Aaron Guerrero

Aarón Guerrero recuerda cómo era Álex Lequio, el hijo de su amiga Ana Obregón

'Era supereducado, superdivertido, trabajador...Es que lo tenía todo para triunfar', dice sobre el hijo de la actriz, del que guarda un fantástico recuerdo

por hola.com

¿Quién no recuerda con nostalgia al travieso y divertido Chechu de Médico de familia?  Ha pasado el tiempo y ahora Aarón Guerrero tiene 33 años, está felizmente unido a la diseñadora Salomé Gadea, con quién planea casarse, y es padre de un niño, Beltrán, de dos años. Con apenas siete años comenzó su carrera como actor en la serie Canguros, un éxito al que le siguió Médico de familia, la serie que le lanzó al estrellato y con el tiempo vino su participación en Ana y los siete junto a Ana Obregón. A ella le une una buena amistad. Aarón Guerrero ha hablado de lo mucho que lamentó la pérdida del hijo de su buena amiga, Álex Lequio, que falleció el pasado mes de mayo después de dos años luchando contra el cáncer.

VER GALERÍA

"Recientemente no he hablado con Ana, tampoco le apetece mucho ahora relacionarse con mucha gente, está muy metida en su núcleo familiar y en su burbuja, es totalmente comprensible porque lo que ha pasado nadie se lo esperaba, porque parecía que Álex se estaba recuperando y de repente este varapalo. Ya es duro que una persona de 27 años se vaya, pero si encima es el hijo de una amiga pues me duele cien mil veces más", lamenta el que fuera su compañero en Ana y los siete.

-

-El gran cambio de Aaron Guerrero, el recordado Chechu de 'Médico de familia'

Además, Guerrero tuvo la suerte de conocer a Áles Lequio y de él guarda un fantástico recuerdo: "La verdad es que era supereducado, superdivertido, trabajador, es que lo tenía todo para triunfar, y bueno, pues qué le vamos a hacer...Pasan estas cosas, que nadie se merece y que no tendrían que pasar, pero es así".

VER GALERÍA

Después del éxito logrado en televisión, Aarón Guerrero dejó aparcada su carrera en la interpretación para emprender un nuevo rumbo como empresario. Tiene en marcha varios proyectos de restauración, entre ellos el restaurante La Malaje o La tía Feli, y acaba de poner en marcha nuevos negocios de hostelería. Pese a la difícil situación que vivimos en España y en el resto del mundo por la pandemia, continúa con el proyecto que tenía en mente: "El tema es que teníamos ya pensado abrir estos locales. Lo teníamos ya cerrado y no hemos querido parar, algún día esto tiene que terminar, ahora toca apretarse, luchar, pelear más que nunca, pero terminará pronto, seguro. Vienen unos meses muy complicados, pero hay que intentar aguantar y en unos meses todo volverá a la normalidad". Afortunadamente, "yo y mi familia estamos bien y eso es lo importante. El resto, pues peleando un poquito, ahora más que nunca".

-Alessandro Lequio recuerda ‘uno de los mejores viajes de su vida’ junto a su hijo Álex

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie