Britney Spears

Britney Spears y el porqué de su repentina desaparición

Horas después de anunciar su compromiso con Sam Asghari, la cantante borró su cuenta en Instagram para celebrar su pedida de mano y tal vez obviar todo tipo de críticas y comentarios de sus fans que le aconsejaban que firmase un acuerdo prenupcial

por hola.com

Ni rastro de Britney Spears. La princesa del pop ha decidido borrar su cuenta de Instagram y los motivos aparentes son muy dispares. Mientras la cantante ha afirmado de que se trata de una decisión momentánea -"No os preocupéis amigos, simplemente me tomo un pequeño descanso de las redes para celebrar mi compromiso. Volveré pronto", ha dicho -, son otras las voces de su entorno quienes dicen que podría estar enviando un poderoso mensaje en medio del juicio con su padre por su tutela y no hay nada de lo que preocuparse. "Ella está bien, legal y personalmente", responde una fuente en People a aquellos que dudan de su estabilidad emocional. De cualquier modo, la artista de Oops! I Did it Again se ha visto inmersa en un cúmulo de circustancias por las que podría haber dicho "basta ya" a todo el ruido mediático que ha generado su ansiada libertad y su reciente compromiso matrimonial.

VER GALERÍA

Poco después de conocer que su padre solicitó ante el juez que deseaba renunciar a su tutela después de 13 años de control personal y financiero, la intérprete presumía de anillo de compromiso tras la pedida de mano de su novio, Sam Asghari, con quien vive un noviazgo desde hace cinco años, y al que le dedicaba estas palabras: "Ha estado conmigo durante los años más duros de mi vida”. El modelo de origen iraní es uno de sus principales apoyos en la lucha por acabar con la tutela legal de su padre, Jamie Spears. Según la cantante, vivió "un infierno” por culpa de su progenitor. En su última comparecencia ante el juez, la ganadora de un Grammy y cuatro American Music Awards llegó a contar que era tal el control que su padre ejercía sobre ella, que la obligó a llevar un DIU para que no tuviese más hijos. "No siento que pueda vivir una vida plena", explicó Britney. "Quiero poder casarme y tener un bebé", puntualizó.

Dicho y hecho. A un paso de recuperar su libertad, Britney y su novio han dado un paso más en su relación y la artista, de 39 años, exhibía emocionada su anillo de diamantes. Poco después de dar a conocer la buena nueva, las felicitaciones por su pedida de mano inundaban las redes sociales. Unos le daban la enhorabuena como Paris Hilton que le decía "bienvenida al club" y otros en cambio dudaban de las intenciones de su pareja, doce años menor que ella.  La actriz Octavia Spencer, ganadora de un Oscar por Criadas y señoras,  le aconsejaba públicamente que firmara un acuerdo prenupcial para proteger su fortuna y millones de fans debatían acerca de este consejo. Unas opiniones a las que rápidamente respondió de un modo irónico su novio, que afirmó que existirá un contrato riguroso para asegurar sus pertenencias. "Por supuesto, vamos a tener un acuerdo prenupcial para proteger mi Jeep y mi colección de zapatos en caso de que ella me abandone algún día"Fue a raíz de las críticas y este tipo de comentarios cuando la cantante decidió borrar su perfil de Instagram y aludió que se tomaría un descanso para celebrar su compromiso. 

VER GALERÍA

Fuentes cercanas aseguran que Jamie Spears, que sigue teniendo la potestad legal y financiera de su hija, al menos hasta el próximo 29 de septiembre, día en que se celebrará el juicio, ha comenzado a trabajar en el acuerdo prenupcial de la pareja, aunque el entorno de él lo niega.  "Jamie está trabajando para encontrar un abogado que elabore el acuerdo prenupcial. Ya que se trata de finanzas y todavía es oficialmente el conservador de los bienes de Britney, está averiguando los detalles", explica la fuente cercana a la situación. "Tiene que ser un abogado de divorcios quien maneje el acuerdo prenupcial", concluye.

VER GALERÍA

Spears y Asghari se conocieron en 2016 cuando protagonizaron el video musical de la canción Slumber Party. De seguir adelante con sus planes de boda, esta sería el tercer matrimonio para el cantante y el primero para él. Spears tiene dos hijos Sean Preston, de 16 años, y Jayden James, de 15, con su exmarido, el rapero Kevin Federline, con quien estuvo casada entre los años 2004 y 2007, y también mantuvo un matrimonio fugaz con su amigo de la infancia Jason Alexander en 2004, que fue anulado tan solo 55 horas más tarde.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie