Anne Igartiburu y María del Monte

María del Monte y Anne Igartiburu se sinceran sobre sus vidas en 'Dos parejas y un destino'

La cantante y la presentadora han mostrado su faceta más personal en el estreno del formato de TVE

por Adrián López

Este miércoles 10 de febrero Televisión Española estrenaba Dos parejas y un destino, un nuevo programa al más puro estilo Mi casa es la tuya en el que sus protagonistas recorrerán España viajando por diferentes lugares y embarcándose en aventuras de todo tipo. Para esta primera entrega, Florentino Fernández y Gonzalo Miró y Anne Igartiburu y María del Monte, separados entre una ruta exclusiva y una experiencia mochilera, debían adivinar quién era su anfitrión (José Bono) mientras viajaban por Toledo y Albacete, dos de las cinco provincias de Castilla-La Mancha, tierra del invitado especial que organizaba todas sus paradas. Durante el camino, presentadora y cantante podían conocerse mejor, mostrar su lado más personal sincerándose la una con la otra y confesar algunos de sus mayores miedos. Para la artista subirse en globo aerostático suponía todo un reto en el que superarse así misma, mientras que para su compañera era un momento en el que revelar su mayor terror. "El no valerme por mí misma y que eso me haga no poder cuidar de los míos", expresaba.

VER GALERÍA

La historia de Anne Igartiburu y Pablo Heras-Casado: de enamorarse en una entrevista a formar una familia

"Siempre he sido una persona muy echada para adelante y me he valido por mí misma y fíjate, la tontería de no poder mover el pie... Es que quiero siempre tener fuerza para tirar hacia adelante", señalaba la presentadora a la cantante desde las alturas. Mientras se tomaban un descando a mitad del camino a las orillas del río Júcar para preparar un picnic, Anne hacía referencia al espacio que lleva presentando casi 25 años en la cadena pública, Corazón, sincerándose sobre el momento en el que fue retirado de parrilla para darle peso a la información sobre la Covid-19. "Lo echo mucho de menos", revelaba. Y además, hablando sobre lo que significan los lujos, añadía que para ella es algo tan simple como "hacer lo que quiera con y cuando quiera", algo con lo que la intérprete estaba muy de acuerdo.

VER GALERÍA

El cariñoso gesto de Anne Igartiburu con Pablo Heras-Casado tras su ruptura: 'Que no pare la música'

Durante su charla, Igartiburu y del Monte recordaban su paso por ¡Mira quién baila!, un formato que no solo las unió en un plató de televisión, sino donde pudieron conocerse un poco más personalmente. Ambas, presentadora y concursante, pasaban por un momento muy difícil allá por 2005, en la primera edición del concurso de baile. "Estoy acostumbrada a fingir que no tengo miedo a nada y a tragarme las penas. Yo lo que tengo que hacer por mi profesión es hacer que los demás olviden las suyas. Todavía no me he considerado como prioridad", expresaba la cantante, quien explicaba que en esa época murió su padre. "Y seguiste bailando", aplaudía su compañera de viaje, que desvelaba que cuando afrontó el reto de conducir el programa de La 1 se estaba separando de su primer marido, el bailarín Igor Yebra: "Yo bajaba las escaleras después de haber estado llorando y muy triste".

Además, la cantante recalcaba lo mal que lo ha pasado con la pérdida de su hermano durante la pandemia y explicaba que para ella ahora mismo lo más importante es su madre, que tiene 95 años, y la salud. "Me gusta que la gente que lo ha pasado mal, como es tu caso, haya dicho que no son los únicos que han pasado por algo así", comentaba Anne a lo que María respondía: "Perder a mi hermano ha sido el mayor palo que me he llevado en la vida". Además, la intérprete de Cántame revelaba que ha cambiado la imagen que tenía de Igartiburu: "Pensaba que era la chica perfecta, y no es que sea imperfecta, es una tía estupenda, normalísima, encantadora y un cielo de persona". 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie