Alejandra de Rojas y Beltrán Cavero la reaparición del matrimonio más chic y discreto de la aristocracia

Abandonan su cigarral de Toledo para reunirse con unos amigos en Madrid

Alejandra de Rojas

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Son pocas las ocasiones en las que Alejandra de Rojas, hija de los condes de Montarco, y su marido, Beltrán Cavero, músico y sobrino de la política Esperanza Aguirre, se dejan ver en público. Hace unos días, el matrimonio abandonó su residencia, el cigarral ‘Quinta de Mirabel’, en Toledo, donde viven con su hijo, Pepe, de un año, para reunirse con unos amigos aristócratas en el barrio de Salamanca, de Madrid. La pareja almorzó en uno de los restaurantes de moda de esta exclusiva zona de la capital con María Fitz-James, consultora de comunicación y vizcondesa de Jarafe, y su pareja, Felipe Matossian Falcó, empresario, marqués de Pons y sobrino nieto de Carlos Falcó, el fallecido marqués de Griñón.

Alejandra de Rojas©GLOSS
Alejandra de Rojas y Beltrán Cavero paseando por las calles de Madrid, hace unos días.

Alejandra hizo gala de una elegancia relajada al lucir una bonita blusa con estampado liberty de flores, que combinó con unos vaqueros y botas azules. Por su parte, Beltrán, menos dado a aparecer ante la prensa, llevó una elegante chaqueta blanca con unas sneakers. El músico ha lanzado recientemente su último single, So criminal, con su grupo, The Hardcore of Beauty.

Alejandra de Rojas©Lagencia Grosby / GLOSS
El matrimonio, que vive en el cigarral ‘Quinta de Mirabel’, en Toledo, se reunió junto a sus buenos amigos Felipe Matossian, marqués de Pons, y María Fitz-James, vizcondesa de Jarafe.