Christian y su hijo Nicolás con Ernesto de Hannover

No escatimó en carantoñas

Ernesto de Hannover muestra su faceta más desconocida en Formentera: la de abuelo

Disfrutó de un día de playa junto a los mellizos de su hijo Christian y Alessandra de Osma, que acaban de cumplir un año

por hola.com

Hace unos días se captaban las primeras imágenes del príncipe Ernesto de Hannover en Ibiza, un viaje que suscitaba una cierta controversia pues suponía que había dejado (no se sabe si es algo temporal o definitivo) el centro de rehabilitación Vivamayr, en Austria, donde había ingresado por voluntad propia a finales del pasado junio. El marido de Carolina de Mónaco está disfrutando de estos días en Baleares en familia, pues ha hecho una escapada a Formentera en compañía de su hijo Christian, con quien ha pasado un día de playa inolvidable dejando al descubierto una de sus facetas más desconocidas. No solo mostró la buena sintonía que le une a Christian (contrasta con el enfrentamiento que tiene con su hijo mayor Ernst August) sino que se le pudo ver como un abuelo feliz y dedicado con los hijos de este.

Un último capítulo para el complicado año de Ernesto de Hannover

Ernesto de Hannover lleva a su hijo a los tribunales para que le devuelva el patrimonio familiar

VER GALERÍA

Los mellizos de Christian y Alessandra de Osma, Nicolás y Sofía, que vinieron al mundo a mediados de julio del pasado año, se convirtieron en protagonistas de esta jornada veraniega recibiendo todo tipo de mimos y atenciones. En el agua se pudo ver a Ernesto haciendo carantoñas a Nicolás, que “nadaba” con su padre, poco antes de que el abuelo cogiera a Sofía en brazos para que jugara con su hermano (esta vez le sostenía uno de los hermanos de Alessandra). La sonrisa en el rostro del príncipe es la mejor muestra de lo encantado que estar por poder pasar algo de tiempo con los pequeños. Tres generaciones Hannover en una misma instantánea que ya forma parte para siempre de los recuerdos de este verano de 2021. Después de este refrescante baño, padre e hijo, a quienes se vio conversando antes de salir del agua, recogieron sus cosas y dieron por terminada la jornada.

Christian de Hannover y su mujer Alessandra de Osma han celebrado el primer cumpleaños de sus mellizos, que están preciosos, como se puede ver en las imágenes. La pareja, que lleva una vida discreta en Madrid, acaba de celebrar su tercer aniversario de matrimonio (se dieron el sí quiero en marzo de 2018). Sofía y Nicolás son el tercer y cuarto nieta/o para Ernesto de Hannover, ya que su hijo mayor, Ernst August, Jr., es padre también de dos niños, los príncipes Elisabeth, de tres años, y August, de dos, fruto de su matrimonio con Ekaterina de Hannover.

VER GALERÍA

La complicada relación con su hijo mayor

La relación de Ernesto con su hijo Christian nada tiene que ver con el conflicto que le enfrenta a su hijo Ernst August. En un comunicado hecho público el 16 de febrero de 2021, el todavía marido de Carolina de Mónaco señalaba que demandó a su hijo a finales del 2020 pidiendo la anulación de las donaciones que hizo a su hijo entre 2004 y 2007, que incluían propiedades históricas de la familia. En la demanda el Príncipe, de 66 años, exige la devolución de los castillos de Marienburg y de Calenberg, en el municipio de Pattensen-Schulenburg, así como el de Herrenhausen, en Hannover, propiedades históricas de la familia ahora en manos de su hijo. Le acusa Ernesto de "ingratitud" por lo que tendía así derecho a anular la donación que hizo en su día. La guerra entre Ernesto de Hannover y su hijo mayor escribía un nuevo capítulo con esta demanda. En 2017, la decisión de Ernst August de ceder la propiedad familiar tras 150 años no sentó bien a su padre y desde entonces están enfrentados.

El hijo mayor de Ernesto de Hannover habla por primera vez de la guerra que mantiene con su padre

Ernst August de Hannover vende por un euro el histórico castillo de Marienburg

VER GALERÍA

La sentencia judicial

En marzo, Ernesto de Hannover fue condenado a diez meses de prisión en régimen de libertad condicional por un tribunal austriaco, que además le prohibía beber alcohol durante ese período de tiempo y le exigía abandonar temporalmente su residencia en Austria tras un altercado con agentes de la policía. Fue en ese país donde el príncipe dio un paso más en su intención de dejar atrás una etapa marcada por la polémica, los excesos y los problemas familiares al ingresar por voluntad propia en un prestigioso centro de bienestar.

VER GALERÍA

Según adelantaba el diario Bunte, el príncipe confió para su recuperación en la conocida clínica Vivamayr (por la que también pasaron celebrities como Kate Moss o Elizabeth Hurley), y había ingresado en la sede que el centro tiene en Altaussee, en Austria, el pasado mes de junio. “Estoy más delgado que nadie, pero tengo que construir músculo”, confesaba el príncipe a la periodista de la cadena RTL Natascha Große en una entrevista en la que incluso recorrió las estancias del recinto. Hace unos días ¡HOLA! mostraba en exclusiva las fotografías de Ernesto en Ibiza, uno de los destinos más populares del verano en España.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie