Rocío Carrasco

'Rocío, contar la verdad para seguir viva'

Rocío Carrasco detalla cómo cambió su hijo David tras la marcha de su hermana: 'Se volvió un niño arisco'

Rocío Flores ya vivía con Antonio David desde el incidente que tuvo con su madre en 2012

por hola.com

En verano de 2016, cuatro años después de que Rocío Flores abandonara para siempre el hogar de su madre después de un enfrentamiento que terminó con Rocío Carrasco ingresada (tal y como ha contado la hija de 'La más grande'), era David quien se marchaba a vivir con su padre. El hijo pequeño de la colaboradora televisiva había mantenido una buena relación con sus dos progenitores, según ha relatado la protagonista de la serie documental, pero las cosas cambiaron de manera radical. "Él tenía pasión con su madre, con su abuela, con Fidel... él tenía devoción. Bueno, con María Teresa (Campos)... bueno, que muere. Moría. Ahora ya no lo sé, desgraciadamente. Siempre ha sido un niño muy cariñoso, muy familiar. En el colegio lo quería todo el mundo", ha asegurado al intentar explicar qué considera que cambió para que se rompiera su vínculo.

Las palabras de Olga Moreno sobre Rocío Carrasco que no han gustado a Rocío Flores

VER GALERÍA

"Ha sido siempre un niño bondadoso, piadoso. Yo estoy muy orgullosa porque yo en él sí conseguí instaurar ciertos valores que yo consideraba importantes, imprescindibles", ha dicho Rocío, que quiso ofrecerle al niño la posibilidad de tener independencia. Sin embargo, dice que "nunca lo pudo hacer" porque antes de hacerlo pensaba que algo podría pasarle: "He tenido enfrente a alguien encargado de mostrar una imagen de mala madre". Asegura además que su hijo es feliz a día de hoy, y que por eso no siente pena por lo que ocurrió, aunque sí que acusa a Antonio David de utilizar a David "para hacer más daño, más mal, y para lucrarse". También se siente triste por "la ausencia", aunque dice que si hubieran dejado a su hijo él hubiera llamado o hubiera ido con ella: "No ha hecho determinadas cosas porque no se le han permitido". Ante la pregunta de la periodista sobre si cree o no que su "enano", como ella le llama, le echa de menos, Rocío ha respondido con una rotunda afirmación.

Gloria Mohedano y su marido se posicionan a favor de David y Rocío Flores

VER GALERÍA

"David empieza a cambiar a partir de que su hermana no está ya en la casa", ha contado Rocío en su relato. Añade que el niño comenzó a meterse en problemas en el colegio, peleándose con compañeros o diciendo alguna "barbaridad". "Se volvió un niño arisco, reaccionario, en cierta forma desagradable en la forma de hablar. Yo le decía 'David, mañana tenemos examen de historia, qué es lo que te sabes'. Y me decía que no iba a estudiar. Y el 'yo no voy a estudiar' iba subiendo de tono". El motivo, según ha asegurado la colaboradora televisiva, era la interferencia de Antonio David. Comenta que cuando intentaba que su hijo se pusiera a trabajar en sus estudios, él se negaba alegando que su padre le había dicho que le iba a "grabar un disco con fulanito". "'Mi padre me ha dicho que me va a llevar a La Voz, que no tengo que estudiar'.... Yo ya me estaba viendo que iba a terminar como había terminado lo otro", ha dicho en el décimo episodio de la serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva.

Rocío Flores aclara cómo está la relación con su padre en estos momentos

"Él quería como desahogarse conmigo del otro núcleo familiar, pero ese es otro error que yo he cometido: yo nunca he dejado que me contara absolutamente nada. Yo siempre lo he parado en seco", ha alegado Rocío Carrasco, haciendo referencia a lo que su hijo David vivía con la familia de su padre, Antonio David Flores, y Olga Moreno. "Las primeras veces me hacía caso, pero otras muchas veces era te lo voy a contar y me vas a escuchar", ha dicho, explicando así que su expareja se iba a ver al niño al colegio en el periodo que le pertenecía a la madre. "Hacía dos cosas, una era un chantaje emocional de 'te tienes que venir con nosotros porque tu hermana te echa mucho de menos, tu hermana Lola, Rocío me pregunta mucho por ti'...", ha comenzado a relatar. "Y por otra parte era 'si tu madre te castiga me llamas, si tu madre te dice algo mañana vengo y me lo cuentas'... todo esto me lo dice a mí el niño", ha asegurado. 

VER GALERÍA

El 23 de junio de 2016 David, que tenía entonces 17 años, se instala en Málaga con su padre, Olga y sus hermanas para no volver nunca a casa de su madre. Fue solo dos meses y medio antes de la boda de su madre y Fidel Albiac, que se celebró en una finca de Madrid, y Rocío decide poner una reclamación judicial para que su exmarido devuelva al niño inmediatamente, algo que nunca llega a suceder.

Loading the player...

Rocío Flores aclara cómo está la relación con su padre en estos momentos

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie