Rocío Carrasco desvela, al fin, por qué no puede retomar la relación con su hija, con Ortega Cano y con el resto de su familia

‘No creo que mi hija se arrepienta de haberme agredido. Hoy por hoy, no puedo verla’

HO4007 Coctel Rociito

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Finalmente, Rocío Carrasco ha revelado por qué lleva tantos años sin hablar con sus hijos, con José Ortega Cano y con el resto de su familia. “No creo que mi hija se arrepienta de haberme agredido, es por culpa de su padre”, ha explicado Rociíto en la novena entrega de su docuserie, en la que ha narrado la pesadilla que vivió en los últimos años que estuvo a cargo de sus hijos.

HO4007 Coctel Rociito©Mediaset
Rocío Carrasco ha explicado que no puede ver a su hija, Rocío Flores, porque esta no se ha arrepentido de la agresión contra ella. Rociíto no tiene relación con su hija desde 2012.

“Hoy por hoy, no puedo verla. Y la persona que lo quiera entender que lo entienda y quien no pueda, que no lo entienda”, sentenció. “No puedo mantener, muy a mi pesar, ningún tipo de relación con una persona que tiene a la otra persona al lado y que ha intentado meterme en la cárcel”, recordó Rocío, refiriéndose a la estrecha relación que tiene su hija con Antonio David Flores. “No es que tu hijo te dé una paliza, ¡que ya es! ¡Que es antinatura! Que no es eso, que es que ha ido y me ha puesto una denuncia en connivencia con su padre”.

“Con José no tenemos pendiente nada bueno”

Rociíto también señaló al resto de su familia: “Han sido cómplices en cierta forma”, porque sabían “la verdad”. En el noveno capítulo, prefirió no recordar  su última conversación con José Ortega Cano, pero aseguró que el torero no se preocupó por ella, mientras ella sí lo había hecho en momentos tan difíciles como cuando fue ingresado: “No quiero acordarme de la última vez que hablé con él, no tenemos pendiente nada bueno”. “¿Y malo?”, preguntó la entrevistadora: “Ya veremos”, respondió ella.

HO4007 Coctel Rociito©Archivo Hola
Abajo, madre e hija junto a Rosario Mohedano, antes de distanciarse.

Horas después, Ortega Cano aseguró en televisión que siempre trató a Rocío con un respeto y un cariño, como si fuera mi hija”. “Yo era muy amigo de Pedro Carrasco de hace mucho tiempo. Después, Pedro y Rocío se separaron, yo me casé con Rocío (Jurado) y Rocío Carrasco pasa a ser mi hija”, explicó el diestro. Ortega defendió que siempre “ha habido una buena relación” con Rociíto, hasta que llegó Fidel Albiac a sus vidas. “Cuando se unió a su pareja, entonces ahí hace una criba de todos los personajes, y yo me incluyo, de la familia Mohedano, familia Ortega…”, dijo el diestro. En su opinión, “ellos (Rocío Carrasco y Fidel Albiac) se han apartado de la familia Mohedano y de la familia Ortega Cano”. El torero también desveló el único punto de desen­cuentro que ha tenido con su hijastra: la apertura del museo de Rocío Jurado.


Más sobre