Bautizo de Rosario Fitz-James Stuart

Se dieron 'sí, quiero' el 22 de mayo

Los condes de Osorno reaparecen en el bautizo de su sobrina una semana después de su boda

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini, convertidos en marido y mujer, decidieron aplazar su viaje de novios para asistir a este acontecimiento tan relevante en la Casa de Alba

por L.Fernández, Paloma Anaya

Los recién casados Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini han viajado a Sevilla para celebrar este sábado otro de los acontecimientos más esperados y deseados por la Casa de Alba: el bautizo de su sobrina Rosario Fitz-James Stuart y Palazuelo. Una ceremonia que iba a celebrarse en octubre pero que fue aplazada debido a las restricciones de la pandemia. El gran día ha llegado y los condes de Osorno, convertidos ya en marido y mujer, han hecho su gran reaparición en el bautizo de la primogénita de los duques de Huéscar. Tan solo una semana después de celebrar su boda en el palacio de Liria, de Madrid, han vuelto a reunirse junto a su familia para otra gran celebración como es el bautizo de Rosario Fitz-James Stuart, que ha recibido las aguas bautismales cuando está a punto de cumplir nueve meses -nació el 8 de septiembre de 2020-.

VER GALERÍA

Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini, han sido fotografiados, junto al resto de invitados, a su llegada a la parroquía de San Román de Sevilla, el mismo templo en el fue bautizado hace ya tres décadas el padre de la pequeña, Fernando Fitz-James Stuart, hijo del actual duque de Alba. Para la ocasión la condesa de Osorno ha lucido un vestido estampado en tonos azul y rosa de manga francesa y largo midi con cuello perkins y sandalias doradas y la melena recogida, un peinado similar al que lució en su boda con Carlos Fitz-James Stuart y Solís, mientras que su marido ha optado por un traje de chaqueta azul marino y corbata de un tono más claro. Juntos han posado muy sonrientes a las puertas de la iglesia, un templo de gran tradición para la familia Alba. Situado a pocos metros del palacio de Dueñas, era la antigua sede de la Hermandad de los Gitanos a la que estaba muy unida la fallecida Cayetana Fitz-James Stuart. Esta cofradía también ha tenido un papel destacado tras la ceremonia del bautismo, ya que Rosario, la futura heredera del ducado de Alba de Tormes, ha sido presentada a la Hermandad donde reposan parte de las cenizas de su ilustre bisabuela. 

-Todos los invitados al bautizo de la hija de los duques de Huéscar

Los condes de Osorno no han querido perderse un acontecimiento tan relevante para la familia Alba, que les devuelve, además, al lugar en el que se hizo oficial su relación: Sevilla. En abril de 2019, asistieron a la boda de los marqueses de Pickman y se alojaron en el palacio de Dueñas, la misma residencia en cuyos jardines se ha reunido hoy la familia para celebrar el bautizo. Unas fotos que vinieron a confirmar un noviazgo, que había comenzado unos meses antes, tal y como adelantó la revista ¡HOLA! en diciembre de 2018. Dos años más tarde, la pareja regresa como marido y mujer a otro gran evento, como es el bautizo de su sobrina, una cita ineludible y una razón indiscutible para aplazar su luna de miel. Aunque no han confirmado cuál será su destino, entre los regalos de su lista de bodas figuraban lugares como el sudeste asiático, Tanzania o Isla Mauricio, paraísos que quién sabe si habrán elegido para su idílico viaje de novios, una luna de miel que tendra lugar más adelante, tal y como confirmaba la propia Belén Corsini.

VER GALERÍA

-El homenaje de Carlos Fitz-James Stuart a su abuela en la elección de la luna de miel

Al igual que ocurrió en la boda de los condes de Osorno, el bautizo también ha estado marcado por las restricciones sanitarias que obliga la pandemia. Apenas se ha reunido la familia y los amigos más cercanos en la ceremonia y posterior banquete que se ha celebrado en los jardines de Dueñas. Aún así, nada ha impedido que el día del bautizo de la futura duquesa de Alba haya sido un día feliz lleno de homenajes y tradiciones. El faldón de cristianar, el mismo que han llevado todos los hijos de la Casa de Alba, o la presentación de la pequeña ante el Señor de la Salud y la Virgen de las Angustias, de la que era devota doña Cayetana y lugar donde reposan parte de sus cenizas, son algunas de las tradiciones que los duques de Huéscar han querido mantener en homenaje a la recordada duquesa de Alba.  

-El tierno gesto de Rosario, la hija de los duques de Huéscar, en el homenaje a la duquesa de Alba

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie