador de Sálvame porque hace tan solo cuatro meses también sufría el fallecimiento de Mila Ximénez, ha provocado que el tertuliando se quedara casi sin palabras durante el programa presentado por Jorge Javier Vázquez, al que ha confesado que para él era como su segunda madre. Aunque el trabajador de Mediaset ha explicado que esta muerte ha sido tras una larga enfermedad, lo cierto es que ha llegado en el momento más inesperado. "Había quedado el mismo lunes con ella para hablar de nuestras cosas y sucedió de repente", ha revelado Kiko.

VER GALERÍA

El motivo por el que Kiko Hernández ha ido a trabajar en silla de ruedas

Tras acudir al hospital, al tanatorio y al cementerio, Kiko ha querido agradecer a todo el mundo que le ha escrito, explicando que no ha tenido tiempo para contestar, y mandar su apoyo a los familiares de su amiga. "Dentro del dolor espero que salgan para delante porque ella lo querría así", ha dicho el colaborador, añadiendo también que ha sido siempre una mujer muy generosa con todo el mundo y que ha ayudado muchas veces a celebrities que no tenían trabajo, facilitándoles seguir adelante. Muy emocionado, el tertuliano también ha confesado que lleva un año muy malo y que ya no puede más porque se le ha juntado un duelo con el otro.

"Hay un momento que ya revientas", ha dicho, comentando que ha tenido que medicarse durante unos días porque estaba muy triste y estresado. "He tenido unos momentos que no sabía ni dónde estaba. Si en casa, en el hospital, en el tantorio... A la noche intentaba recordar a quién había visto y a quién había saludado y no podía", ha dicho muy emocionado, contando a sus compañeros de programa que hace poco también había muerto su tía y que nunca habían fallecido tantos seres queridos a su alrededor. "No estoy acostumbradon a tanto golpe. No procesas un luto y ya estás con otro. Lo de Begoña además lo he vivido hasta el final", ha expresado.

VER GALERÍA

Kiko Hernández, sobre el aislamiento: 'Nunca había estado tanto tiempo con mis hijas'

El colaborador ha relatado el horror que ha sentido durante estos días y ha comentado a sus compañeros que lleva varios días pensando en que necesita y quiere descansar una temporada. Aunque Begoña le dijo que nunca se fuera de Sálvame, Kiko ha confesado que necesita parar porque incluso ha tenido "ideas raras" que se le han pasado por la cabeza. "No sé si una semana o quince días, pero necesito gestionar este proceso que no he hecho tampoco con Mila ni con mi familiar. No puedo. Es por mi salud mental y tengo a dos personas que están a mi cargo. Tengo que estar bien mentalmente. Es que quiero desaparecer", ha dicho con la voz entrecortada.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie