Phil Collins y Orianne Bates

El músico está a punto de cumplir 70 años

La desagradable sorpresa que encontró Phil Collins en su casa después de desahuciar a su exmujer

Orianne Cevey se había instalado en la vivienda de Miami que compartió con el artista hace un año y pedía la mitad de su valor para marcharse

por M. J. Somoza

Está a punto de cumplir 70 años (el 30 de enero) y lo que podría ser una etapa tranquila en la que disfrutar de los recuerdos de una trayectoria que ha hecho historia en la música va camino de convertirse en una pesadilla. Cuando parecía que Phil Collins había dado un paso más para poner fin a sus problemas con su tercera exmujer, un nuevo descubrimiento oscurece la que parecía una nueva noticia. Después de varios meses de litigio, Collins logró que Orianne Cevey fuera desalojada de su casa de Miami, donde se había instalado con su nuevo marido y desde donde pedía la mitad de su valor de mercado, unos 33 millones de euros, para marcharse. La sorpresa del artista fue mayúscula cuando se dio cuenta de que Orianne se había llevado antes de irse parte de los recuerdos y premios de su carrera y los está vendiendo en el sitio de subastas Kodner.

Lily Collins perdona a su padre, Phil Collins, por no haber sido como ella esperaba

Phil Collins reaparece visiblemente desmejorado

VER GALERÍA

Por ejemplo, el disco de oro que obtuvo Collins  por The Principle of Moments de Robert Plant (lo publicó con su sello Es Paranza) tiene un precio de salida de 100 dólares (unos 83 euros), y un lote en el que se incluyen otros premios está en el mismo precio. Cevey está vendiendo además joyas, prendas de Chanel, relojes Rolex y zapatos. Un representante de la exmujer de Phil Collins comenta a Page Six que: "Se deshará de parte de su ropa y joyas que ya no usa. Después de todo, tiene 5.000 pares de zapatos". La casa de subastas informa de que parte de las ganancias obtenidas con esta venta, prevista para principios de febrero, se destinarán a la Fundación Never Give Up, que ayuda a las víctimas de lesiones medulares.

VER GALERÍA

Una agitada vida sentimental

La vida sentimental de Phil Collins ha sido sin duda agitada. Se ha casado en cuatro ocasiones (dos veces con la misma mujer), uniones que finalizaron con millonarios acuerdos de divorcio. Primero se separó de Andrea Bertorelli, junto a la que estuvo de 1975 a 1980 y es madre de sus hijos Joely, que es adoptada, y Simon; a su segunda esposa, la estadounidense Jill Tavelman, con quien estuvo de 1984 a 1996 y que es madre de la actriz Lilly Collins, le habría pagado en 1996 unos 19 millones de euros; y a la diseñadora de joyas suiza Orianne Cevey, con quien estuvo de 1999 a 2006 y tiene dos hijos, Nicholas y Matthew, le pagó más de 32 millones de euros.

Collins y Cevey se dieron una segunda oportunidad en 2016 que terminó a principios de 2020. Ella se casó entonces con Thomas Bates con el que se instaló en la casa que compartió con Collins y de la que acaba de ser desahuciada -parece que el artista pondrá esta residencia a la venta-. Vertió además todo tipo de descalificaciones contra el músico asegurando que era adicto a los antidepresivos y que abusaba de ella "emocional y verbalmente", además de que había dejado "de ducharse y cepillarse los dientes”. A través de sus abogados, Collins definió estas afirmaciones como “escandalosas, difamatorias, poco éticas y, en su mayor parte, falsas o extremadamente exageradas”.

Contando su trabajo con la mítica banda Genesis, sus colaboraciones con otros artistas y su carrera en solitario, Collins ha vendido más de 100 millones de álbumes en todo el mundo, un hito que solo han emulado en el panorama pop el ya desaparecido Michael Jackson y el ex Beatle Paul McCartney.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie