Blas Cantó en Eurovisión

Descargó la tensión de estos días

Blas Cantó se emociona al final de su actuación en Eurovisión: así lo dio todo con 'Voy a quedarme'

Nuestro representante no pudo evitar soltar alguna lágrima sobre el escenario al concluir su tema

por Martín Gálvez Piqueras

Llegó el gran día. Blas Cantó se ha subido esta noche al escenario del Ahoy Arena de Róterdam para representar a España en el Festival de Eurovisión. El cantante murciano interpretaba su canción, Voy a quedarme, en la 65º edición de un certamen que este año volvía a celebrarse con anhelo y expectación tras su cancelación en 2020 a causa de la pandemia. Desafiando cualquier tipo de mala suerte, el exvocalista de la banda Auryn ha ocupado el puesto número 13 en el orden de actuación de la final, para lucirse con esta personal y poderosa balada compuesta por él mismo junto a los músicos Leroy Sánchez, Daniel Ortega Dangelo y Dan Hammond. Un tema intimista y delicado que supone un viaje al interior del alma y con el que el artista ha tenido la oportunidad de mostrar todos sus registros vocales ante una audiencia potencial de 200 millones de telespectadores. Una hermosa melodía que ha ido in crescendo hasta marcarse un cierre apoteósico, alargando las notas e incluyendo algunos giros junto a su potente y característico falsete.

Los amuletos que se ha llevado Blas Cantó para Eurovisión

En cuanto a la escenografía, se pudo ver un espectacular cielo estrellado y una enorme luna de seis metros que iluminaba de manera cenital al intérprete, creando una atmósfera acorde con el significado de la letra. Al finalizar el tema, Blas no pudo evitar mostrarse emocionado en su gesto y soltar alguna lágrima, después de tantos días con los sentimientos a flor de piel. Miraba hacia arriba, levantaba el brazo y señalaba el cielo con el dedo, al tiempo que expresaba un "te quiero, mamá" ("I love you, mum") y daba las "gracias", primero en inglés y después en español. El recuerdo de su abuela fallecida por COVID ha estado muy presente, pues es a ella a quien va dedicada la canción. "Tiene un mensaje muy importante para mí", contaba Blas esta semana durante los ensayos en la ciudad neerlandesa. Sin duda, unas vibraciones que ha sabido trasladar hoy a su número, ideado por Marvin Dietmann y que apostaba por el minimalismo. El artista ha estado acompañado en todo momento por sus coristas, Irene Almán, Daira Monzón, Héctor Artiles, Dángelo Ortega y Alba Gil, aunque a estos no se les veía sobre el escenario.

Los grandes rivales de Blas Cantó en el Festival de Eurovisión

VER GALERÍA

Blas Cantó ha vestido elegante, sobrio y completamente de negro, las tres directrices que marcaban su estilismo para el Festival de Eurovisión. Bajos estas premisas, el experto de Televisión Española, Raúl Amor, se puso a trabajar hace varias semanas en el vestuario de nuestro representante. "Encontré un look que se ajustaba a las peticiones del escenógrafo y el estilo de Blas en Mans Concept. Su director creativo, Jaime Álvarez, le confeccionó un traje de chaqueta y pantalón hecho a medida, perfecto para interpretar la actuación de su vida", explicaba el estilista, que es graduado por el Centro Superior de Diseño y Moda de Madrid. Blas ha llevado por tanto una camisa de satén y pantalón clásico sin pinzas, unas botas negras y un pendiente con la letra J, la inicial del nombre de su abuela Joaquina. Por otro lado, los encargados de conducir la gala en directo desde Róterdam han sido la actriz y cantante Chantal Janzen; la maquilladora y youtuber Nikkie de Jager; el actor Jan Smit y la presentadora Edsilia Rombley.

Conoce todas las claves de la final de Eurovisión 2021

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie