Kiko Rivera

Kiko Rivera habla como nunca de la complicada relación que mantiene con su madre: 'No tiene perdón'

Asegura que está muy afectado por todo lo que está sucediendo y que no es 'un mantenido'

por hola.com

Diez días después de que Kiko Rivera acudiera a Sálvame Deluxe para hablar de su relación con Irene Rosales, el DJ se ha mostrado como nunca le habíamos visto antes para explicar que su tristeza no tiene nada que ver con el dinero, tal y como algunas personas han insinuado. El hijo mayor de Isabel Pantoja siempre ha estado al lado de su madre en los peores momentos de la cantante, y también en los roces que ha tenido con su hermana Isa, por eso, ha llamado la atención que en esta ocasión haya sacado a relucir los problemas que asegura tener con la intérprete de Marinero de luces. En una llamada al programa diario de Mediaset, ha hablado abiertamente de los motivos de su enfado y también de por qué está pasando un mal momento.

Isabel Pantoja muestra su imagen más sexy en la portada de su nuevo disco

VER GALERÍA

Isabel Pantoja, a su hijo tras conocer el bache que atraviesa: 'Jamás en tu vida vas a estar en el suelo'

En los platós de televisión se había especulado que los problemas económicos estarían detrás de este distanciamiento entre madre e hijo, algo que Kiko ha negado. Ha asegurado que "son cosas muy personales" y prefiere no "hacer más hincapié en esto". "Porque no trabaje en un banco no significa que no trabaje, si no no hubiera podido pagar mi deuda", ha dicho. "Yo no soy ningún mantenido pero si algún día me tengo que poner a fregar suelos o hacer lo que haga falta por mi familia lo haré", ha decretado con determinación, insistiendo en que su "tristeza interior" viene por otra causa. "Es porque la persona a la que más amo del mundo, y he amado, que es mi madre, no sabe diferenciar entre Isabel Pantoja y madre, así que ya lo sabéis, esas son mis palabras".

VER GALERÍA

Irene Rosales le da un ultimátum a Kiko Rivera

En particular, ha contado una de las situaciones que ocurrieron y que ahora ha abierto una brecha entre ellos: lo ocurrido con su piso de Madrid, ya que según Kiko la cantante le paga una cantidad "a modo del alquiler". "En vez de venderlo te lo alquilo yo", le dijo la intérprete de Hoy quiero confesarme a su hijo cuando este quiso liquidarlo para quitarse un gasto de encima y, ahora, según el DJ, ha dicho que "le está pagando la letra" como si él no pudiera hacerse cargo. "Yo necesito a mi madre y mi madre no está, porque Isabel Pantoja siempre es más", ha admitido. 

Isabel Pantoja da la 'alternativa coplera' a una de las aspirantes de 'Idol Kids'

"Yo no quise que saliera esto, yo fui a un Sálvame Deluxe a hablar de un tema mío y mi mujer", ha explicado el DJ y, aunque admite que el centrarse en su tristeza pudo haber sido egoísta, ha insistido en que su madre aún no se ha acercado a verle aunque viven a una hora y media de distancia. Kiko no ha tenido ningún pudor a la hora de dirigirse directamente a Isabel Pantoja y exigirle una explicación. "Que se espabile un poco y si me tiene que decir algo que venga y me lo diga aquí o lo diga públicamente porque lo que está haciendo no tiene perdón de Dios", ha dicho, muy enfadado. "Qué está pasando, qué es este ataque, ¿qué te he hecho?", ha insistido. 

Sin embargo, Kiko ha dicho, antes de poner fin a la llamada, que se van a seguir queriendo pase lo que pase porque su madre es lo que él más aprecia en su vida. Ha insistido en que no merece lo que está ocurriendo porque "se están diciendo cosas que no son verdad" y ahora mismo no le apetece hablar con la cantante, pero sabe que llegará el momento en que lo haga.

VER GALERÍA

La reacción de Anabel Pantoja

Tras su intervención, su propia prima ha respondido a las declaraciones en una conexión en directo desde Canarias, donde se está recuperando de la rotura de peroné. Anabel Pantoja se ha mostrado sorprendida por las declaraciones de Kiko Rivera y ha deseado que madre e hijo se pudieran poner de acuerdo y hablar en persona, solucionarlo pero "en privado" en vez de vertir estas acusaciones en televisión. "La llamada de mi primo es sagrada para mí y su salud para mí es lo primero", ha insistido, aunque ha admitido que algunas de las cosas que ha dicho le han dolido gravemente. "Yo puedo aconsejar, yo puedo llamar a mi tía, puedo llamar a mi primo", ha contado, "pero al final quiénes lo tienen que solucionar son ellos dos". 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie