Marta González nos habla de su cambio radical de vida y nos abre por primera vez las puertas de su nueva casa en el campo

‘Después de muchos años, he conseguido vivir como siempre soñé. Aquí es donde me siento feliz’

Marta González

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Alma viajera y espíritu libre, Marta González ha dado un cambio radical a su vida. Después de pasarse media vida en Madrid y los últimos ocho años recorriendo el mundo, ha decidido instalarse en el campo, en ‘Los Prados’, la finca que con tanto amor levantó su padre, el añorado maestro Dámaso González. Allí está su hogar familiar, sus raíces, el lugar donde creció rodeada de toros bravos y caballos, su gran pasión —de hecho, ejerce su profesión de periodista en el espacio Mundo a caballo, que presenta en la televisión de México—. Hace tiempo que Marta se había construido su propia casa en el mismo terreno, pero no la había estrenado. Ahora, tras reformarla y que Banak Importa se la decorara con un estilo natural de inspiración nórdica, se ha instalado en su nueva vivienda. “Casa nueva, vida nueva”, dice con una amplia sonrisa.

Portada HOLA 4017©Hola

—¿Este cambio es definitivo?

—La vida son etapas y aquí es donde me siento feliz ahora. He vivido, trabajado y disfrutado mucho en mi etapa en Madrid, pero estoy en un nuevo momento. Ahora viajaré y trabajaré desde aquí para pasar más tiempo cerca de mi familia.

—¿Qué te impulsó a tomar esta decisión?

—La situación actual. La pandemia nos ha hecho a todos reflexionar sobre las prioridades en la vida. Antes del confinamiento, llevaba un ritmo alto de viajes por trabajo, y ahora también, pero en otro contexto. He reorganizado mi vida y he retomado los proyectos de trabajo, pero ahora los llevaré a cabo desde ‘Los Prados’.

“Me hice la casa en la finca de mi familia hace años, pero la tenía cerrada. Durante el confinamiento decidí aprovechar el tiempo y reformarla. Ahora llevaré a cabo mi trabajo desde ‘Los Prados’”

—Pasaste aquí el confinamiento con tu madre, ¿verdad?

—Sí, lo único positivo de todo esto ha sido poder estar tanto tiempo con ella. Y también con mis hermanos y mis cuñados, Juan (Peña) y Paco (Ureña). Antes, por el trabajo, no podía. Llegué de grabar el programa de televisión en México justo antes de comenzar el confinamiento y decidí venirme a ‘Los Prados’ con mi familia. Los primeros meses fueron muy duros, primero, por la gravedad de la pandemia, y después, por un cambio de vida tan radical. Llevaba ocho años viajando sin parar y, como todo el mundo, tuve que parar todos los proyectos en los que estaba. Me afectó mucho a nivel laboral porque tuvimos que suspender la grabación de la segunda temporada en México, los viajes previstos, la empresa de bodas… Sin embargo, ahora ha vuelto todo de golpe y estoy trabajando más que nunca.

Marta González©ANDREA SAVINI

—¿Cuándo empezasteis con la celebración de bodas en la finca?

—Mi hermana Elena y yo creamos la empresa de eventos y bodas hace ocho años. Hemos estado un año paradas, pero ahora, afortunadamente, tenemos mucho trabajo de nuevo.

“Si se dan las circunstancias, me volvería a casar. Tendría que estar muy enamorada”, admite la hija de Dámaso González, que en 2013 se divorció de Miguel Palomo Danko, tras seis años de matrimonio

—Acabas de reformar tu casa, ¿en qué ha consistido la renovación?

—Me hice la casa en la finca hace años, pero la tenía cerrada. Cada vez que venía, no más de un par de días, me quedaba en la de mis padres. Durante el confinamiento decidí aprovechar el tiempo y reformarla. Comencé a adaptar los espacios a mi nueva vida, a rediseñar lo que veía que ya no me encajaba. Enseguida me di cuenta de que todo estaba cambiando y que en adelante pasaría mucho más tiempo aquí. El hecho de que mi casa estuviera situada en un paraje natural y rodeada de animales me hizo ver lo importante que era que la edificación y el interior estuvieran en total sintonía con el entorno. Esta idea de sostenibilidad me atraía mucho y comencé a buscar materiales dentro de la finca: vigas antiguas de madera para la chimenea del salón, para los techos de las nuevas estancias y para los cercados de los caballos, que los he hecho rodeando mi vivienda. Por la mañana, lo primero que hago, después de tomar un café, es salir a recorrer la finca a caballo. Los tengo alrededor de mi casa y es maravilloso verlos; las vistas son preciosas, pero, en realidad, lo hice por funcionalidad. Es todo muy práctico, tardo dos minutos en salir de casa, aparejar y montar. En Madrid, todo era más complicado: bajaba de mi casa y cogía el coche o el metro; ahora, aparejo el caballo y me voy a las instalaciones donde hacemos las bodas y por las tardes salgo a ver el ganado bravo, las vacas y los toros. Esta es mi nueva vida y me encanta. Después de muchos años, he conseguido vivir como siempre soñé.

Marta González©ANDREA SAVINI
Marta González©ANDREA SAVINI
“Por la mañana salgo a recorrer la finca a caballo. Los tengo alrededor de mi casa y es maravilloso verlos”, nos desvela Marta, arriba, a la izquierda, en su dormitorio, decorado por Banak Importa con un estilo industrial muy depurado, “que me invita a relajarme cada noche”, nos dice nuestra protagonista. Al lado, el jardín.

—¿Has cambiado también la decoración de la casa? ¿Cómo describirías el nuevo estilo que le habéis dado?

—La he cambiado totalmente. ¡Vida nueva, casa nueva! Desde que decidí mudarme aquí, supe que las maderas naturales de diferentes tonalidades tenían que ser las protagonistas de la decoración de mi hogar. Creo que el estilo natural con piezas hechas a mano es el denominador común.

—¿Te has encargado tú de la decoración o has contado con la ayuda de algún equipo profesional?

—Confié en Banak Importa para llevar a cabo el proyecto de decoración integral de la finca. A través de los muebles y la decoración, han convertido mi casa en mi verdadero hogar, haciendo posible que convivan en perfecta armonía mis recuerdos y mis pasiones. Su equipo de decoradores e interioristas me propuso decorar cada estancia con un estilo diferente, con ciertos toques tendencia, pero siempre sin perder de vista mis necesidades y mi personalidad, y creo que lo hemos logrado. Crear espacios confortables y potenciar la luz natural fueron dos de las premisas principales desde las que partió el proyecto. El hecho de haber logrado que mi hogar me transmita la paz y la serenidad que necesito era para mí todo un reto, llevaba mucho tiempo echando de menos esa sensación en mi hogar y hoy, por fin, es una realidad. Juntos hemos sabido encontrar el equilibrio para hacer de mi casa un hogar confortable y funcional donde empezar a coleccionar momentos.

Marta González©ANDREA SAVINI
Marta González©ANDREA SAVINI
En la imagen, Marta en el comedor de su casa, presidido por una lámpara de madera natural hecha a mano, de Banak Importa, en quienes ha confiado para el interiorismo y la decoración de toda la casa. Arriba, la cocina.

—¿Cuál es el rincón que más te gusta?

—El lugar más especial es mi dormitorio. Está decorado con un estilo industrial muy depurado que me transmite muchísima calma. La combinación de la madera natural en color tostado con las diferentes texturas y colores tierra de los textiles que visten la cama crean una atmósfera que me invita a relajarme. ¡No me imagino un lugar mejor donde descansar cada noche!

—¿Y tu pieza favorita de la casa?

—El sofá es una de mis favoritas. Es comodísimo y la suave textura del tejido —en color maquillaje— lo hace todavía más confortable. Es la pieza clave del salón. Nunca había tenido un sofá rinconera en casa, pero el equipo de Banak Importa me lo recomendó y estoy encantada.

“Sí... hay alguien especial en mi corazón”, confiesa la periodista, que reconoce que, cuando mira atrás, “comprendo que cada cosa que me ha pasado, incluso las difíciles, ha sido porque algo mejor me esperaba”

—Tras escribir un blog en ¡HOLA! sobre caballos, ahora triunfas en la televisión de México como periodista y presentadora del programa Mundo a caballo. ¿Qué nos puedes contar de este espacio?

—Para mí ha sido una de las experiencias profesionales más importantes gracias a la maravillosa acogida que el programa ha tenido allí. Acabamos de comenzar la grabación de la segunda temporada. Al igual que la primera, se emitirá en Televisa y Sky México, así como en España.

—¿Estás grabando aquí, en España?

—Debido a la pandemia, hemos comenzado tarde las grabaciones en España, pero ya estamos con ello y en agosto las continuaremos en México.

Marta González©ANDREA SAVINI
“El sofá es una de mis piezas favoritas. Nunca había tenido un sofá rinconera y estoy encantada”, cuenta la periodista.

—El campo siempre ha sido muy importante para tu familia. ¿Es, quizá, el amor que te inculcó tu padre por esta tierra uno de sus mayores legados?

—El mayor legado, desde luego. Lo recuerdo en cada lugar de la finca. Mi padre luchó por su sueño de ser torero y por su familia. Todos valoramos, cuidamos y respetamos lo que nos ha dejado porque es su legado y sabemos el esfuerzo que le costó ganarlo. Lo que hizo mi padre, para mí, es sagrado, era su mayor ilusión y nadie le regaló nada. Su camino fue muy difícil y lo consiguió con sacrificio y lucha.

—Han pasado tres años ya de su pérdida y todavía se sigue recordando a tu padre con homenajes en distintos lugares de España. Incluso los Reyes le otorgaron a título póstumo la Medalla de Oro de las Bellas Artes...

—Estamos muy agradecidos, toda la familia, por el cariño y continuos homenajes que ha recibido no solo como torero, sino también como persona.

Loading the player...

—¿Cómo es esa nueva vida de la que hablas?

—Mi vida es un remolino en cuanto a trabajo, viajes… No existe la rutina y cada día es diferente, sin embargo, lo disfruto porque la tranquilidad está en mí. Diría que en esta nueva etapa vivo sin miedo y más segura de mí misma. Las experiencias vividas te hacen más fuerte. Así es como me siento. Cuando miro atrás, ahora, con el tiempo, comprendo que cada cosa que me ha pasado, incluso las difíciles, ha sido porque algo mejor me esperaba y algo tenía que aprender.

—Y en esta nueva etapa, ¿hay alguien especial en tu corazón?

—… Sí.

—¿Dirías que, hasta ahora, has tenido mala suerte en el plano sentimental?

—Al contrario, me considero afortunada de las personas que han pasado por mi vida. Además, personas con las que he compartido sentimentalmente alguna etapa de mi vida, como Antonio Velázquez, hoy en día, es uno de mis mejores amigos.

—¿Volverías a casarte?

—Sí, tendría que estar muy enamorada. He aprendido a vivir libre, sin ataduras, pero si se dan las circunstancias, me volvería a casar.

Marta González©ANDREA SAVINI

TEXTO: SILVIA CASTILLO

FOTOS: ANDREA SAVINI

ESTILISMO: LOLA DELGADO

INTERIORISMO Y DECORACIÓN: BANAK IMPORTA

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: JAVIER REYES

VESTUARIO: SANDRO, TBA, RALPH LAUREN, MASSIMO DUTTI, ELISABET-TA FRANCHI Y ZARA

CALZADO: JIMMY CHOO, MERCULES Y TBA

RELOJ: LONGINES (MODELO ECUESTRE)

Más sobre