Irene Rosales

Irene Rosales cuenta emocionada la última conversación que tuvo con su madre

La mujer de Kiko Rivera fue sorprendida por su hermana en 'Volverte a ver', programa de Carlos Sobera

por Adrián López

Hace tan solo dos semanas que Irene Rosales anunció que abandonaba durante una temporada la televisión porque se le han "acumulado muchas" durante los últimos meses. Pero antes de tomar esta decisión, la mujer de Kiko Rivera acudió a Volverte a ver, programa de Carlos Sobera, para abrir su corazón y hablar de una de las personas más importantes de su vida, su madre. Mayte falleció en febrero de 2020 tras luchar varios meses contra una grave enfermedad, y la colaboradora de Viva la vida ha querido homenajearla en el programa. Tras explicar que ella es una mujer muy casera, que siempre le ha gustado estar mucho con su familia y que ha estado muy unida a su progenitora, la mujer de Kiko Rivera ha relatado cómo la útlima conversación que tuvo con ella, donde se interesó por su marido y por sus hijas: "No lo he contado nunca pero me preguntó por Kiko y por las niñas. Estuvimos muy bien. El día de marcharse se fue conmigo, estábamos las dos solas. Le cogí de las manos, le miré a los ojos y ya descansó. Por ese lado, sé que está feliz y tranquila de lo que ha dejado". 

VER GALERÍA

Irene Rosales cuenta cómo le afectó a Kiko Rivera ver a su madre con su tío en los juzgados

Después que confesar que son una familia muy fuerte y unida porque su madre les enseñó unos valores que respetan y promulgan, Irene ha confesado lo que supuso para ella la pérdida de su madre: "Siempre la he admirado y he querido acompañarla. Su ida me ha partido la vida. Vamos a vivir y disfrutar para ella, pero era mi pieza del puzzle. Me ha roto", ha explicado muy emocionada. La mujer del DJ ha contado también que si hay algo que su progenitora le dio es una gran educación, enseñándole que en la vida no hace falta mucho para tener lo que quieres. "Me enseñó a ser independiente, a luchar por mis cosas a saber llevar una familia sin nadie al lado", ha dicho. 

Además, Rosales ha recalcado que sus apoyos en esta difícil situación por la que ha pasado siempre han sido sus hermanos, a los que considera "una piña", pero también su marido, del que ha contado cómo se enamoró. Tras explicar que para ella el físico no es todo y que se enamoró de la persona, ha aclarado que tardó un año en comenzar su relación con él. "No tenía dudas, pero sí miedo. Empezamos porque él me dio un ultimátum y en ese tiempo nos conocimos mucho más como pareja pero sin serlo. En ese tiempo tuvimos cada uno sus cosillas pero así aprendimos muchas cosas el uno del otro", ha contado a Carlos Sobera. Pero no todo ha sido bonito, Irene ha añadido que no todo ha sido fácil en este tiempo y que han tenido que superar muchos baches. "Mi madre me enseñó a superarlo todo. Gracias a ella tiraba para delante", ha comentado al presentador. 

VER GALERÍA

¡Hasta fuegos artificiales! Irene Rosales celebra la vida con una espectacular fiesta por su 30 cumpleaños

Pero su visita al programa no ha sido casual. La invitada ha recibido la sorpresa de Mari Tere, una de sus hermanas, que ha acudido al formato porque ha querido mandarle un mensaje de agradecimiento de parte toda la familia, ya que desde que su madre cayó enferma, Irene Rosales se convirtió en sus manos y en sus pies. "Irene no se ha sacrificado, se ha desvivido con ella. Decirte que te queremos un montón, que siempre has sido una luchadora y mamá está muy orgullosa de ti. De parte de todos tus hermanos, que te quieren con locura, ánimo que eres una campeona", ha expresado entre lágrimas. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie