Mohamed Katir

Modelo, opositor a bombero y poeta: así es Mohamed Katir, la gran sensación del atletismo español

Tiene 23 años, ha logrado batir tres récords de España en poco más de un mes y competirá por hacerse con el oro en la prueba de los 5.000 metros

por hola.com

Quizás a muchos de vosotros no os suene el nombre de Mohamed Katir e incluso algunos ni siquiera hayáis oído hablar de él, sin embargo, este deportista es a sus 23 años, la gran sensación y la gran sorpresa del atletismo español logrando batir en el último mes los récords nacionales de 1.500, 3.000 y 5.000 metros y logrando prestigiosas victorias internacionales que le han puesto en el punto de mira de los candidatos a la medalla de oro en la prueba de 5.000, que será la que dispute en los Juegos Olímpicos de Tokio, cuya cuenta atrás ya ha sido activada. 

VER GALERÍA

Es policía y ganó 'MasterChef': Saúl Craviotto, el abanderado de España que va a por todas en Tokio

Las medallas de Tokio 2020 han sido creadas con basura electrónica reciclada

Nacido en Alcazarquivir (Marruecos) pero afincado en Mula (Murcia) desde los cinco años, la historia de Mohamed Katir, o como le llaman cariñosamente, “Mo”, es una historia de película. Hijo de un inmigrante marroqui que llegó a la costa andaluza en patera, Katir es el claro ejemplo de “quien algo quiere, algo le cuesta” y que ninguna meta es inalcanzable si uno se lo propone. De carácter tímido y muy reservado, comenzó jugando al fútbol y hasta formó parte de los alevines del Huesca, ( la primera ciudad donde recaló tras llegar a España), sin embargo, un día participó en una carrera en la escuela, le vieron unos técnicos y decidió lanzarse al atletismo. Ahí dio el pistolazo de salida a su gran sueño. 

VER GALERÍA

Comenzó a entrenarse en un descampado de Murcia y por la sierra de Espuña, a la vez que participaba en diferentes carreras populares para sacar algo de dinero. Después llegaron las primeras victorias y los primeros podiums, sin embargo, jamás se imaginó que llegaría tan alto y mientras se preparaba como atleta estudiaba oposiciones para bombero, una profesión, que vista su trayectoria, de momento, parece que tendrá que esperar.  Amante de la poesía en general y de Antonio Machado en particular, Mohamed desconecta de su día a día escribiendo sus propios versos los que guarda con timidez al fondo de un cajón y conversando con sus padres junto a los que aún reside en la casa familiar. 

De zancada infinita y melena al viento color azabache, heredada de su madre de orígenes egipcios, Katir no solo ha sabido aprovechar su cuerpo atlético en la pista, sino también fuera de ella haciendo sus pinitos como modelo, aunque dada su extrema timidez, eso de ponerse delante de una cámara, le cuesta un poquito. 

VER GALERÍA

Consciente de que no lo tiene nada fácil en estos Juegos Olímpicos, Katir ha aterrizado en Tokio cargado de ganas y de ilusión, una ilusión que ni siquiera ha sido capaz de aplacar aquellos que han sido más críticos con él, sin ir más lejos, este fin de semana,  el exatleta Isaac Viciosa, al que Mohamed arrebató la plusmarca de 3.000 metros, y quien señalaba una entrevista que hubiese preferido que le hubiese batido alguien "con apellidos castellanos", unas declaraciones por las que se disculpó posteriormente y a las que Katir respondió diciendo: "Para quien no sepa de quién es mi apellido, es de un gran señor de origen marroquí, mi gran motivación y un ejemplo a seguir: mi abuelo Mailud Katir", señaló Katir en una publicación en sus redes sociales. "Este señor ha tenido que trabajar duro desde los cinco años, ha sufrido en la vida por temas de la guerra. Ya podéis juntar a toda la vieja escuela que no hay comparación con este señor. Es un honor llevar tu apellido, abuelo. Solo es el comienzo. Dadme un año más, creedme, voy a entrenar. Nos vemos enseguida”. 

Sin olvidar en ningún momento sus orígenes, ni la lucha emprendida por sus padres para darle una vida mejor y poder brindarle aquellas oportunidades que ellos no tuvieron, Katir solo sueña con hacer su mejor carrera, lograr la medalla y dedicársela a ellos, a quienes nunca le han soltado la mano.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie