El ex-Presidente francés ha sido declarado culpable de corrupción

Nicolas Sarkozy y su ‘dulce’ condena

Un año de arresto domiciliario con Carla Bruni en una mansión de tres millones de euros

Nicolas Sarkozy y Carla Bruni

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Nicolas Sarkozy ha sido condenado a tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias, lo que le convierte en el primer jefe de Estado de Francia que debe hacer frente a pena de cárcel. Sin embargo, el político, de sesenta y seis años, estaría exento de cumplir dos años porque no tiene antecedentes penales. El tercer año podría cumplirlo en forma de detención domiciliaria, es decir: no tendría que ingresar en prisión, pero sí llevar un brazalete electrónico para controlar su posición y evitar riesgo de fuga.

Nicolas Sarkozy y Carla Bruni©GettyImages
El político seguirá en libertad mientras su abogado apela el veredicto, un proceso que podría llevar años.

Sin duda, sería una ‘dulce condena’ para Sarkozy, ya que podría optar a cumplir el arresto domiciliario junto a su mujer, la modelo y cantante Carla Bruni, en la mansión que tiene la top model en el barrio parisino de Villa Montmorency. La casa de Bruni, un palacete del siglo XIX, está valorada en tres millones de euros y está ubicada en un barrio privado en el que han vivido el escritor Víctor Hugo y los actores Gérard Depardieu e Isabelle Adjani. Allí, la estrella del pop tiene su propio estudio de grabación.

Nicolas Sarkozy y Carla Bruni©ShutterStock
Nicolas Sarkozy podría optar a cumplir un año de arresto domiciliario en la casa de su mujer, la modelo y cantante Carla Bruni, una mansión de tres millones de euros ubicada en el exclusivo barrio parisino de Villa Montmorency.

Sarkozy cuenta con todo el apoyo de su mujer, que, tras hacerse pública la condena, declaró: “La verdad saldrá a la luz”. El político seguirá en libertad mientras su abogado apela el veredicto, un proceso que podría llevar años. Curiosamente, Bruni dijo hace unos meses: “Pensaba que el matrimonio era una prisión, pero te da alas”. Cuando dos personas están enamoradas, no hay barrotes que los puedan separar.