Albacete despedirá este miércoles a su querido Dámaso González

Familiares y amigos despedirán este miércoles al torero Dámaso González

La Catedral de Albacete será el lugar en el que darán el último adiós al diestro, que falleció repentinamente el pasado 26 de agosto

por hola.com

Los familiares y amigos de Dámaso González siguen sin encontrar consuelo al gran vacío que ha dejado su pérdida. El torero falleció el pasado 26 de agosto de manera repentina, sumiendo en una enorme tristeza a sus seres más queridos, que intentan sacar fuerzas de donde pueden para continuar con su día a día. 

Considerado uno de los padres de la tauromaquía actual y querido y admirado por muchos, para rendirle homenaje y recordar su figura, este miércoles 20 de septiembre se oficiará una misa funeral por Dámaso González en la Catedral de Albacete, ciudad donde nació y donde era muy apreciado no solo por su profesión sino también por su calidad humana. Estará abierta a familiares, amigos y todo aquel que quiera asistir a darle el último adiós.

VER GALERÍA

- El conmovedor mensaje de Marta González a su padre

- El mundo del toreo se une a la familia en el último adiós en su Albacete natal

No solo el mundo del toro se volcó con la familia tras recibir este duro revés, sino que han recibido innumerables muestras de cariño y apoyo en estos difíciles momentos. Así lo quiso agradecer una de sus hijas, Sonia González Tarruella en sus redes sociales: "Te quiero papá, no puede existir un amor más infinito y mutuo, por eso no sé vivir sin ti... Siempre me mirabas como en esta foto, protegiéndome de todo, amándome incondicionalmente y ahora me doy cuenta... Amo la familia, a las personas buenas, el campo, el mundo del toro, nuestro Albacete... pero no es por cómo son, sino por cómo tú has hecho que sean para mí y todas las personas a las que has hecho tanto bien... GRACIAS a todos los que nos estáis dando tanto cariño".

Por su parte, nuestra bloguera Marta González Tarruella también quiso recurrir a su perfil para dedicarle un emotivo mensaje roto de dolor: "Doy gracias a Dios, porque me siento bendecida de que seas mi padre, porque cada minuto a tu lado ha sido el regalo más grande. Porque me has enseñado a ver la vida de esa manera tan especial... a conocer los valores, el respeto, a superar barreras... Sólo te faltó una cosa: enseñarme a vivir sin tí, y ahora eso es lo que me ahoga. Me queda un consuelo, lo que me da fuerzas, saber que ahora estás siempre conmigo. Porque quizás mi corazón no me engañaba del todo, y donde decía inmortal quería decir ETERNO".

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie