Acompañamos al matrimonio, a punto de celebrar el Día del Padre, de la mano de Bvlgari

Veinticuatro horas con Alice Campello y Álvaro Morata: nos hablan de su vida como familia numerosa y cómo se encuentran tras el citomegalovirus que han pasado

‘Ya estoy mucho mejor, pero, al principio, no entendía qué me pasaba, era como si hubiera perdido todas mis fuerzas’, dice el futbolista

Alice Campello y Álvaro Morata

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Sus vidas dieron un gran giro a finales de septiembre. Alice Campello y Álvaro Morata decían adiós a Madrid y se mudaban con sus mellizos, Alessandro y Leonardo, a Turín, donde el futbolista acababa de fichar en las filas de la Juventus. Regresaban así a Italia, donde comenzó su historia de amor hace casi cinco años, pero no solo se enfrentaban a un cambio de país, el 29 de septiembre, pocos días después de aterrizar, nacía su tercer hijo, Edoardo. El matrimonio vive su día a día entre los entrenamientos del futbolista, el trabajo de la empresaria italiana con su firma de cosmética y el cuidado de sus hijos, que son el centro de su universo. Con motivo del Día del Padre nos abren las puertas de su casa, una fecha muy especial, ya que es la primera vez que lo celebran siendo familia numerosa, y el mejor regalo para Álvaro, además del cariño de su mujer y sus hijos, es el reloj Bvlgari Aluminium. Con ellos, pasamos veinticuatro horas y conocemos mejor cómo es su vida en Italia y por qué son una de las parejas más admiradas.

Alice Campello y Álvaro Morata©Mattia Bettinelli
Alice Campello y Álvaro Morata©Mattia Bettinelli
El futbolista y su mujer, Alice Campello, con joyas y reloj de la firma, posan en su casa de Turín, a la que se mudaron a finales de año. Sobre estas líneas, la empresaria, con un look de Ermanno Scervino y, arriba, con un diseño de Elisabetta Franchi.

—¿Cómo empieza vuestro día?

—Alice Campello: Nos despertamos a las siete y media de la mañana y desayunamos juntos en la cama. Álvaro prepara el desayuno. Luego, llevamos a los niños juntos al colegio, que está cerca de donde entrena Álvaro. Yo vuelvo a casa y entreno, hago mis asuntos de trabajo con mi marca y, luego, voy a recoger a los niños con Álvaro, que termina justo cuando salen los niños.

—Álvaro Morata: Cuando terminamos, comemos (a las trece horas) y por la tarde salimos, jugamos con los niños o vemos películas, y, a partir de ahí, estamos todo el día juntos.

“Tiempo para el amor siempre hay en nuestra vida. Tengo la suerte de que mi mujer me gusta cada día más. Estamos muy bien”

—¿Cuál es vuestro juego favorito?

—A. C.: Jugamos a todas horas, la verdad, sobre todo a Álvaro le encanta hacer la cabaña con mantas. También, se visten todos de superhéroes: de Batman, de Superman, de Hulk…

—A. M.: A los mellizos les gusta mucho jugar a la policía, uno es policía y persigue al otro, que es el ladrón. La verdad es que yo no tengo todo el tiempo libre que me gustaría para disfrutar de la familia.

Alice Campello y Álvaro Morata©Mattia Bettinelli
El matrimonio, desayunando en la cama junto a los mellizos, Alessandro y Leonardo, y el pequeño Edoardo, de cinco meses. El futbolista con look de Brunello Cucinelli.

—¿Cuál es vuestra rutina al mediodía?

—A. C.: No tenemos una rutina establecida. Hay veces que comemos todos juntos, otras veces tenemos que trabajar y no podemos… Una cosa española que siempre tenemos en casa es el jamón, a mí me vuelve loca. Álvaro, a veces, hace tortilla española. Cuando estaba embarazada, siempre la comía y también las croquetas de jamón. De la comida italiana a los niños les vuelven locos la pasta y la pizza.

A. M.: Por la tarde, llegamos a la casa a las trece treinta, comemos y los pongo a dormir hasta las dieciséis treinta. Estamos todo el día jugando. Los llevamos al parque o aquí abajo al jardín y juegan con coches. Cada día es diferente, cada día inventamos algo diferente.

—¿Tenéis tiempo para el amor?

—A. M.: Tiempo para el amor siempre hay. Tengo la suerte de que mi mujer me gusta cada día más. Si fuera por mí, estaría todo el día pegado a ella… No hay problema, después de todo, ella lo hace también. Estamos muy bien, muy contentos en este sentido también. Tiempo para el amor siempre, aunque sean cinco minutos.

Alice Campello y Álvaro Morata©Mattia Bettinelli

—¿Qué es lo que os ha enamorado?

—A. C.: Lo cariñoso y atento que es y que somos muy cómplices, muy parecidos los dos. Y, sobre todo, que hemos crecido juntos. Nos conocimos cuando éramos dos niños, ¡ahora construimos una familia!

—A. M.: Siempre que tengo algún problema, ella es quien me hace la primera crítica, la primera que me ayuda. Donde llorar y donde reír.

“Con los niños jugamos a todas horas, sobre todo Álvaro, a quien le encanta hacerles cabañas con mantas. También, se visten todos de superhéroes”

—¿Cómo os encontráis después del citomegalovirus que habéis pasado? Os llevaríais un buen susto.

—A. C.: Álvaro ya se está recuperando poco a poco, todavía no del todo. Al principio, no sabíamos lo que era, pero, en cuanto nos hemos enterado, estamos más tranquilos. Es una cosa normal que pasa a muchísima gente, de hecho, yo lo pasé y mi hijo Alessandro también, que lo cogió en el colegio.

—A. M.: Ya me encuentro mucho mejor, es una cosa que no tiene gravedad ninguna, el problema es que, con las defensas bajas y jugando cada tres días y unos esfuerzos físicos tan altos, me encontraba mareado y tenía muy pocas fuerzas, pero es una cosa muy normal que casi todo el mundo pasa. Lo que pasa es que, al principio, no entendía qué me pasaba, era como si hubiera perdido todas mis fuerzas.

Alice Campello y Álvaro Morata©Mattia Bettinelli
“De Álvaro me enamora lo cariñoso y atento que es”, dice Alice, que, a la izquierda, posa con cinco anillos ‘B. Zero 1’, de Bvlgari.

REALIZACIÓN: Nanà Bottazzi

FOTOS: Mattia Bettinelli

JOYAS: Bulgari

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: Pablo Ardizzone

DECORACIÓN: Fabrizio Cocchi home